9 de noviembre de 2012

La excelencia nacional: desarrollar el talento de los jóvenes más brillantes

National Excellence: A Case for Developing America’s Talent 
U.S. Department of Education
Office of Educational Research and Improvement
October, 1993

¿Qué se debe hacer para mejorar las oportunidades educativas de los alumnos más capaces?
Han pasado casi 20 años, pero no es tiempo suficiente para hacer viejo el contenido de este informe publicado en 1993. Hoy sigue tan actual como entonces. Si donde dice Estados Unidos pones España, salvando las diferencias, porque aquí estamos mucho peor, verás que se cumple cada línea. El informe tiene más de treinta páginas y lo podéis bajar en el enlace que incluyo al final, pero para facilitar las cosas me permito traduciros el resumen ejecutivo en el que se condensa la esencia de todo el informe. Una vez más, a mí me parece que no tiene desperdicio.


Sumario ejecutivo

Los Estados Unidos están despilfarrando uno de sus recursos más preciosos -los dones, talentos e intereses más elevados de sus estudiantes. En un amplio rango de ámbitos intelectuales y artísticos, estos jóvenes no están siendo estimulados para que realicen su mejor trabajo. Este problema es especialmente agudo entre los jóvenes desfavorecidos económicamente y los pertenecientes a minorías, que tienen acceso a menos oportunidades educativas avanzadas y cuyos talentos pasan con frecuencia despercibidos.

La reforma de la escuela americana depende de que seamos capaces de estimular a los alumnos para que trabajen más duro y para que dominen contenidos más complejos. Pocos estarían en contra de esto si nos refiriésemos a los alumnos de nivel medio o bajo. Pero debemos también estimular a los alumnos de mejor rendimiento para que lleguen a un nivel más alto, si queremos que nuestra nación llegue a tener un sistema educativo de nivel internacional.

Para lograr el progreso económico, America debe apoyarse en muchos de sus estudiantes de mejor rendimiento para lograr el liderazgo en Matemáticas, Ciencias, Literatura, Política, Danza, Artes, Negocios, Salud y otras actividades humanas.

Hay una serie de indicadores que apuntan la necesidad de modificar el modo en el que educamos a nuestros alumnos con talento. Por ejemplo:
  • Comparados con los mejores estudiantes de otros países industrializados, los estudiantes americanos obtienen resultados peores en los tests internacionales, disponen de un currículo menos riguroso, leen libros menos exigentes, hacen menos deberes en casa y entran en el mercado laboral o en la enseñanza secundaria peor preparados.
  • No hay un número suficiente de estudiantes americanos que rindan en los niveles superiores en los tests del NAEP (Evaluación nacional del progreso académico), los cuales nos ofrecen uno de los pocos indicadores disponibles del rendimiento de nuestros alumnos.
flickr.com/photos/venosdale/
La tendencia de los americanos a tener unas expectativas académicas bajas no es nueva. A través de la historia los americanos han mostrado ambivalencia en su interés acerca del alto rendimiento académico y artístico. Premiamos la creatividad y el éxito académico, particularmente si conduce a realizaciones prácticas. Pero también etiquetamos negativamente de empollón o demasiado  estudioso al alumno que alcanza la excelencia académica y en ocasiones los alumnos de alto rendimiento son acusados de "actuar como blancos".

A la mayor parte de los estudiantes americanos se les anima a terminar el bachillerato con buenas notas, pero no se les pide que trabajen duro o que dominen un amplio cuerpo de contenidos y destrezas. El mensaje que la sociedad envía a los estudiantes está más dirigido hacia la adecuación académica, que a la excelencia académica.

Existen muchos programas efectivos para los alumnos más capaces a lo largo de todo el país, pero muchos son limitados en sus contenidos y su sustancia. Muchos de los alumnos más capaces y con talento gastan la mayor parte del día sin recibir atención alguna a sus necesidades educativas específicas. Estudios recientes muestran que:
  • Los alumnos más capaces y con talento en la escuela elemental han dominado entre el 35 y el 50% del currículo que se ofrece en cinco de las materias básicas antes de comenzar el año escolar.
  • La mayor parte de los profesores de las clases regulares realizan mínimas, si es que hacen alguna, provisión específica para estos alumnos.
  • La mayor parte de los alumnos de alto rendimiento incluidos en el Who's Who Among American High School Students señalan que estudiaron menos de una hora al día. Esto sugiere que han logrado altas calificaciones sin realizar ningún trabajo duro.
  • En el único estudio disponible se señala que solo 2 céntimos de cada 100 dólares gastados en los niveles desde educación infantil a bachillerato en los EE.UU. en 1990 se dedicaron a apoyar actividades para los alumnos con talento.
Para mejorar las oportunidades educativas para los mejores estudiantes americanos se deben seguir los siguientes pasos:
  • Establecer unos estándares curriculares exigentes. Los estándares de contenido, el currículo y las prácticas de evaluación deben suponer un reto para todos los alumnos, incluyendo a los que tiene un talento elevado.
  •  Ofrecer oportunidades de aprendizaje que supongan un reto mayor. Las comunidades y las escuelas deben ofrecer más y mejores oportunidades para que los alumnos de más capacidad puedan aprender contenidos más avanzados y puedan moverse por el currículo a su propio ritmo. Flexibilidad y variedad son esenciales. Las oportunidades de aprendizaje para los alumnos más capaces deben ofrecerse tanto dentro como fuera de la escuela.
  •  Incrementar el acceso a programas de educación temprana. Todos los niños, pero particularmente los pobres y las minorías, deben tener oportunidades para participar en programas de educación temprana de alta calidad que pongan el énfasis en el desarrollo de sus fortalezas más que en sus deficiencias.
  • Incrementar las oportunidades de aprendizaje para los desfavorecidos y los niños pertenecientes a minorías. Estos niños necesitan un apoyo extra para poder superar las barreras que se oponen a su rendimiento. Las escuelas deben ofrecer más experiencias de aprendizaje de alto nivel para estos estudiantes.  
    flickr.com/photos/venosdale/
  • Ampliar la definición de alta capacidad. Los Estados y los distritos necesitan repensar sus definiciones y sus procedimientos de evaluación para servir a un rango más amplio de estudiantes con talentos diversos. En los últimos 20 años se ha producido nueva investigación que ha puesto en tela de juicio la concepción de la inteligencia como un rasgo fijo que puede ser medido por un test. Hoy los investigadores saben que la inteligencia toma muchas formas y, por tanto, requiere que se utilicen muchos criterios para medirla. Este modo de ver las cosas ha llevado a los educadores a cuestionar las definiciones tradicionales de la inteligencia y los actuales sistemas y procedimientos para evaluarla. Los educadores deben identificar el talento sobresaliente observando a los estudiantes en contextos en los que puedan desplegar sus capacidades, más que apoyarse solamente en las puntuacones de los tests. La siguente definición, basada en la definición federal de la Javits Gifted and Talented Education Act, refleja el conocimiento y posición actual al respecto: "Los niños y jóvenes con un talento sobresaliente rinden o muestran el potencial para rendir a alto nivel cuando se comparan con otros de su edad, experiencia o entorno. Estos niños y jóvenes muestran una  alta capacidad para  rendir en las áreas intelectual, creativa o artística, poseen una capacidad de liderazgo inusual o sobresalen en campos académicos específicos. Requieren servicios o actividades no ofrecidas habitualmente por las escuelas. Los talentos sobresalientes están presentes en niños y jóvenes de todos los grupos culturales, de todos los estratos económicos y en todas las áreas de la actividad humana” (Ley Javits).
  • Poner más énfasis en la formación de profesores. Los profesores deben recibir una mejor formación respecto a cómo enseñar un currículo de alto nivel. Necesitan apoyo para poder ofrecer una instrucción que rete a todos los estudiantes suficientemente. Esto beneficiará no solo a los estudiantes con alto nivel académico si no a los de cualquier nivel. 
  • Equipararse a los resultados mundiales. Los Estados Unidos deben aprender de las naciones cuyos estudiantes en los niveles más altos rinden adecuadamente y debe dar los pasos para asegurar que los mejores estudiantes americanos se puedan comparar favorablemente a sus colegas de otros lugares del mundo. 
Los governadores de la nación y el Presidente reconocieron la necesidad de mejorar la educación para los estudiantes con talentos sobresalientes cuando se reunieron en 1989 en la histórica Cumbre sobre Educación celebrada en  Charlottesville en Virginia. Definieron seis objetivos educativos nacionales y delcararon que lograrlos para el año 2000 "requeriría que el rendimiento de nuestros estudiantes de mejor rendimiento debería incrementarse para que pudiera equipararse o superar el rendimiento de los mejores estudiantes en cualquier parte del mundo". Nuestro reto es incrementar las expectativas de todos los estudiantes de America, incluyendo aquellos con un talento sobresaliente. El objetivo general es ofrecer una educación adaptada a los años, la capacidad y las condiciones de cada uno y dirigirla hacia su libertad y felicidad. Esperamos aprovechar el estado de aquellos talentos que la naturaleza ha sembrado con liberalidad entre los pobres y los ricos, pero que perecerán sin utilidad si no se cuidan y cultivan.

Thomas Jefferson.

-------------------ooo000ooo-------------------- 

flickr.com/photos/venosdale/
Bueno pues tú mismo juzga si tiene o no desperdicio como indicaba al principio. Cambia EE.UU por España y dime si no nos encaja como anillo al dedo. Eso sí, de los varios millones de niños de alta capacidad y con talento americanos, hay un 50% o más que están bien atendidos.

En España el 98% no están ni identificados. Pero ánimo lo conseguiremos. Como dice la imagen de la izquierda yo seguiré haciendo aquéllo en lo que creo. estoy seguro que vosotros y tantos otros también.

Por otra parte, ¿qué gobernadores o presidentes se reúnen en España para hablar de educación? ¿O de lo que el país necesita para salir de la situación de depresión educativa en la que se encuentra?

 Si tenéis tiempo y ganas aquí os dejo el enlace del documento original.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Apreciado Javier:
Vuelvo a insistir en el tema sobre el que ya hice un comentario en un artículo pasado: ¿que sistemas educativos europeos o escuelas privadas europeas tienen programas específicos para escolarizar a los chicos con altas capacidades?
Háblenos de lo que ya hay, si es que lo hay, por favor.
Existen otras posibilidades fuera de España?
Muchas gracias!

Javier Tourón dijo...

He hecho gestiones en Europa para saber si existe un listado de centros. Ya sabía que no existía pero quise cerciorarme. Lo haremos a través de ECHA, pero llevará un tiempo.Como creo que ya dije en la contestación al comentario relativo a este asunto de una entrada anterior, lo primero es determinar el país al que se quiere ir y a partir de ahí tratar de hacer una búsqueda específica.
De todos modos, la respuesta a una persona de alta capacidad no se da solo en la escuela, también fuera de ella se pueden hacer muchas cosas, como cursos online en ingles, estudiar a partir de materiales accesibles en ITunes U, etc. Si me llamas podemos hablar con detalle de algunas, aunque irán saliendo en el blog. Pero espero que entendáis que no es mi única ocupación...

Miguel y Susana dijo...

Yo creo que la mejor opción en España para nuestros niños es que los padres nos dediquemos a buscar mentores que guíen a nuestros hijos para lograr el mejor de sus objetivos ya que, como en nuestro caso, la confianza ciega en el potencial de nuestra hija choca con el desconocimiento y la duda de saber escoger el mejor camino y los recursos que existen no dan muchas pistas que digamos.

Javier Tourón dijo...

Desde luego la solución de los mentores no es mala, siempre que tengan tiempo y conocimientos de la labor que deben realizar. En el pasado utilizamos un plan de este tipo en CTY que funcionaba muy bien.

¿Quieres compartirlo?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...