Comprensión lectora y Ciencias en Pisa 2012: luces, sombras y esperanzas (y III)

PISA 2012

Estudiamos en los posts anteriores diversos aspectos relativos a las Matemáticas. Veamos que ha pasado en las materias no focales y cual es su evolución en los años. Todos los gráficos están tomados del boletín producido por el INEE, que se puede obtener en este enlace en su versión nacional. Si se quiere el informe resumido internacional puede obtenerse desde aquí. Ambos informes contienen datos adicionales de enorme interés relativos a variables como el gasto, las diferencias entre chicos y chicas, la autonomía de los centros y otros que aquí no voy a tratar.

En comprensión lectora (488) estamos 8 puntos por debajo de la media de la OCDE (496), diferencia que es significativa estadísticamente hablando y muy próximos a la media de la UE (489). Aunque no se alcanzan los resultados de la edición de 2000, se mejora ligeramente frente a la de 2009. Es preciso señalar una vez más que el conjunto del país es bastante dispar, habiendo un buen número de CC.AA. que están significativamente por encima de la media de la OCDE.


Por lo que se se refiere a las Ciencias, tal como se aprecia en la figura siguiente, España ocupa el puesto 21, estando a 5 puntos de la media de la OCDE. En este caso también se debe tener en cuenta que las diferencias entre las diversas regiones es importante. Así, entre la de mejor y peor rendimiento hay una distancia de 40 puntos, que supone más de un año de escolaridad. Algo ciertamente preocupante y que debe ser corregido. Ya apunté en un post anterior que las diferencias de inversión entre las Comunidades también son relevantes.


Por lo que se refiere a la evolución de los resultados, podemos ver que hay un estancamiento en Matemáticas, una ligerísima recuperación en Lectura y una cierta mejora en Ciencias.

Los últimos gráficos recogen la evolución del porcentaje de alumnos en los niveles inferiores en España respecto a la OCDE. No precisan más aclaración.

Así pues, hay luces y sombras. Luces en las Comunidades significativamente por encima de la media, sombras en las demás. Sombras también para la cohesión de un país que, al tener transferidas las competencias educativas a sus diferentes CC.AA., ha que abordar los problemas derivados de la diversidad de resultados.

La esperanza  sería que nos convenciésemos de que es preciso establecer un marco de desarrollo de la educación que esté al margen de los vaivenes políticos y de toda tensión ideológica. Lo que nos tiene que preocupar es promover la libertad y el desarrollo óptimo de cada escolar, permitiendo que cada familia elija el modelo educativo que estime mejor, de acuerdo con sus propias convicciones personales y morales. Y, por su puesto, que nadie vea mermado el desarrollo de sus capacidades porque su estatus socioeconómico sea menos favorecido o su escuela esté en esta o aquella zona del país. Potencial ya se ve que tenemos.

¿Qué pasa con los alumnos de alto rendimiento? Eso lo veremos en el siguiente post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada