30 de marzo de 2012

6 Consideraciones para directores y profesores

flickr.com/photos/lexus-is200
Director o profesor, me voy a tomar la libertad de tutearte. Si sigues este blog regularmente seguro que ya somos conocidos, si no lo haces tampoco te importará demasiado. Los puntos que siguen se refieren a los alumnos de alta capacidad, pero podrían referirse a cualquier alumno de cualquier centro educativo. La cuestión es, ¿te lo has planteado operativamente alguna vez? Tanto si eres director, como si eres profesor, a mi modesto entender, deberías haberlo hecho con frecuencia, cada curso y varias veces durante el mismo. De ello depende el futuro de muchas personas que tienen derecho a tenerlo y que hoy te necesitan, mañana nosotros los necesitaremos a ellos.

Cada punto podría estar precedido de un "estoy de acuerdo con que...":

  • La diversidad y las necesidades educativas específicas derivadas de la misma deben ser una atención prioritaria de cualquier Centro Educativo, por tanto, de cualquier profesor.

  • Todos los alumnos necesitan de manera transitoria o permanente adaptaciones en su instrucción que serán tanto más excepcionales cuanto mayor sea su diferencia con la media grupo del que forman parte.

  • Un currículo orientado al alumno medio (que por ser una abstracción no existe como tal en ninguna parte), con la misma dificultad y nivel de profundidad para todos los alumnos al mismo tiempo, no satisface las necesidades educativas de casi nadie. 

  • El desideratum de la instrucción y, por ende, de la educación, es la personalización. La individualización cuando hablamos en términos instructivos.

  • Es imprescindible conocer cuáles son las necesidades específicas de mis alumnos, de cada alumno. Para ello es preciso utilizar procedimientos de evaluación frecuente que determinen qué competencias dominan y cuáles no y, en función de ello, pautar la enseñanza para cada uno.

  • Específicamente, refiriéndonos a los alumnos de alta capacidad, y pensando en mi centro o en mi clase:  sé quiénes son; sé qué características tienen; sé cómo orientar su educación; hay un plan de identificación establecido para mi centro o para mi aula; hay un plan de intervención adecuado a sus necesidades. Si es así, enhorabuena! Si no, ¿por qué no te animas? No es difícil; es posible, algunos ya lo hacen. Es que si no lo hacemos, ¿cómo podremos mantener en nuestros planes docentes o en los proyectos curriculares de centro las referencias a la educación personalizada? ¿o a la individualización educativa?, ¿o a la atención a la diversidad? Simplemente no será posible.

¿Quieres compartirlo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...