Posición de NAGC sobre el concepto de Alta Capacidad II





Para ver la versión interactiva haz clic AQUÍ

Implicaciones para los educadores


Los aprendices excepcionalmente capaces, son niños que progresan en el aprendizaje a un ritmo significativamente más rápido de lo que lo hacen otros compañeros de su misma edad, lo que suele dar lugar a altos niveles de rendimiento. Estos niños pueden encontrarse en cualquier nivel social.

Comenzando en su infancia más temprana, su desarrollo óptimo requiere de experiencias educativas diferenciadas, tanto de carácter general como, a medida que pasa el tiempo, enfocadas a aquéllos dominios en los que demuestran tener una alta capacidad para rendir.

Estas experiencias diferenciadas consisten en ajustes del nivel, profundidad y ritmo de desarrollo del currículo, así como programas extraescolares que se adapten a su nivel actual de rendimiento y ritmo de aprendizaje. Las diferencias entre los alumnos de alta capacidad, en ocasiones, requieren intervenciones adicionales inusuales. Servicios de apoyo adicional incluyen una evaluación más comprehensiva, asesoramiento personal, formación de los padres y programas especialmente diseñados, incluyendo aquéllos que van dirigidos a alumnos mayores.

Barreras para lograrlo

Algunos alumnos de alta capacidad pueden no demostrar niveles de rendimiento sobresaliente, debido a circunstancias ambientales, como oportunidades limitadas para el aprendizaje resultado de la pobreza, o debido a problemas motivacionales o emocionales. La identificación de estos alumnos deberá centrarse más en su capacidad que en sus niveles demostrados de rendimiento. Estos alumnos necesitarán programas con un alto nivel de reto, y servicios de apoyo adicionales, si se quiere que desarrollen su capacidad y lleguen a obtener niveles óptimos de rendimiento en su edad adulta.

A medida que los alumnos van accediendo a una educación superior apropiada y a un entrenamiento adecuado y, eventualmente, a su independencia, se beneficiarán de una guía y apoyo orientados. Mantener niveles de rendimiento excepcional en la edad adulta requerirá además, altos niveles de motivación, perseverancia y una resolución de problemas creativa. Los adultos excepcionalmente capaces son aquéllos que más probablemente contribuirán al progreso de la sociedad y de sus objetivos científicos, humanísticos y sociales.

Implicaciones para los responsables de la política educativa

Los responsables educativos deberían ser conscientes de que las personas de alta capacidad, tal como aquí se describen, incluirán una gran proporción de los que ostentarán el liderazgo de la próxima generación en las artes, las ciencias, las letras, la política, etc. Si le damos a este grupo una educación mediocre nos estamos condenando nosotros mismos a una sociedad mediocre en la generación venidera. Los educadores saben cómo promover una educación excelente para estos alumnos, pero esto no se producirá por accidente o simplemente sin hacer nada o ignorando el problema.

Los responsables educativos son los que controlan la asignación de los recursos, y los profesores de los más capaces, adecuadamente formados, saben cómo utilizar estos recursos de manera constructiva. Ambas cosas deberían coordinarse para el beneficio de todos. ¿Significa esto que deberíamos detraer estos escasos recursos de la ayuda a otros estudiantes, incluyendo a aquéllos con dificultades o que viven en situaciones problemáticas?

No, precisamente lo contrario. Una sociedad con sentido moral tiene que cuidar y promover el desarrollo de todos sus ciudadanos. Las inversiones específicas en la educación de los más capaces, es un modo importante de construir una sociedad que pueda ayudar a resolver las necesidades sociales con innovaciones y organizaciones creativas.

Aprobación del consejo

Aprobado por el consejo de directores (Marzo 2010). El contenido original, investigación y borradores de este documento de posición fue desarrollado y estructurado por personas con experiencia en el área.

Esta versión final recoge las discusiones, revisiones y conclusiones del consejo de Directores de la NAGC con las que se refleja la posición nacional de la NAGC.

Acerca de la NAGC

La National Association for Gifted Children es una organización de padres, educadores, otros profesionales y líderes de la comunidad que, unidos, abogan por la atención de las necesidades específicas de todos los niños y jóvenes con dones y talentos demostrados, así como de aquéllos que pueden desarrollar su potencial si reciben una educación adecuada. Apoyamos y desarrollamos políticas y prácticas que estimulan y responden las diversas capacidades (dones) y talentos en los niños y jóvenes de cualquier cultura, raza, etnia y grupos socioeconómicos. Para este fin, la NAGC apoya y se implica en investigación y desarrollo, formación de profesionales, defensa, comunicación y colaboración con otras organizaciones y agencias que pretendan mejorar la calidad de la educación de todos los estudiantes


NOTA. Traducido por el prof. Javier Tourón con el permiso de la National Association for Gifted Children, Washington, DC, USA.  El documento original en inglés se puede encontrar en www.nagc.org El énfasis de algunas expresiones ha sido añadido por mí, no corresponde al documento original.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada