Un infográfico sobre la Flipped Classroom

Flip of the classroom


Este gráfico se basa en una encuesta realizada a más de 450 profesores americanos, sobre su experiencia respecto a la implantación del modelo de enseñanza inversa. Los datos son my elocuentes tanto respecto al impacto en ellos mismos, como en el percibido por sus alumnos.

El gráfico se explica por sí mismo, por lo que no parece necesario añadir nada más. Quizá solo sea conveniente preguntarse: "si a otros les funciona, ¿funcionará también en nuestro contexto, tan aferrado en la enseñanza tradicional basada en el profesor?" La verdad es que no veo por qué no, siempre que estemos dispuestos a cambiar las críticas estériles por un trabajo innovador cada día.

Tecnología en la escuela: ¿uso o integración?


No es una diferencia menor la que existe entre la integración y el uso de la tecnología. Ya escribí un post sobre esto hace unos meses que titulé: "Enseñando con tablets: moda u oportunidad". Y es que estoy convencido de que si simplemente utilizamos la tecnología, no habremos hecho por la escuela nada que merezca la pena.

La revolución tecnológica tiene que conducir a una revolución educativa. Ya no es posible seguir enseñando (o facilitando el aprendizaje) de nuestros alumnos de hoy, como lo hicimos con los de ayer, porque si lo hacemos así, como dijera Dewey, les estaremos robando el mañana.

Paseando por el ciberespacio me encontré una tabla, elaborada por Aditi Rao, que adapto para vosotros. Puede ayudar a pensar en nuestra tarea como educadores.


Blended learning explicado en video


La verdad es que la cantidad de información que se puede ofrecer en 5 minutos es enorme. Os invito a ver este vídeo en el que se explica qué es el Blended Learning, dentro del que se encuentra el modelo de enseñanza inversa o flipped classroom. El vídeo está en inglés y ha sido producido por educationelements pero, como suelo señalar, pueden activarse los subtítulos, verse desde YouTube y transcribir el texto, etc. De todos modos las imágenes hablan por sí solas. Espero que os resulte de interés.

A propósito, quiero sugeriros que no dejéis de visitar nuestro proyecto en español sobre  The Flipped Classroom. Es una web que merece atención. Después de las vacaciones estivales aceleraremos su desarrollo de manera considerable.
 

El aprendiz del siglo XXI


'Los tres dominios cognitivos para el aprendiz del siglo XXI' es un post que apareció recientemente en el blog TeachThought y que me han autorizado a reproducir aquí, lo que les agradezco. El gráfico fue presentado originalmente por punyamishra.com. Tiene mucha relación con los temas tecnológicos de los que venimos hablando y la modificación de las escuela que es imprescindible, a mi juicio, para que nuestros estudiantes se puedan enfrentar con éxito al desarrollo social y a su propio desarrollo personal.
21stcenturylearning-synthesis

Los tres grandes dominios cognitivos para el estudiante del siglo 21 serían...



1. Conocimientos fundamentales (saber)

Alfabetización Digital / TIC, Conocimientos de materias básicas, conocimiento interdisciplar.

2. El conocimiento humanístico (valorar)

Vida/destrezas para el trabajo, conciencia ética / emocional, Competencia Cultural

3. Meta Conocimiento (actuar)

La creatividad y la innovación, resolución de problemas y el pensamiento crítico, la comunicación y la colaboración

Uso de este modelo en la clase

La forma más sencilla de utilizar este tipo de modelo en la clase es considerarlo como una especie de marco para la planificación, ya sea en una unidad, lección o actividad. De esa manera, se podría tratar de tener un equilibrio entre los tres ámbitos de conocimiento, o una unidad muy enfocada al conocimiento humanístico (un estudio novedoso sobre la novela Matar a un ruiseñor, por ejemplo), mientras que otra unidad de aprendizaje basado en proyectos se centra en la metacognición.

Pero desde un nivel más amplio y quizás más subjetivo, este gráfico puede servir como un recordatorio simple de que nuestro trabajo como profesores debe ayudar a los estudiantes a entender cómo conocer, valorar y actuar independientemente a pesar de que la mayoría de estos dominios parece que van más allá de las herramientas comunes de evaluación en el aula .

La gran idea de todo aprendizaje puede entonces comenzar con el conocimiento, lo que conduce a la valoración, que informa a la acción en las comunidades pertinentes.

Pues nada que añadir, excepto que el tipo de profesor que necesitaremos para ayudar a estos aprendices del siglo XXI, tiene que ser un aprendiz como ellos y disponer de tiempo para interactuar con sus alumnos, más allá de "simplemente" impartir unas lecciones siendo eternamente un "sage on the stage". ¿No nos suena esto al modelo de aprendizaje invertido frente al tradicional?