Recientemente se ha presentado la nueva edición del Horizon Report en el que participa Daniel Burgos, vicerrector de UNIR-Universidad Internacional de la Rioja, experto español que junto con otros 77 de múltiples países analizan el futuro de las tendencias, los retos los desarrollos tecnológicos en el ámbito educativo.

Es un informe que tiene el máximo interés y que recibe la atención de entidades educativas y policymakers de todo el mundo. Se descargan millones de copias del mismo cada año. Está accesible online en inglés en este enlace, y pronto la versión española que preparará, como otros años, la Universidad Internacional de la Rioja (UNIR). La versión de 2016 ya la recogí en el blog en esta entrada.

Todo el informe se resume en tres gráficos que me he apresurado a traducir para vosotros, tanto los que estáis en primera línea, a pie de aula, como aquellos otros que queréis saber cómo va cambiando el panorama educativo, incluso para que seáis agentes de cambio animando a los profesores de vuestros hijos que quizá les cuesta más estar al tanto de la educación que nos viene. ¡Qué decir de los profesores universitarios que solemos estar tan centrados en lo nuestro que nos cuesta alzar la mirada en derredor para ver que nuestra tarea docente debe cambiar!


Para finalizar me limitaré a señalar algunos aspectos destacados de la edición de este año que traduzco del sumario ejecutivo.

1. El avance de los enfoques de aprendizaje progresivo requiere una transformación cultural. Las instituciones deben estructurarse de manera que promuevan el intercambio de ideas frescas, identifiquen modelos exitosos dentro y fuera del campus, y premien la innovación didáctica - con el éxito estudiantil en el centro.

2. Se necesitan habilidades del mundo real para reforzar la empleabilidad y el desarrollo en el lugar de trabajo. Los estudiantes esperan graduarse y obtener un empleo remunerado. Las instituciones tienen la responsabilidad de ofrecer experiencias de aprendizaje más profundas y activas, y capacitación basada en habilidades que integren la tecnología de manera significativa.

3. La colaboración es clave para escalar soluciones eficaces. Comunidades de práctica, grupos de liderazgo multidisciplinares y redes sociales abiertas pueden ayudar a difundir enfoques basados en evidencias. Las instituciones y los educadores pueden progresar más aprendiendo unos de otros.

4. A pesar de la proliferación de la tecnología y los materiales de aprendizaje en línea, el acceso sigue siendo desigual. Persisten las lagunas en todo el mundo que están obstaculizando la terminación de los estudios universitarios de grupos de estudiantes por razones de estatus socioeconómico, raza, etnia y género. Además, el acceso suficiente a Internet sigue siendo desigual.

5. Se necesitan procesos para evaluar habilidades matizadas a nivel personal. Las tecnologías adaptativas y un enfoque centrado en la medición del aprendizaje, están impulsando la toma de decisiones institucionales mientras se personalizan las experiencias de aprendizaje de los estudiantes. Los líderes deben ahora considerar cómo evaluar la adquisición de habilidades vocacionales, competencias, creatividad y pensamiento crítico.

6. Fluidez en el ámbito digital es algo más que entender cómo usar la tecnología. La formación debe ir más allá de adquirir habilidades tecnológicas aisladas, para generar una comprensión profunda de los entornos digitales, permitiendo la adaptación intuitiva a nuevos contextos y la co-creación de contenidos con otros.

7. El aprendizaje en línea, móvil y combinado son conclusiones inevitables. Si las instituciones no tienen ya estrategias sólidas para integrar estos enfoques ahora omnipresentes, entonces simplemente no sobrevivirán. Un paso importante es el seguimiento sobre cómo estos modelos están enriqueciendo activamente los resultados del aprendizaje.

8. Los ecosistemas de aprendizaje deben ser lo suficientemente ágiles como para apoyar las prácticas del futuro. En el uso de herramientas y plataformas como LMS, los educadores tienen el deseo de desentrañar todos los componentes de una experiencia de aprendizaje para remezclar contenido abierto y aplicaciones educativas de manera única y atractiva.

9. La educación superior es una incubadora para desarrollar computadoras más intuitivas. A medida que la inteligencia artificial y las interfaces de usuario naturales tienden a generalizarse, las universidades están diseñando algoritmos de aprendizaje automático y dispositivos hápticos que responden de manera más auténtica a la interacción humana.

10. El aprendizaje permanente es el alma de la educación superior. Las instituciones deben priorizar y reconocer el aprendizaje continuo, tanto formal como informal, tanto para sus profesores como su para su personal y estudiantes.
____________________________

Algunas de estas conclusiones le pueden parecer ciencia ficción a algunos, si ese es el caso os invito a leer este articulo publicado en la revista Nature sobre el uso del ADN como almacén de información. Precisamente es la que inspira la imagen que encabeza este post. Como diría mi abuelo: ¡quién sabe qué cosas veremos!




El jueves día 9 acabamos las sesiones de trabajo del primer Experto Universitario sobre Flipped Learning, desarrollado con metodología Flipped y en un entorno 3D. Esto, que se dice en dos líneas, supone una innovación en sí misma y no precisamente menor. Hasta donde sé, es la primera experiencia de este tipo en nuestro país.

El Experto ha sido desarrollado y coordinado admirablemente por Déborah Martín. Hemos contado además con la colaboración de Antonio Calvillo en la coordinación de la sección de experiencias, en la que han participado un número importante de profesores que han venido a comunicar sus experiencias, en el uso de esta metodología, a nuestros alumnos (profesores también). A todos ellos mi reconocimiento y admiración.

Iñaki Fernández, @eneko_fc;  Miguel Angel Miguel, @el_de_gafas; Manel Trenchs i Mola, @maneltrenchs; Fernando Villar, @fdito_gomaz; Antonio Calvillo, @caotico27; Manuel Jesús Fernández, @manueljesusF.

El mismo jueves celebramos una fiesta de despedida de esta primera promoción en nuestro campus virtual 3D, con un jardín adornado para la ocasión, con sorpresas, photocall, bailes, despedidas, música y 'canapés virtuales'. Puedes echar un vistazo a esta etiqueta de Twitter para ver las reacciones de los participantes y el ambiente que se respiraba.

A lo largo del Experto hemos tenido dos mesas redondas en las que los profesores invitados han compartido sus conocimientos a través de la emisión en streaming de las mismas tanto por YouTube como vía Adobe Connect. Aquí incluyo los vídeos de ambas, por si te apetece verlos en algún momento.

La primera se tituló: "Flipped Learning: la visión de los expertos desde el aula". La segunda: "Flipped Learning: retos pedagógicos y tecnológicos".

Ciertamente anima mucho ver tanto talento reunido y tantos profesores que ya están haciendo realidad esa escuela y ese aprendizaje que todos queremos. ¡Este sí que sería un gran pacto educativo: el de la innovación y mejora de lo que ocurre en nuestras aulas!

Esta es la primera mesa redonda.



Esta es la segunda, celebrada el pasado miércoles 8 de Marzo.



Esta es la relación de participantes en las mismas. También a ellos muchas gracias por compartir sus ideas con los centenares de seguidores que tuvimos en directo, y los que podrán ver estas grabaciones. Participaron en la primera mesa los siguientes profesores:
  • Juan Pablo Mora- Profesor Titular de la Universidad de Sevilla área Lingüística, @jpmoragu 
  • Lida González- Profesora de Primaria, @lidiagongal 
  • Déborah Martín- Profesora de UNIR- 1º Experiencia flipped online en entorno 3D, @Pedagogiaparael  
  • Jose Antonio Lucero- Profesor de Secundaria área Historia y Ciencias Sociales, @cunahalicarnaso
  • Juan Pablo Sánchez- Profesor de Secundaria área Matemáticas, @juanpablodelmo
  • Antonio Calvillo- Profesor de Secundaria área de música, @caotico27
La segunda mesa redonda estuvo compuesta por los profesores:
  • Carmen Romero- Profesora en el Máster en formación del profesorado de Secundaria
  • Manoli Fernández- Profesora de Secundaria área de Lengua, @manoliFM
  • Alicia Rubio- Profesora de Primaria y Secundaria área lengua, sociales y valores, @aliciarubioed
  • Manuel Jesús Fernández- Profesor de Secundaria área de Historia, @manueljesusF
  • Déborah Martín- Profesora de UNIR- 1º Experiencia flipped online en entorno 3D, @Pedagogiaparael
  • Javier Tourón- Vicerrector de Innovación y Desarrollo educativo en UNIR, @jtoufi
Suelo decir que los profesores aprendemos siempre, los alumnos depende. En este caso todos hemos aprendido de todos, en un proceso de interacción permanente y mucho trabajo anterior y posterior a las sesiones de trabajo presenciales virtuales en nuestro mundo 3D.

Coincide, además, la finalización de esta primera promoción con la publicación, en los próximos días, de un libro digital (también saldrá en papel) sobre esta temática, del que ya me hice eco en un entrada anterior al hilo del prólogo que escribí para el mismo. Todo un honor.

El libro está coordinado por Antonio Calvillo y Déborah Martín, que se han puesto al frente de un extenso grupo de grandes profesores que relatan con amenidad los más diversos aspectos de la metodología y herramientas digitales que utilizan en sus clases. Un libro que hace amplio uso de la gramática hipertextual, con multitud de enlaces, códigos QR, etc., y que cuenta con ciento veintinueve notas que te dirigen a material adicional. Por eso suelo decir que los libros digitales, cuando hace uso de los hiperenlaces, se convierten en uno y mil libros que te abren a muchos mundos, los que tú quieras recorrer.

Ya ofrecí la portada del libro en la entrada referida antes. La vuelvo a incluir aquí, pero añado el índice. Tanto si eres novato (como dice el subtítulo), como si no, te recomiendo su lectura, porque este enfoque facilita el desarrollo del talento y el tratamiento personalizado en las aulas, la razón principal por la que me he implicado tanto con la tecnología digital (y la no digital) en los últimos años.

ÍNDICE
Prólogo, de Javier Tourón
Introducción
PRIMERA PARTE. TODO SOBRE EL FLIPPED LEARNING
(Antonio J. Calvillo y Déborah Martín R.)
Capítulo 1. ¿Qué es el Flipped Learning?
Capítulo 2. ¿Modelo pedagógico, método o técnica?
Capítulo 3. Flipped Learning vs Flipped Classroom
Capítulo 4. Antecedentes del Flipped Learning
Capítulo 5. Beneficios del Flipped Learning. Datos e investigaciones
Capítulo 6. Plan didáctico global
Capítulo 7. ¿Qué implica dar el primer paso?
SEGUNDA PARTE. CREACIÓN Y/O CURACIÓN DE CONTENIDOS
Introducción
Capítulo 1. Curación de contenidos (Domingo Chica)
Capítulo 2. Edición de vídeo (Lucía Álvarez)
Capítulo 3. Edpuzzle: mucho más que vídeos (Manoli Fernández)
Capítulo 4. Apps para la creación de contenido (Rosa Liarte)
TERCERA PARTE. EL TIEMPO DE CLASE Y LAS METODOLOGÍAS ACTIVAS
Introducción
Capítulo 1. Explicando y razonando se aprende más y mejor (Manuel Jesús Fernández)
Capítulo 2. Aprendizaje Basado en Proyectos y Flipped Learning: una pareja bien avenida (Fernando Trujillo)
Capítulo 3. Flipped Learning y aprendizaje cooperativo. Un camino cooperativo para la inversión en/de tus clases (José Luis Redondo)
Capítulo 4. La gamificación (Javier Espinosa)
Capítulo 5. Los docentes como coaches en el aula (Andrea Giráldez)
Capítulo 6. APPS para el tiempo de clase (Rosa Liarte)
Capítulo 7. Integrando lo anterior: Mendel, Herencia… ¿Cómo aprender genética? (Iñaki Fernández)”
CUARTA PARTE. LA EVALUACIÓN
Capítulo 1. Claves para dar la vuelta a la evaluación en el proceso de enseñanza-aprendizaje (Víctor Martín Navarro)
Capítulo 2. Rúbricas de evaluación (José María Ruiz Palomo)
Capítulo 3. Insignias digitales como sistema de acreditación y evaluación de aprendizaje (José Palazón-Herrera)
Capítulo 4. Portfolio como herramienta educativa (Juan Pablo Sánchez)
Capítulo 5. Uso de formularios para la evaluación de los aprendizajes (Nacho Gallardo)
Capítulo 6. APPS para la observación y la evaluación (Rosa Liarte)
Capítulo 7. El arte de experimentar la docencia con Apps que ofrecen feedback (Manel Trench)
QUINTA PARTE. CREAMOS COMUNIDAD
Introducción
Capítulo 1. Aulas virtuales: Moodle, Schoology, Edmodo (Zoraida Pérez)
Capítulo 2. Tejiendo redes profesionales (Antonio J. Calvillo)
Capítulo 3. Experiencias innovadoras en metodologías Flipped Learning: todas las que están pero no todas las que son (Esther Carrizosa)
Capítulo 4. The Flipped Learning Map (Antonio J. Calvillo)
A modo de conclusión
Referencias bibliográficas
_______________________________
Solo me quedan dos cosas. La primera justificar el título de la entrada: ¿por qué del Flipped al Learning?, pues porque Flipped es lo adjetivo, un 'paraguas', un metaenfoque que modificando la estructura del proceso de enseñanza-aprendizaje, lo convierte en un proceso de aprendizaje -lo sustantivo-, protagonizado tanto por el alumno como por el profesor, de modos diversos, pero complementarios y, sobre todo porque la filosofía Flipped se plasma, se escenifica, en un conjunto de metodologías activas muy diversas que conducen a un aprendizaje mejor. No es el Flipped Learning, como señalaba Jon Bergmann en una reciente reunión de la Flipped Global Initiative, otra táctica docente más, sino una meta-estrategia que soporta, o facilita, el desarrollo de muchas otras metodologías: PBL, CL, ML, etc. Por eso se está hablando ya de Flipped 3.0... Estas ideas habrá que desarrollarlas.

La segunda, es dar las gracias a todos los que os habéis implicado en esta navegación. Quedan muchas millas por recorrer, pero no es poco lo navegado ya. A todos, ¡buena proa y vientos portantes!



Termino con esta entrada el breve desarrollo de las diez estrategias efectivas en el aprendizaje que he ido desglosando desde el infográfico de esta entrada anterior. Hoy tratamos las tres últimas.

Estrategia 8.  Facilita que los alumnos trabajen juntos de manera productiva

El trabajo en grupo no es nuevo, y se puede ver en cada aula. Sin embargo, el trabajo en grupo productivo es raro. Al trabajar en grupos, los estudiantes tienden a confiar en la persona que parece más dispuesta y capaz respecto a la tarea a realizar. Los psicólogos llaman a este fenómeno "holgazanería" social. Para aumentar la productividad de tus grupos debes ser selectivo sobre las tareas que les asignas, y el rol individual que desempeña cada miembro del mismo. Sólo debes pedir a los grupos que realicen tareas que todos los miembros del mismo puedan realizar con éxito. También debes asegurarte de que cada miembro del grupo sea personalmente responsable de un paso en la tarea a realizar.

Hace un tiempo escribí algo sobre el aprendizaje cooperativo y los más capaces, al hilo de un position paper de la NAGC (puedes leerlo aquí). Este es un tema interesante que requiere preparación y prudencia. No soy muy partidario del trabajo en grupo por sistema, como moda o estrategia ajena a la tarea, y pienso que solo se justifica en la medida que el resultado sea distinto de la suma de las partes (debería ser la intersección de las fortalezas de cada uno), por lo que la naturaleza de la tarea y las fortalezas de cada alumno para llevar a cabo la parte que le corresponda es esencial. De lo contrario muchos se aprovecharán del trabajo de otros, y algunos perderán la oportunidad de ser adecuadamente estimulados.

Estrategia 9. Enseñar estrategias no solo contenido
Anteriormente, destaqué la importancia del mostrar y decir [estrategia 2]. Puedes aumentar la eficacia de tus alumnos en cualquier materia enseñándoles explícitamente cómo usar las estrategias pertinentes. Cuando enseñes a los niños a leer, necesitas enseñarles cómo enfrentarse a palabras desconocidas, así como estrategias que profundizarán su comprensión. Al enseñarles matemáticas, necesitas enseñarles estrategias de resolución de problemas. Desde las actividades asignadas y el estudio hasta la caracterización, hay estrategias que sustentan la ejecución efectiva de muchas tareas que pides a los estudiantes que realicen en la escuela. Y, al igual que con el contenido, es necesario informar a los estudiantes sobre estas estrategias, mostrarles cómo usarlas y darles práctica guiada antes de pedirles que las utilicen de forma independiente.

Este es un punto importante que deja atrás aquellos años en los que se pretendía enseñar estrategias, de estudio por ejemplo, desvinculadas de las materias específicas sobre las que habrían de aplicarse, basándose en la creencia de que los alumnos transferirían ese conocimiento y lo sabrían aplicar en cada situación específica. Esto pronto se comprobó que era poco o nada eficaz y se comenzó a enseñar las estrategias ligadas al contexto y materia de aprendizaje. Puedes echar un vistazo al principio cuatro del documento de la APA que tratamos en otra ocasión.

Estrategia 10. Fomenta la Meta-Cognition

Muchos maestros creen que están animando a los estudiantes a usar la meta-cognición cuando les piden que usen estrategias, como hacer conexiones al leer o auto-verbalizar al resolver problemas. No me malinterpretéis, como dije en el punto anterior, animar a los estudiantes a adoptar estrategias es importante, pero no es meta-cognición. La meta-cognición implica pensar acerca de tus opciones, tus elecciones y tus resultados - y tiene un efecto aún mayor en los resultados de los estudiantes que las estrategias de enseñanza. Al usar la meta-cognición tus estudiantes pueden pensar en qué estrategias podrían utilizar antes de elegir una, y pueden pensar en la eficacia de su elección (después de reflexionar sobre su éxito o la falta de él) antes de continuar con  la misma o cambiar la estrategia elegida.

Puede resultar de interés echar un vistazo al principio 7 del documento mencionado más arriba.

Es mucha la investigación que se realiza sobre el sistema educativo y sobre la eficacia de múltiples factores que afectan al aprendizaje y al desarrollo de los alumnos. Estos conocimientos, lo diré una vez más, basados en evidencias, deberían ser de ordinario conocimiento para los profesores bien formados. En entradas posteriores seguiré ofreciendo algunos resultados de lo que "funciona" y "no funciona" en educación, particularmente en el aprendizaje.


Siguiendo con el tema de las dos últimas entradas vamos a ampliar las siguientes estrategias, con el mismo criterio anterior. Pondré en cursiva el texto original traducido y en tipografía normal mis anotaciones y comentarios.

Estrategia 5. Proporciona muchas oportunidades para practicar

Como dice el refrán, la práctica hace la perfección. La práctica ayuda a los estudiantes a retener el conocimiento y las habilidades que han aprendido, mientras que también les permite otra oportunidad para comprobar su comprensión. Si deseas aprovechar el potente poder de la práctica, debes asegurarte de que tus estudiantes están practicando las cosas correctas. Tus estudiantes deben estar practicando lo que aprendieron durante tu "mostrar y decir" [estrategia 2], lo que a su vez debe reflejar la meta de la lección. La práctica no es trabajo ocupacional con poco sentido. Tampoco implica la asignación de tareas independientes que no se han modelado y enseñado previamente. Finalmente, la investigación muestra que los estudiantes hacen mejor su trabajo cuando su maestro les hace practicar las mismas cosas en un período de tiempo espaciado.

Pues poco que añadir. Decía Aristóteles que "para saber lo que queremos hacer, debemos hacer lo que queremos saber". Esto no está muy lejos, excepto en el tiempo claro, del "learning by doing". Me viene a la cabeza ahora aquel mito por el que algunas personas, demasiadas, creen que el talento o la alta capacidad son una cuestión de ser o no ser, olvidándose por completo de lo que nos enseñan las neurociencias y la psicología del desarrollo. Incluso los más capaces necesitan mucha práctica deliberada, resistencia a la frustración, motivación y coraje o determinación para desarrollar sus propias potencialidades. Son todos esos constructos que llamamos soft skills o variables psicosociales, que juegan un gran papel en nuestro desarrollo. No se debe olvidar, sin embargo, que la práctica no es "más de lo mismo", ni "terapia ocupacional", sino tareas con sentido y nivel de complejidad adecuado para llegar a dominar lo que queremos "saber y saber hacer".


Estrategia 6. Proporciona a tus estudiantes retroalimentación (feedback)

El feedback es el desayuno de los campeones, y es el desayuno servido por los profesores extraordinarios alrededor del mundo. En pocas palabras, dar retroalimentación implica hacer que tus estudiantes sepan cómo han desempeñado una tarea en particular, junto con las maneras o modos con los que pueden mejorar. A diferencia de la alabanza, que se centra en el estudiante en lugar de en la tarea, la retroalimentación proporciona a tus estudiantes una comprensión tangible de lo que hicieron bien, de dónde están y de cómo pueden mejorar. En la visión de John Hattie, cualquier maestro que quiera seriamente aumentar los resultados de sus alumnos debería empezar dándoles dosis y dosis de feedback.

Pues te recomiendo, además, revisar el documento de cuya edición española soy responsable, sobre los 20 principios de la Psicología... editado por la APA. Sin ir más lejos el primero de los 20 puntos.

Si quieres ahondar en la importancia del feedback puedes revisar alguna de las entradas del blog donde trato este tema, como esta o esta o esta otra. Se menciona a Hattie, autor del metaanálisis más importante publicado hasta la fecha (hablaremos de esto otro día), en el que se pone de relieve que el feedback tiene una magnitud del efecto sobre el aprendizaje en torno a 0.74, lo que significa que la media de los grupos que reciben feedback está 0.74 unidades de desviación típica por encima de la media de los grupos de control. Dicho de una manera sencilla, el 50% de los alumnos que reciben feedback son superiores en su rendimiento al 77% de los que no lo reciben, lo cual no es un resultado menor precisamente.

Estrategia 7. Se flexible respecto al tiempo de aprendizaje de cada alumno

La idea de dar el tiempo suficiente a cada estudiante para que pueda aprender no es tan revolucionario como suena. Apoya la forma en que enseñamos artes marciales, natación y baile. También es la premisa central detrás del aprendizaje para el dominio o mastery learning, una técnica que tiene el mismo efecto en los resultados de los estudiantes como el estatus socioeconómico y otros aspectos de la vida en el hogar. Cuando adoptas como estrategia el aprendizaje para el dominio, diferencias de una manera diferente. Mantienes tus objetivos de aprendizaje iguales, pero varías el tiempo que das a cada estudiante para que tenga éxito. Dentro de las limitaciones de un currículo tan extenso, esto puede ser más fácil decirlo que hacerlo. Sin embargo, todos podemos hacerlo hasta cierto punto.

El enfoque del mastery learning diseñado por Bloom y sus colaboradores merecerá varias entradas en cuanto sea posible. Baste ahora señalar esta cita: "La teoría del mastery learning  se basa en la creencia de que todos los estudiantes pueden aprender cuando se les provee de las condiciones que son apropiadas para su aprendizaje. Las estrategias instructivas asociadas con el mastery learning están diseñadas para trasladar esta creencia a la práctica en las escuelas modernas (Guskey, 1987)". Si es así, cómo no se ha aplicado más. A mi juicio por falta de recursos, en este caso tecnológicos. La buena noticia es que ahora los tenemos.

Te recomiendo que leas, si te parece oportuno, esta entrada en este mismo blog. En particular te sugiero que estudies el vídeo que incluye. Es una lección extraordinaria sobre esta concepción del aprendizaje de Salman Khan, el fundador de Khan Academy.

Tampoco te arrepentirás de estudiar el artículo de Eduardo López que incluí esa misma entrada. Probablemente la referencia mejor que puedes encontrar en castellano sobre el tema: ¡y basada en evidencias!



En la entrada anterior presentaba 10 estrategias que la investigación ha revelado que son eficaces en la tarea del profesor. Ahora vamos a desgranar, brevemente, las estrategias mencionadas. Me baso en el trabajo de Shaun Killian quien amablemente me ha autorizado a traducir su texto para compartirlo con vosotros. Para distinguir sus aportaciones de las mías, cuando las haya, pondré la traducción adaptada de su texto en cursiva. Los números en paréntesis, cuando los haya, señalan la magnitud del efecto de la estrategia según los estudios realizados. Puede encontrarse información sobre el tamaño o magnitud del efecto y su significación educativa aquí.

Estrategia 1. Establecer objetivos claros (0.75)
Es crucial que el profesor sea claro sobre lo que quiere que sus estudiantes aprendan durante cada lección. El efecto que dicha claridad tiene sobre los resultados de los estudiantes es un 32% mayor que el efecto de mantener altas expectativas para cada estudiante (y mantener altas expectativas tiene un efecto considerable, 0.43). Si no puedes expresar rápida y fácilmente lo que quieres que tus alumnos sepan y puedan hacer al final de una lección dada, el objetivo de tu lección no estará claro. Los objetivos claros para cada lección te ayudan (y a tus estudiantes) a enfocar cada aspecto de la misma en lo que más importa.

El otro día indicaba, recordando a mi gran amigo David Isaacs, que "un objetivo es la expresión de un resultado deseado, previsto y, al menos en parte, alcanzable. La taxonomía de Bloom y sus múltiples desarrollos son un elemento muy interesante para ayudarte a formular objetivos claros, precisos y de valor educativo. Son la clave del proceso de aprendizaje, son "la función u operación cognitiva que el alumno deberá realizar con el contenido", como me gusta definirlos. Si la función u operación cognitiva es de bajo nivel, el aprendizaje también lo será. Por eso hay que formular objetivos con distinto nivel de reto (cognitivo) para alumnos de más capacidad, y otros de menor exigencia para alumnos de capacidad más modesta. No todos podrán llegar a los mismos niveles, no nos engañemos, pero reducir el nivel de reto y exigencia hasta alcanzar al alumno medio (que no existe), es una mala práctica que hace poco eficaz tu trabajo y perjudica gravemente a tus alumnos más brillantes. Por eso ¡qué importante es la evaluación!


Estrategia 2. Dí a tus estudiantes qué es lo que necesitan saber y muestrales qué deben ser capaces de hacer (need to know & be able to do)

Normalmente debes comenzar tus clases con mostrando y diciendo. En pocas palabras, decir implica compartir información o conocimiento con tus estudiantes, mientras que mostrar implica modelar cómo hacer algo. Una vez que tengas claro lo que quieres que tus estudiantes sepan y sean capaces de hacer al final de la lección, debes decirles lo que necesitan saber y mostrarles cómo realizar las tareas que deseas que puedan hacer. No quieres pasar toda tu lección con los niños escuchándote, así que concentra tu actividad y cuéntales lo que más importa. Para hacer esto, echa otra mirada al objetivo que has planificado para la lección.

Estrategia 3. Utiliza preguntas para comprobar que tus alumnos han aprendido

La investigación sugiere sugiere que los maestros típicamente pasan una gran cantidad de su tiempo de enseñanza haciendo preguntas. Sin embargo, pocos maestros usan las preguntas para verificar la comprensión dentro de una lección. Sin embargo, siempre debes comprobar la comprensión de tus estudiantes antes de pasar a la siguiente parte de su lección o a un nuevo tema. Técnicas tales como el muestreo aleatorio, las tarjetas de respuesta de los estudiantes y el "explícaselo a un compañero" te ayudarán a comprobar la comprensión de tus estudiantes antes de avanzar desde la parte de tu lección  'mostrar y contar' de la estrategia anterior, mientras que puedes usar otras técnicas de interrogación en diferentes etapas de su lección.

Cuando aquí se habla de lección, o de la acción del profesor, entiendo que debe hacerse en un contexto amplio. Me explico. Mientras no encuentre otra expresión mejor en lugar de clase o lección prefiero hablar de "sesión de trabajo", que eso deben ser las clases, sesiones de trabajo en las que se llevan cabo acciones muy diversas, casi siempre a cargo de los alumnos, con la orientación, ayuda y guía del profesor. Decir clase, a todos nos trae a la cabeza la imagen de una persona hablando y un grupo de alumnos en pupitres perfectamente alineados en filas y columnas como las celdas de una hoja de cálculo. No tengo eso en la cabeza. Mira si no la defición de Flipped Learning que ofrecí en una de este blog: "Es un enfoque pedagógico y metodológico paidocéntrico que lleva a personalizar el aprendizaje de cada estudiante, ayudándole a asumir el peso y la responsabilidad de su propio progreso y desarrollo personal, haciendo para ello uso de la tecnología digital como herramienta necesaria para llevar a cabo dicha personalización, al tiempo que se fomenta un aprendizaje más profundo, flexible y creativo, de modo que el profesor se convierte en guía, mentor y consejero en el itinerario de cada alumno hacia el logro de sus metas". La releo ahora y sigo de acuerdo, al menos, conmigo mismo.

Estrategia 4. Haz que tus alumnos resuman la información nueva de manera gráfica

Los esquemas gráficos incluyen cosas tales como mapas mentales, diagramas de flujo y diagramas de Venn. Puedes usarlos para ayudar a los estudiantes a resumir lo que han aprendido y a comprender las interrelaciones entre los aspectos de lo que les has enseñado. Los estudios demuestran que no parece importar quién hace el resumen gráfico, seas tú o sus estudiantes, siempre y cuando el gráfico sea preciso. Discutir un resumen gráfico es una fantástica manera de terminar tu 'mostrar y contar' (estrategia 2). A continuación, puedes referirte a él una vez más al final de la lección ("sesión de trabajo").

Aquí puedes ver una explicación sencilla y práctica sobre los mapas conceptuales (o mentales, mindmaps). Hay multitud de herramientas gratuitas disponibles para hacer estos mapas. Puedes ver aquí, por ejemplo. A mi juicio, es uno de los mejores modos de adquirir una visión de conjunto sobre un tema y, en particular, una visión relacional de los conceptos o ideas. En mis clases presenciales de los últimos años solía pedir a los alumnos, como trabajo obligatorio, que realizaran un mapa conceptual completo de la asignatura que podían traer, naturalmente, al examen que, por cierto, era oral. Eso sí que era comprobar el aprendizaje y la visión relacional de mis estudiantes.

En la próxima entrada seguiremos tratando otras estrategias.




Hace tiempo que quiero escribir sobre la acción educativa basada en la evidencia (de investigación, se entiende). Ante tanta ocurrencia no siempre feliz, y ante tanto "maestrillo con su librillo",  me parece que es importante preguntarse: sobre esto, ¿la investigación qué dice?"

Los profesores son la principal y primera pieza (si se me permite la expresión) de un complejo engranaje que es el sistema educativo. Pero nada cambiará si no lo hacen los profesores, no las leyes, en sus aulas. Ya sé que la cuestión es más compleja, pero quiero poner el énfasis en la pieza olvidada del sistema y sobre la que se cargan más responsabilidades de las justas o de las que pueden asumir sin la preparación oportuna.

Por eso muchas veces me he referido a ellos como "la clave olvidada" del sistema educativo, o les he preguntado, retóricamente, si eran un "profesor tecnológicamente preparado",  o "digitalmente competente", o si hemos pensado en serio cómo utilizar mejor "el tiempo del profesor", porque queremos una enseñanza, un aprendizaje basado en competencias, pero, ¿y los profesores?

Es decir, que hace falta darse cuenta de la importancia de la labor del profesor, tan compleja hoy en día, donde ya no solo basta saber (que es esencial), también hace falta ser competente en muchos otros ámbitos profesionales, como bien sintetiza el modelo TPACK.

En la entrada de hoy quiero hacer referencia a diez estrategias que la investigación muestra como las más eficaces (siempre con las limitaciones propias de la investigación educativa, tan contextual) en la labor del profesor. En posteriores entradas iré ampliando esta información y señalando algunas implicaciones. Más abajo incluyo un infográfico original elaborado por Shaun Killian en el que se relacionan estas diez estrategias.

1. Sé claro respecto a lo que quieres que tus alumnos aprendan

2. Dí a tus estudiantes qué es lo que necesitan saber y muestrales qué deben ser capaces de hacer (need to know & be able to do)


3. Utiliza preguntas para comprobar que tus alumnos han comprendido


4. Haz que tus alumnos resuman la información nueva de manera gráfica


5. Ofrece muchas oportunidades de practicar distribuidas en el tiempo


6. Ofrece feedback a tus alumnos de manera que puedan mejorar su aprendizaje


7. Dale tiempo a cada alumno para que tenga éxito


8. Facilita que los alumnos trabajen juntos de manera productiva


9. Enseña estrategias junto con el contenido


10. Fomenta la metacognición



Como he señalado tantas veces, esta sería un  buena lista para discutir entre profesores de un mismo centro y sacar consecuencias prácticas para las aulas. También uno podría imprimir la lista y colgarla de alguna pared de su clase... ¡Feliz semana!


Top 10 Evidence Based Teaching Strategies Infographic
Find more education infographics on e-Learning Infographics

DESTACADOS

POPULARES