El bachillerato de excelencia: ¿igualdad o equidad?

Bachillerato de excelencia
flickr.com/photos/benmcleo


Lo que me pregunto, para empezar, son tres cosas: a) ¿qué tipo de razonamientos llevan a tildar estas medidas de segregadoras, elitistas, etc.? Si quienes esto dicen, por seguir un guión ideológico, tuviesen hijos en estas condiciones ¿les negarían la mejor educación posible?; b) ¿cuál es el impacto en el desarrollo social que a medio y largo plazo puede tener un sistema educativo orientado al alumno medio? y c) ¿cómo es posible que todavía estemos en estas cuando otros países mucho más avanzados en educación que nosotros tienen centros de este tipo para sus alumnos?

No hace muchos meses que la Comunidad de Madrid anunció su intención de poner en marcha un Bachillerato de Excelencia para los alumnos con mejores calificaciones escolares. Con la brevedad que el caso requiere y dejando intencionadamente fuera de estas líneas otras cosas que serían para comentar, me gustaría ofrecer algunas reflexiones al respecto, ahora que parece que el concepto de excelencia se recupera.

El sistema educativo español tiene serios problemas, como vienen reflejando los resultados de los estudios internacionales en los que participamos, particularmente PISA. Nuestros resultados medios son bastante bajos, pero no solo eso, sino que a pesar de que nos quieren convencer de que el sistema es equitativo dado que la varianza de los resultados es pequeña (es decir que estamos mal, pero todos), el porcentaje de alumnos en los niveles inferiores de rendimiento está en torno al 25% (en Finlandia en torno al 6%), mientras la tasa de repetidores y de alumnos que abandonan ronda cifras inaguantables para cualquier país moderno que verá, a este tenor, seriamente comprometido su futuro.

Pero hay más. Solo en torno al 3-5% de nuestros alumnos se sitúan en los niveles 5 y 6 de PISA, los más altos y que reflejan mayor nivel de competencia de los escolares. Por tener una referencia, en Finlandia están en torno al 25% de sus alumnos. Hay que reconocer, como ya señalé en otras ocasiones, que un sistema educativo que se orienta al alumno medio acaba por no servir bien a nadie.

Es un hecho universalmente probado que todo talento que no se cultiva corre serio peligro de perderse. También lo es que los alumnos con más capacidad necesitan de ayudas específicas para hacer que su potencial florezca. No es cierto, por mucho que se insista, que estos alumnos no necesitan ayudas específicas para hacer efectiva su capacidad. Al igual que los deportistas destacados necesitan de los centros de alto rendimiento. Y los jugadores de futbol buenos entrenadores. Y los músicos destacados miles de horas de ensayo y enseñanza altamente cualificada, los escolares más capaces necesitan una enseñanza con un nivel de reto y estímulo que rara vez obtienen en las escuelas.

¿Son todos los alumnos iguales en cuanto a su motivación, capacidad y necesidades educativas? No. ¿Es el objetivo del sistema educativo promover la igualdad de los escolares? Desde luego que no.

Es más, y solo por recordar, el sistema educativo en la ley orgánica que lo regula señala claramente (art. 2.1ª) el compromiso de orientarse a la consecución del pleno desarrollo del potencial de los alumnos: personal, social, intelectual… Más aún, el capítulo relativo a la equidad se refiere (art. 76 y 77) al compromiso de identificar tempranamente las necesidades de los alumnos más capaces y de flexibilizar la duración de las diversas etapas escolares con independencia de la edad. No creo que se pueda decir más claro. La cuestión es, ¿se trata de papel mojado? ¿son objetivos realmente operativos? ¿Vienen los distintos actores del sistema educativo obligados a poner en marcha las acciones que hagan que la ley se cumpla?

Todos los alumnos son iguales ante la ley. Todos tienen los mismos derechos y obligaciones. Todos tienen derecho a una educación de calidad, pero no a la misma educación. Simplemente porque la radical igualdad de todas las personas lleva, necesariamente, implícitas unas necesidades claramente diversas. Y ofrecer a cada alumno lo que necesita es lo que se relaciona verdaderamente con la equidad, como ya señalé hace unos días. Dar a todos los alumnos lo mismo solo tiende al igualitarismo masificador.

Atender al principio de igualdad de oportunidades es, por tanto, dar a cada alumno la educación que necesita. No dar a todos la misma educación.

Por ello, y de acuerdo con la investigación que se viene haciendo en el mundo desde hace más de 100 años, y que está al alcance del que quiera leerla, la medida por la cual se puedan establecer centros de alto rendimiento o bachilleratos de excelencia o como se quieran llamar, no solo está en línea con las evidencias de investigación disponibles, sino que –como he dicho- es la más clara señal de equidad.

Debe quedar claro que no estoy defendiendo la implantación particular de esta medida en tal o cual comunidad de nuestro país, entre otras razones porque no conozco cómo se ha hecho. Lo que estoy defendiendo es el principio. Si se implanta correctamente pues miel sobre hojuelas.

La igualdad tiene que estar en el acceso, pero nunca en los resultados. Simplemente porque todos somos distintos.

5 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo con su análisis. El inconveniente, en mi opinión, es que partiendo de un sistema educativo que se ha diseñado tomando como media la mediocridad, se condena al ostracismo a los niños de alta capacidad que, tras un periodo de educación obligatoria largo y aburrido, caen en el fracaso escolar por pura inadaptación.
    La educación para la excelencia, en mi opinión, debería partir de la premisa básica de la identificación del talento, no del premio a la adaptación al sistema.
    La pena es que ningún político (sea del signo que sea) quiera comprometerse en lo que implica una gestión estratégica a largo plazo, cuyos frutos siempre se recogen más allá de cualquier legislatura.
    Un saludo.
    Lola

    ResponderEliminar
  2. Desde luego tiene razón.
    Estamos en un círculo vicioso. La educación de los más capaces tiene detractores que "defienden" a los de menos capacidad. Lo curioso es que una educación indiferenciada perjudica a todos, más aún a los supuestamente defendidos.
    Por el contrario una educación diferenciada beneficia a todos y no perjudica, por tanto, a ninguno.
    Alguien debería examinar realmente cuál es la razón por la que hay tanta hostilidad disfrazada de igualdad.
    ¿Qué tal si aplicamos lo mismo al futbol, el tenis, el baloncesto, etc.?
    El argumento de "una talla para todos" es indefendible se mire por donde se mire. La cuestión es que mientras discutimos "el talento se desangra".

    ResponderEliminar
  3. Es cierto que en el bachillerato de excelencia de la Comunidad de Madrid se entra por nota, y un alumno de altas capacidades no tendría opciones, ya que estos alumnos no son necesariamente brillantes en las notas.
    Pero a mí, me gustaría decirle a mi hijo: en esta sociedad a los alumnos inteligentes (o que estudian mucho), tienen una oportunidad y son tenidos en cuenta.

    ResponderEliminar
  4. En eso estamos Miguel, pero ya ves lo difícil que es mover las voluntades. Lo importante es que no cejemos en el empeño. Tanto si nos afecta directamente como si no. En realidad a todos nos va mucho en ello. Y al conjunto de la sociedad también. ¿Es tan difícil de entender? Pues no aprendemos de los buenos ejemplos de otros países...pero tampoco nos podemos resignar y aceptar que los más capaces son ciudadanos de tercera. Las medidas para ellos no son una "gracia" que les otorga la administración, es un DERECHO constitucional que, como ciudadanos, tienen. Voy a dejarlo aquí.

    ResponderEliminar
  5. En Extremadura no existe practicamente ningun apoyo desde la Administración Educativa, no hay plan de atención a la alta capacidad ni equipo específico de orientación educativa y sicopedagógica. Hace menos de un año, fundamos la asociación de apoyo a la Alta Capacidad ( padres y profesionales) porque hasta entonces no existia . En estos 11 meses hemos realizado mucho trabajo el primero el de hacernos oír y dar difusión a la asociación. Aqui dejamos nuestra pregunta al parlamento Extremeño sobre el tema del que trata su entrada (min 17:12)la respuestas de los políticos ( sobre todo la que habla en segundo lugar) nos demuestra, la falta de formación y concienciación sobre el tema.
    http://www.canalextremadura.es/alacarta/tv/videos/parlamento-extremeno-110513

    Nuestro blog: http://a3cext.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar