Dos años, ¡200.000 gracias!

200 mil gracias

Buenos días. ¡Hoy es domingo 19 de Enero de 2014! Además de desearos un feliz día quiero compartir con vosotros lo que sigue.

Era el 19 de Enero de 2012 cuando comenzaba esta aventura, nueva e incierta por el medio y las herramientas.

Cuando uno da clase, yo llevo 38 años en ello, los alumnos están allí y cuando hablas te haces la ilusión, a veces acertada, de que te escuchan. Cuando publicas un libro quizá un día te encuentras con un amigo por la calle que te dice: ¡hombre Javier, ya he leído tu nuevo libro! y tú le dices: ¡ah, has sido tú! Bueno, bromas aparte, alguien, muchos o pocos, lee lo que escribes; cuando publicas en una revista científica, también.

Pero ¿qué pasa cuando escribes en un blog para todos y para nadie? ¿te encontrarán? ¿les interesará? ¿les resultará de utilidad, razón última por la que lo haces? y ¿cuántos te leerán? ¿entrarán una vez y no volverán?

Más aún, ¿cómo se hace? ¿cómo se transmite al gran público lo que solo has transmitido en los circuitos profesionales de investigación? Ni idea. Recuerdo que recibí un poco de adiestramiento técnico y consejos de comunicación de mi hijo Javier, experto en la materia y que fue quien me animó a esta aventura e hizo las veces de Community Manager. También me han sido de mucha ayuda mis hijas Andrea, que tiene un blog de estilo que es una belleza y Marta, especialista en altas capacidades, quienes me hacen constantes sugerencias, pero a los que no responsabilizo en absoluto del resultado que es solo cosa mía.

Creo que entendí enseguida la importancia del medio y lo insuficiente de difundir los hallazgos de la investigación solo en las aulas y en las revistas científicas o congresos, cuando el saber práctico (que mucho de esto tiene la investigación pedagógica), interesa a muchas más personas que las que leen las revistas o van a los congresos. Los que no están son, precisamente, los destinatarios más importantes y numerosos.

Bueno, pues dicho y hecho. Mantener un blog con 100 entradas al año, de cierto contenido, exige sacrificio, negarlo sería una falsa modestia. Muchos me habéis seguido en este tiempo haciendo que, el pequeño sacrificio, se tornase en obligación libremente asumida, en compromiso gozoso de acudir a la cita cada lunes y cada viernes, salvo excepciones ocasionales. Y es que, al final, hemos creado una pequeña familia virtual. No veo vuestras caras cuando escribo, pero lo hago sabiendo que ahí fuera se encuentra una comunidad de personas que me sigue y que lo que escribo les resulta útil. Y eso anima mucho, llegando a crear un compromiso tácito de acudir a la cita puntualmente a las 7 a.m. dos veces por semana (esto último no tiene mérito: como sabéis, se programa).

Pues esta entrada es para daros las gracias por haberme seguido hasta aquí. Un agradecimiento que no se puede trasladar a cifras, pero éstas algo indican, por lo que os las ofrezco a continuación (actualizadas al sábado 18 a las 21.10), comparándolas con las de hace un año.




Me reitero en lo dicho, aunque solo tengo dos años, seguiré estudiando, investigando y leyendo para ofreceros contenidos que os resulten de interés y, sobre todo, que os faciliten la extraordinaria tarea que tenemos entre manos: potenciar el óptimo desarrollo de cada educando, con particular atención a los más vulnerables a la mediocridad, la ignorancia o la desidia, entre los que -sin ninguna duda- se encuentran nuestros alumnos más capaces.

Mañana, como cada lunes a las 7 a.m., si queréis, tenéis una cita con este blog. Yo estaré aquí para hablaros de algo de mucho interés.

Un afectuoso saludo a todos...

10 comentarios:

  1. Muchas gracias por su trabajo y esfuerzo constante en nombre de un padre con un hijo de alta capacidad.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a Ud. profesor. Le conocí siendo alumna suya en la UCM hará 17 años. Este blog me ha permitido seguir aprendiendo de sus investigaciones, de su pasión y vocación docente. No es de extrañar el aumento de la audiencia, somos muchos con deseo de mejorar e investigar. Muchas Felicidades!!

    ResponderEliminar
  3. Profesor Javier Tourón: Lo felicito por su familia y su trabajo. Clarifica muchas cuestiones a quienes estamos en la educación.

    Prof. Rubén Salinas
    Corrientes, Argentina

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias a usted profesor, por toda la información que nos brinda y nos ayuda a saber más sobre las altas capacidades.

    ResponderEliminar
  5. !Enhorabuena y un millón de gracias!, no sabe lo que nos ayuda a los padres y madres.

    ResponderEliminar
  6. Adelante, ánimo y muchas, muchas felicidades por tanto trabajo bien hecho

    ResponderEliminar
  7. Distinguido Javier...
    Muchas felicidades! Que la empresa iniciada hace dos años, se multiplique por 20. Luego, piense en otra empresa. Suerte!

    Félix

    ResponderEliminar
  8. Enhorabuena mi Capitán. Aquí un aprendiz 2.0 empezando a surcar estos mares. 200.000. ¡qué barbaridad! Gracias.
    Javier Zulueta

    ResponderEliminar
  9. Muchas felicidades Profr. Javier.
    Gracias infinitas por los temas tan interesantes y actuales en materia de educación y tecnología que nos comparte.
    Gracias infinitas por su compromiso.
    Dios lo bendice.
    Leticia García Garza
    Monterrey, N. L., México

    ResponderEliminar
  10. Profesor muchas gracias a usted, por todo lo que comparte y por la extraordinaria ayuda y aclaración que me dio. Muchisimas felicidades por todo su trabajo y trayectoria y que siga cosechando muchísimo éxitos en su carrera.

    ResponderEliminar