Ningún Sistema Educativo es mejor que sus profesores

@jtoufi

El pasado día 25 de Junio, a las 11 de la mañana, se presentaron en Madrid y en Tokio los resultados del informe TALIS, un estudio internacional en el que participan más de 30 países, entre ellos España, y que versa sobre la Enseñanza y el Aprendizaje en el sistema educativo de enseñanza secundaria (en algunos casos, no el nuestro, también primaria).

En el caso de España el estudio está coordinado por el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE) que pertenece al Ministerio de Educación. Este instituto promueve además, ya lo hizo con otros informes anteriores (PISA, TIMSS, PIRLS), estudios secundarios que llevan a cabo grupos de investigadores de diversas universidades españolas. Estos estudios secundarios tienen más carácter de investigación que de evaluación y enriquecen enormemente los resultados obtenidos.

Yo he tenido la oportunidad de llevar a cabo un estudio con otros dos colegas, uno de la UPV y otro de mi universidad, sobre el impacto del feedback en las prácticas docentes.

Tanto los informes como los estudios secundarios se recogen en dos volúmenes que se pueden obtener en los enlaces que señalo a continuación:
No es objeto de este post, como se puede comprender, analizar estos informes que se explican por sí mismos y que además requeriría de otro contexto para hacerlo, pero sí pretendo dejar constancia de su existencia para que os animéis a leerlos y a difundirlos entre padres y profesores.

Sí que puede ser más asequible que echéis un vistazo a las notas informativas preparadas por el INEE, tanto la nacional como la internacional. Las podéis consultar aquí:
Como sabemos, el INEE tienen diversos canales en los que difunde sus estudios. Así, las presentaciones que se realizaron durante el congreso mencionado arriba, se pueden consultar en el canal de Slideshare, y los vídeos de todas las presentaciones en el canal de Youtube, si bien en el momento de escribir esta nota aún no están disponibles, es previsible que lo estén en unos pocos días.

Por otra parte, os incluyo los timelines de las dos etiquetas principales que se han empleado en Twitter en los días del congreso: #educainee y #TALIS. Merece la pena leerlos, contienen una información de extraordinario valor.




    Un enorme esfuerzo que ha revelado datos de gran interés sobre el sistema educativo en cuanto a los profesores y la dirección de los centros. Ciertamente da para muchas interpretaciones, pero es mejor que cada uno saque las suyas.

     Solo diré lo que ya sabemos: "que ningún sistema educativo es mejor que sus propios profesores", y los nuestros necesitan formación y feedback que les ayude a mejorar día a día. Evaluar su trabajo dentro y fuera de la clase es esencial para que esta mejora sea efectiva ya que, de otro modo, la evaluación será inútil. Que la tercera parte de los profesores no hayan sido evaluados nunca, es una auténtica tragedia; que en sus clases no haya entrado nadie para ver cómo lo hacen, incomprensible; que los directores se ocupen más de la burocracia que de ser líderes de la instrucción una pena, etc., etc.

    Ahí tenéis, por ejemplo, lo que ocurre con las actitudes y conocimientos de los profesores respecto a la personalización del aprendizaje o la atención de los más capaces. Son muchos frentes, pero con un planteamiento adecuado se puede avanzar en la dirección correcta; de lo contrario, estaremos perdidos, ya que el sistema no mejorará. Y un sistema educativo que no mejora, o que se deja llevar por el slogan fácil y populista, acaba arrastrando al país a la ruina más absoluta. Y no solo económica, también cultural.

    Smartick: para aprender Matemáticas a tu aire

    Hace tiempo que quería escribir sobre esta plataforma que si bien no está dirigida a los niños más capaces sí que puede ser de utilidad para ellos.

    Ya he dicho muchas veces que puedo admitir que un profesor me diga que no sabe cómo atender a un niño con necesidades más avanzadas que sus compañeros, que no tiene tiempo, que le gustaría pero... Todo esto puede ser admisible. Lo que no lo es, en modo alguno, es decir que el problema no existe o que todos han de hacer lo mismo o que tener alta capacidad no significa tener necesidades especiales, como ya vimos.

    Ahora, basado en un texto que les he pedido a los responsables de Smartick, os doy a conocer una plataforma que puede ser de ayuda, entre otras cosas, para llegar a un acuerdo con el profesor de vuestro hijo y mostrársela pidiéndole que se la deje usar en clase mientras él o ella enseñan a sus compañeros cosas que vuestro hijo ya domina.

    Los beneficios de Smartick, a juicio de sus responsables, son que:
    • Incrementa la agilidad mental y la capacidad de cálculo.
    • Fomenta el razonamiento y el pensamiento lógico.
    • Fortalece la concentración y el hábito de estudio.
    Detrás de Smartick hay un equipo de matemáticos, pedagogos, maestros y psicólogos que trabajan a diario para seguir obteniendo buenos resultados y mejorar constantemente la plataforma, manteniéndola actualizada, tanto en el aspecto técnico como en contenidos.

    Entre las principales características de Smartick podemos destacar las siguientes:

    • Tipología de ejercicios: Smartick no tiene ejercicios precargados ni cuadernillos con una secuencia preestablecida de forma fija para todos los alumnos, sino que genera los ejercicios al instante y, por lo tanto, conceptualmente no hay dos ejercicios iguales. La variedad en la tipología de ejercicios es mucho más rica. 
    • Plan de estudios: para los creadores de la plataforma es esencial que el alumno aprenda a pensar y entender por qué hace las cosas. Por ello, contempla, con un peso importante, el razonamiento y la lógica, más allá del puro entrenamiento de las operaciones aritméticas básicas.
    • Adaptabilidad en tiempo real: está diseñada para adaptarse al nivel de cada alumno y los ejercicios que se le van proponiendo se generan al instante, en función de una serie de variables que se miden constantemente. Entre esas variables están la efectividad (si ha respondido correctamente o no), el tiempo de respuesta, el número de repeticiones presentadas/superadas y otras más. Estas variables se contrastan con el historial del alumno, de forma que, en función de la respuesta de un problema, se le genera en milésimas de segundo el siguiente ejercicio.
    • Eficacia: la tecnología desarrollada por Smartick permite que el alumno únicamente trabaje en áreas que no domina, hasta dominarlas, y que pase muy por encima o ni siquiera pase por aquellas que ya domina.  Esto está muy relacionado con aquélla memorable (al menos para mí) entrada en la que Stanley explicaba el corazón del modelo DTPI.
    • Estructura: el plan de estudios está secuenciado de tal forma que le permite al alumno ir avanzando de forma natural, sin necesidad de explicación por parte de un profesor. Es prácticamente auto-aprendizaje. Se dispone, así mimo de unos videos tutoriales para cuando comienza un concepto nuevo y videos de ejercicios guiados, que le aparecen en pantalla cuando está tardando demasiado en resolver un ejercicio concreto. Este es un concepto que también utiliza Khan Academy, como ya expliqué en otros momentos
    • Corrección automática: los padres no tienen que corregir los ejercicios al terminar el alumno, sino que lo hace la plataforma. Además los corrige al instante dándole feedback inmediato al alumno, con los beneficios que ello conlleva.

    Tanto padres como profesores se pueden beneficiar de esta herramienta que permite suscripciones de diversa duración,  desde 1 mes a un año completo, pero siempre pasando primero por un periodo de 15 días de prueba gratis y sin compromiso. De esta manera el usuario puede valorarlo antes de contratarlo.

    Smartick se puede utilizar tanto para un alumno singular o para un centro educativo. Se han realizado una serie de programas piloto en diferentes colegios de la Comunidad de Madrid para su utilización en las clases de Matemáticas. En otros centros se utiliza como actividad extracurricular.

    El coste puede ser una consideración a tener en cuenta, pero dependerá mucho de los beneficios que los padres obtengan. Rescato estas cifras de la propia web de la plataforma:



    Aunque en la plataforma hay testimonios y datos de su uso que podéis consultar; yo no la he utilizado personalmente, aunque sí explorado y el enfoque pedagógico me parece muy acertado: adaptabilidad, tiempo de respuesta, feedback inmediato, y otras características descritas, son variables cuyo efecto positivo sobre el aprendizaje ha sido mostrado por la investigación reiteradamente. Dado que se puede probar gratuitamente por un periodo de quince días, no es mucho "el riesgo" que se corre.

    Pues, lo diré una vez más, el que no promueve el aprendizaje personalizado y al ritmo de cada alumno es porque no quiere, ya que herramientas tenemos, también en español.

    Veranea por cero euros con Khan Academy. ¿No te lo crees?

    Khan Academy

    Acabo de recibir un mail de Kitt Hirasaki, Designer at Khan Academy, que tiene mucho interés para padres, profesores y estudiantes. Ya he hablado de Khan Academy en diversas ocasiones en el blog. Por ejemplo en estas entradas:
    Para este verano acaban de lanzar un conjunto de posibilidades que me parecen de gran interés para que tus hijos aprovechen el tiempo y repasen lo aprendido en el curso, o avancen si eso es lo que quieren hacer. En cualquier caso es una excelente herramienta para que no pierdan el tiempo o el afán de saber y el estímulo que supone para su aprendizaje el afrontar retos a la altura de sus capacidades.

    Si relees las entradas que te he sugerido arriba ya estarás familiarizado con la estructura de la plataforma. Todo comienza haciéndose una cuenta o accediendo con la de Facebook o Google. Una vez completado el proceso de "log in" nos aparece esta pantalla en la que se nos pregunta: ¿qué quieres aprender? Se muestran posibilidades en Matemáticas por grados desde los primeros pasos (Early Math) hasta ecuaciones diferenciales, Humanidades y otras, como se ve en la figura. ¿No es fascinante tener todo esto a golpe de un clic y a coste cero?

    La estructura es excelente, como ya sabemos, y utiliza la idea de reto a conseguir y medallas a lograr, como si de un vídeo juego se tratase. En la figura siguiente puedes ver un informe de progreso de un alumno trabajando en 3º.


    En esta captura de pantalla puedes ver el esquema que se sigue, a la izquierda los menús que proporcionan los informes del aprendizaje que se va produciendo y los objetivos que se consiguen, a la derecha el progreso de la práctica realizada (2/5), los puntos conseguidos, los retos dominados de todos los propuestos (2/5) y en el área central los contenidos a trabajar y los niveles de dominio a lograr. La parte derecha (abajo) va dando los datos del progreso de la "misión" que tu hijo o hija están trabajando.


    Los demás es tan intuitivo que no hace falta más que dedicarle unos minutos para hacerse con ello. Dos detalles de buena pedagogía: cuando al alumno se le plantea un problema que no sabe resolver se le da la oportunidad de que indique que no ha estudiado ese contenido todavía, o que pida pistas para resolverlo. Finalmente se le ofrece la oportunidad de ver un vídeo donde se explica lo que necesita para resolver la cuestión con éxito.

    Todo el progreso y el nivel de domino del alumno queda registrado de manera automática permitiéndonos saber lo que ha trabajado, cuánto tiempo, cuánto le falta... Vamos, lo que rara vez un profesor podría decir de cada uno de sus alumnos.

    No hay razón para no progresar al propio ritmo, en casa, en el colegio o en vacaciones. Cualquier cosa menos perder el interés por saber más o dejar que la motivación de nuestros jóvenes se desvanezca por desatención, negligencia o ignorancia.

    Padres, profesores y alumnos, ¡en vuestras manos está!

    Un par de notas finales. La plataforma es accesible via web desde cualquier ordenador y sistema operativo. Existen aplicaciones para dispositivos Android, iOs, Windows, etc.

    Aunque existe una versión parcial de la plataforma en español-mejicano, recomendaría vívamente que tus hijos o alumnos la utilicen en inglés, ya que es una forma estupenda de aprender una lengua extranjera tan importante como esta, al tiempo que se aprenden Matemáticas u otra disciplina. Es un bonus adicional que yo no perdería. Si esto no es viable por el nivel de inglés, siempre nos queda esta otra opción.

    ¿Por qué no tenemos esta plataforma en español de España? Because Spain is different! Good summer, and good learning for all!

    ¿Aprendizaje personalizado? ¡Quién pudiera...!


    Alguna vez he comparado el sistema educativo con un paquidermo, por su resistencia al cambio y a moverse en una dirección distinta del: "siempre lo hemos hecho así" o "eso suena bien pero es imposible con los medios que tenemos". Frases similares están a la orden del día en cualquier ambiente educativo. De ahí el título. La mayor parte de las veces, esta resistencia al cambio y a la innovación que suponga mejora de resultados, oculta una cierta pereza, sobre todo, mental.

    En el siguiente infográfico vamos a ver algunas ideas sobre el aprendizaje personalizado, tema de gran importancia al que ya le he dedicado varias entradas, como por ejemplo éstaésta o ésta. Para que dicho aprendizaje pueda llamarse así es necesario tener en cuenta las necesidades personales,  académicas y los intereses de cada alumno, que influirán directamente en el camino que siga éste, así como en el ritmo y el grado de dominio en cada uno de los objetivos que se proponga.

    En las clases personalizadas los estudiantes eligen cómo sus necesidades e intereses influirán en sus experiencias de aprendizaje y en el entorno.

    Cuando los estudiantes tienen la capacidad de auto-dirigirse y cuentan con el apoyo de sus profesores, compañeros y demás miembros de la comunidad, la personalización se convierte en una realidad.

    Cuando los estudiantes dirigen su aprendizaje, entonces se dice que éste es personal.

    Nos aproximamos a la personalización cuando el profesor dirige, dando oportunidades a los alumnos de elegir, y el modelo es altamente personalizado cuando el que elige es el alumno y el profesor actúa como apoyo.

    De la teoría a la práctica

    El infográfico que incluyo presenta tres situaciones que ejemplifican bien el proceso de personalización. Veamos:

    3º de Primaria, Ciencias

    Realidad: La profesora está obligada a seguir los temas y la secuencia marcada por el distrito de su escuela. ¿Dónde está aquí la capacidad de elección?

    Toma tu camino: La profesora, para dar oportunidad de elección, decide establecer una carpeta digital con 10 recursos web que se refieren a actividades ligadas a los estándares de la unidad a trabajar. Los alumnos eligen tres de esas actividades. Las actividades están ligadas con lecciones para el grupo completo y grupos pequeños. Al final de cada unidad los estudiantes trabajan colaborativamente para producir representaciones físicas de los conceptos clave. Esto les permite tener una experiencia social y táctil de entrada al currículo.

    7º Grado, Ciencias Sociales

    Realidad: El profesor debe seguir un currículo de Ciencias Sociales perfectamente pautado. A pesar de ello, el aprendizaje sigue siendo personal para cada alumno.

    Exprésate: Cada día la profesora desarrolla la lección programada. A los alumnos se les anima para que elijan una herramienta de toma de notas digital en su iPad. Algunos estudiantes utilizan Google Docs o Evernote, otros utilizan aplicaciones que les permiten escribir a mano y hacer esbozos. Los alumnos que necesitan apoyo extra reciben notas guiadas. Al término de cada semana, los estudiantes sintetizan su aprendizaje realizando un infográfico, haciendo un vídeo de dos minutos o realizando algún otro producto multimedia. La profesora anima a los alumnos a que sus trabajos reflejen su personalidad.

    10º Grado Inglés

    Realidad: La profesora es flexible. "Enseñar para el examen" ha sido la norma, pero los directivos de la escuela quieren adoptar un nuevo sistema.

    Hazlo propio: La profesora ha reorganizado su currículo en torno a temas, no estándares. Para cada tema los alumnos tienen que leer dos textos: uno seleccionado por el alumno de acuerdo a su interés, y otro por la profesora que está relacionado con el tema. La profesora da mini-lecciones diarias relacionadas con los estándares a las que os estudiantes pueden asistir si consideran que necesitan ayuda con la destreza que se trata de adquirir. Si no es así, los estudiantes eligen su propia estrategia cada día: pueden leer, asistir a sesiones sobre libros, escribir sus propios trabajos y preparar las entrevistas con  la profesora.

    Estrategias y Recursos para apoyar la Personalización

    Curricula digital
    Los centros educativos pueden desplegar un currículo digital que permite a los alumnos controlar su ritmo de aprendizaje.

    Gestión de objetivos
    Los estudiantes pueden colaborar con sus profesores para establecer y seguir el progreso de los objetivos personales y académicos.

    Proyectos
    Los estudiantes pueden trabajar con los profesores para diseñar proyectos ligados con sus intereses que también muestren el dominio de los estándares fijados.

    Dominio "flexible"
    Ya sea con el apoyo del profesor o de manera independiente, los estudiantes pueden decidir cómo demostrar lo que saben y el dominio de lo aprendido.

    Elección de herramientas
    Los padres y los profesores pueden ayudar a los alumnos a seleccionar las aplicaciones adecuadas a sus necesidades.

    Plan personal de aprendizaje
    Los alumnos pueden esbozar sus propios planes respecto a cómo aprenderán y dominarán los conceptos de un determinado tema, unidad o año académico.


    Making-Personalized-Learning-Happen-infographic


    Cada uno juega su papel en la personalización
    • El estudiante
      • Comprende sus necesidades personales y académicas; explora sus intereses a través de experiencias de aprendizaje.
      • Co-diseña planes personales de aprendizaje con el profesor.
      • Gestiona su plan personal de aprendizaje; selecciona estrategias y recursos que le permitan llevar acabo su plan.
    • El profesor
      • Desarrolla relaciones profundas con sus estudiantes.
      • Comprende con a fondo las necesidades e intereses de cada estudiante.
      • Co-diseña una guía con los estudiantes a partir de sus planes personales de aprendizaje.
    • Los directivos de las escuelas
      • Buscan las opiniones de los interesados para crear una visión del aprendizaje personalizado en sus escuelas.
      • Establecen estructuras que permitan desarrollar un aprendizaje personalizado.
      • Establecen planes de desarrollo profesional para aumentar la capacidad de los profesores.
    • Los directivos del distrito escolar
      • Buscan e incorporan las opiniones de los implicados que permitan dirigir el diseño de modelos escolares personalizados.
      • Establecen estructuras de distrito que permitan a los directores liderar escuelas personalizadas.
      • Conecta a los miembros de la comunidad con las escuelas para desarrollar más oportunidades de aprendizaje personalizado.
    • Los padres y la comunidad
      • Ayudan a los estudiantes a gestionar y ejecutar sus planes personalizados de aprendizaje fuera de la clase.
      • Crean y conectan a los estudiantes con oportunidades extra-curriculares para que exploren sus intereses
      • Buscan oportunidades para definir y discutir planes personalizados de aprendizaje en la comunidad.
    Todo un catálogo de actividades y cambios de postura que serán necesarios para mudar el modelo de escuela que actualmente conocemos y que, como ya fue dicho en diversos momentos, no está a la altura de lo que los estudiantes necesitan actualmente.

    Seguiremos tratando este tema que merece todo un libro. Habrá que ponerse a ello en cuanto sea posible. Podría titularse así: "El aprendizaje personalizado. Cómo recuperar una escuela centrada en el alumno".


    ¡1000 likes merecen un comentario!

    Gracias por estos primeros 1.000 likes en Facebook

    Ayer sábado nuestra página en facebook recibió el "like" número 1.000 y esto merece un comentario, siquiera breve. Lo primero que me viene a la cabeza es:  ¡gracias!, mil gracias por seguirme y por hacer patente que lo que escribo os resulta de alguna utilidad.

    Hace tiempo que descubrí algo que era bastante obvio, que nuestro trabajo en el campo de la educación era para los que estáis a pie de obra, en las clases, en los centros educativos. También para los padres que buscáis respuestas en la educación de vuestros hijos. Eventualmente, para los que tenéis interés en un tema concreto y queréis investigarlo a fondo. Cada uno tiene sus propias motivaciones y con el blog pretendo responder a cada necesidad, o mejor dicho, escribir de modo que lo que digo pueda llegar a todos.

    Tengo para mí que éste es un blog de carácter académico, es decir que trata de transmitir lo que investigamos en la llamada, un poco pretenciosamente, academia. Es un modo excelente de haceros llegar, de manera asequible y sencilla, lo que de otro modo nacería en nuestra investigación y "moriría" en los circuitos profesionales de la misma. Y digo moriría no porque no tenga interés o no sea importante, no se trata de eso, sino de que su sofisticación metodológica unas veces, su intrincada jerga otras y su especificidad las demás, harían poco útil o difícil de comprender el mensaje para aquéllos a los que en último término va dirigido. Y es que nuestra investigación está orientada, de modo mediato o inmediato, a la acción.

    De cualquier forma y gracias a las redes sociales, es posible hacer llegar a un público más amplio que el de los propios investigadores el conocimiento y la investigación que, de otro modo, podría quedar "durmiendo el sueño de los justos" en los anaqueles de las bibliotecas (físicas o virtuales, que para el caso, es lo mismo).

    Hemos construido en estos dos años y medio una comunidad virtual de la que me siento orgulloso y en deuda con ella.

    Más de 550 personas suscritas al blog, próximos a alcanzar las 300.000 visitas, casi 2.500 seguidores en twitter, 562 comentarios, más de 18.000 visitas en Scoop... cifras todas ellas que me llevan a agradecer vuestro apoyo y, al mismo tiempo, me hacen sentir la responsabilidad de seguir adelante tratando de aportar un poco de luz en los temas que estudio y conozco.

    ¡1.000 likes, mil gracias!

    ¡No creo que existan los 'superdotados', en mi clase no hay ninguno! ¿Estás seguro?

    https://www.flickr.com/photos/leighty/3205944196/in/photolist-5TiivW-zwjg-2XWgpZ-8gjY7-Q4BL-5ViT5m-8CHjoC-8JJ2qs-ej5m7M-6JFtpx-7qJULo-8jfi5z-5B9FMf-4nGbec-AAU1Q-7znVEb-j3rmGb-3xoKtt-8i7XP-51abR4-6aPq9-6hTN3k-4GkCyD-9ypoye-tfyiD-8ZABze-8Dk6UX-4GkCnn-8PQetT-4CckKu-8KHGA9-fVed8-4VMrCH-4J4sYL-9HiRQo-xeAcf-9M6MsH-4NHB7F-gPYZJD-AU7b4-wUCUF-bpvPaC-BbZ7W-6hXWJA-awwsau-9sYFVS-39XZxq-4BYXfZ-9wTxTs-buqdk

    Ya sabéis que escribir esta palabra-etiqueta que no tiene sentido alguno, me molesta, por eso la escribo entrecomillada.

    Es cierto que muchos profesores siguen teniendo una idea un tanto..."chusca" de lo que es la capacidad, en concreto la alta capacidad y la frecuencia con la que se presenta, lo que denominamos técnicamente (como en medicina) prevalencia.

    Sobre este particular ya escribí al preguntarme retóricamente: ¿Cuántos alumnos de alta capacidad hay en España? o en aquella otra entrada que titulé: ¿Qué pasa cuando identificamos en un centro educativo?

    Esos post eran bien ilustrativos. En ésta os presento unos datos más, ejemplo de lo que pasa cuando un centro educativo se propone, en serio, identificar la capacidad de sus alumnos para el aprendizaje. Algo que, como señalé en otro lugar, deberían estar obligados a hacer de manera periódica todos los centros. Lo diré de forma más contundente aún: los centros que no lo hagan serán incapaces de desarrollar el talento de sus escolares; es decir, serán malos centros educativos.

    Estos datos que os presento hoy, proceden de un centro escolar del que, naturalmente, no daré datos identificativos, que ha evaluado a todos sus alumnos de Primaria y Secundaria en sus capacidades verbales y de razonamiento cuantitativo (de acuerdo con el modelo de CTY). Y lo sigue haciendo con todos los los alumnos nuevos, pero no para satisfacer una curiosidad, sino para ofrecerles oportunidades educativas a la altura de sus capacidades.

    En estas tablas que acabamos de elaborar esta semana, se han marcado en azul los alumnos que obtuvieron percentiles entre 90 y 94; a partir de 95 se han marcado en verde. He añadido unos círculos en rojo para resaltar algún alumno con percentiles muy bajos.

    Aclaro, para los no familiarizados, que un percentil representa una puntuación en el test que sitúa al alumno respecto al grupo, indicándonos qué porcentaje de alumnos en el grupo de referencia tienen puntuaciones inferiores. O lo que es lo mismo, cómo de bueno es el rendimiento del alumno en la prueba. Los padres estaréis familiarizados con los percentiles porque suelen utilizarlos los pediatras para daros una idea del desarrollo del niño en altura o peso respecto a la población.

    Pues del mismo modo, un niño que aquí (varón o mujer) tenga un percentil 97 significa que su ejecución en la prueba deja por debajo de sí al 97 por ciento de niños comparables a él o ella. Dicho de otro modo, lo sitúa en el 3% superior de rendimiento en el constructo que mide la prueba. Los percentiles, como se comprende, van de 0 ó 1 hasta 99 (con alguna excepción, como se ve en la tabla, que significa una puntuación anormalmente baja).

    Observad por un momento la tabla que corresponde a un grupo de alumnos de 4º de primaria de este centro. Se pueden derivar de su análisis muchas cosas. Mencionaré unas pocas para no aburriros:

    •  En esta clase, en la que no se ha producido ningún tipo de agrupamiento o selección, hay cuatro niños que tienen percentiles iguales o superiores a 95, algunos en una parte de la prueba, otros en las dos.
    • Estos alumnos deben ser re-evaluados para comprobar cuál es su nivel real, pues es posible que el test esté presentando efecto de techo para ellos. Sobre este particular puedes leer esta entrada: "El corazón del Talent Search: el out of level".
    • Hay algunos alumnos que tienen una capacidad notable, en torno al 90%, quizá no tanta como los anteriores, pero seguro que apreciable y también necesitarán una adaptación a sus necesidades.
    • En el otro extremo están unos pocos que tienen una capacidad muy baja (círculos rojos) y que serán bien conocidos por sus profesores quienes seguro estarán dándoles un refuerzo y apoyo educativo apropiado.
    • Niños con capacidades tan dispares tienen velocidades de aprendizaje muy diferentes, posibilidades de aprender muy distintas, motivación e intereses diversos también. No, si lo que estás pensando es que no se puede segregar, olvídalo. Claro que no se trata de segregar, se trata de optimizar el rendimiento de cada uno, de que cada niño o joven llegue a donde sus capacidades, intereses y motivación les permita. De eso va la educación, de optimizar el potencial de cada escolar.
    • Bueno no quiero hablar aquí de medidas, no es el momento, pero sí señalar una última cosa: los directivos de este centro que ya saben que no llega a todo, saben a dónde quieren llegar, no ignoran el problema, como tampoco lo hacen los profesores. Y ¿sabes qué?, ahora conocen cuál es la capacidad para el aprendizaje de este grupo. Y ¿sabes algo más?, ahora no pueden ni quieren actuar a ciegas, ahora atenderán a cada alumno de manera personalizada. De verdad, no de titular de folleto publicitario.
    Debajo de esta tabla hay otra similar que te dejo para dos cosas: 1.- Que no pienses que habrá sido casualidad que este grupo fuese así y 2.- para que tú hagas el mismo análisis que he hecho yo, u otro mejor, que seguro que no te será difícil.

    No disponer de estos datos es como volar sin visibilidad y sin instrumentos. ¡Es jugársela!

    Nota para incrédulos irredentos: en esta evaluación que llevamos a cabo en todos los niveles de 4º de primaria de este centro, de 76 alumnos, obtuvieron percentiles 95 o superior, 10 alumnos. Entre 90 y 95 unos cuantos más. Es decir, en cada clase hay 3 ó más niños con alta capacidad.
    Datos de capacidad verbal y matemática de un grupo de alumnos de 4º de Primaria

    Datos de capacidad verbal y matemática de un grupo de alumnos de 4º de Primaria

    Los amigos le llamábamos Joe...

    Joe Simancas y Javier Tourón, Atenas

    Inexorablemente, como ocurre en los jardines, llega un momento en el que el Jardinero debe cortar las flores, cuando están en sazón, ni antes ni después, ya lo dijo con gran belleza mi "gran amiga" Andrea, a la que le robo unas pocas palabras de una entrada de su blog que escribió con ocasión del fallecimiento de su abuela, pero que son bien aplicables aquí. Sé que no se enfadará conmigo (puedes leer su entrada aquí):

    "Dios ha cortado otra flor", diría el abuelo con mucha paz. Para él, todos éramos flores de un enorme jardín en el que Dios hace las veces de jardinero. Algunas se van pronto, otras no llegan a nacer y las más, adornan nuestra vida durante largos días y noches (...)".

    Joe, José Luis, "el Simancas", Don José Luis... cualquiera de estas denominaciones nos lo hace recordar, de inmediato, a los que tuvimos la fortuna de trabajar y convivir con él durante tantos años: su sencillez, amabilidad y temple un tanto anglosajón, su mirada incisiva, comprensiva y acogedora. Era un hombre apacible, porque era un hombre de paz. Y era un hombre de paz porque desde muy chico, apenas un estudiante de Historia en Madrid, descubrió tras un encuentro "fortuito" con San Josemaría, que el Señor lo llamaba a abrir caminos nuevos a través de su trabajo ordinario. Era un hombre de paz, entiendo yo, porque era un hombre que tenía los pies muy en la tierra y la cabeza muy en el cielo.

    Joe García Simancas y Javier Tourón, Londres


    Joe era el ejemplo vivo del vir bonus, como diría D. Emilio Redondo. Bueno y coherente, vivía aquello en lo que creía. Vivía lo que creía, porque ya sabemos que el que no vive con arreglo a lo que cree, acaba creyendo como vive. Jamás hizo acepción de personas. Siempre lo vi dispuesto a ayudar y a estar al lado de los que lo necesitaban, pero con disimulo, como queriendo pasar inadvertido, con un extraordinario respeto por la libertad ajena. Se alegraba con los éxitos ajenos y sabía condolerse con los problemas de los otros. Por eso todos lo queríamos, porque él nos mostraba su cariño sin reservas.

    Tuve ocasión de realizar con él varios viajes a Inglaterra y Grecia, con motivo de su trabajo en el campo de la Orientación, que son los que ilustran las fotografías. Eran viajes profesionales, pero no me resistí (como marino que soy) a "descubrirle" una de las joyas de la náutica clásica que se conserva en las riberas del Támesis: el clipper Cutty Sark, barco emblemático que se encuentra en dique seco muy cerca del Observatorio de Greenwich y es parte de los museos reales. Disfrutó, con sencillez de niño, enormemente y se preguntaba cómo había podido vivir en Londres tantos años sin saber siquiera de su existencia.

    Después de Londres, -donde tuvo ocasión de visitar de nuevo el Instituto de Educación de la Universidad, ver desde la calle su antiguo flat en Rutland Court, en el barrio de Knightsbridge, y otros lugares muy conocidos para él, como Brompton Oratory,  Hyde Park y su emblemático speakers corner, el serpentine, etc.-, participamos en un encuentro de orientación en la Universidad en Cambridge. Para Joe estar en Inglaterra era revivir, nunca mejor dicho, lo ya vivido y de practicar su excelente inglés.

    Aquel viaje le trajo muchos recuerdos de más de treinta años atrás, donde se formó como educador y conoció, de primera mano, el sistema educativo británico, lo que a la postre le sería de gran ayuda en las iniciativas que posteriormente emprendería o en las que participaría: el colegio Gaztelueta y el Instituto de Ciencias de la Educación de la Universidad de Navarra, pionero de los institutos de este tipo en España y cuyo modelo, años después, recogería la legislación española.

    Son muchos los recuerdos que se agolpan en la memoria, pero me parece que lo mejor será que él mismo termine este post.

    En una ocasión escribió un resumen de sus convicciones pedagógicas, educativas, de las que rescato resumidamente ahora 4, para terminar este breve apunte del querido Joe.  Se me antoja que es el mejor tributo a un educador convencido, aplicado a su tarea durante toda su vida (pueden verse las 10 convicciones en este enlace). Pienso que le gustaría que se le recordase como el principal impulsor y teórico del Asesoramiento Académico y Personal en la Universidad. Escribió:
    • (...) Creo que ese asesoramiento es esencialmente de naturaleza académica porque nace y se nutre de la tarea conjunta de enseñar y de aprender cooperativamente, cada cual en su papel. El primer diálogo se produce en torno a la orientación, al asesoramiento del trabajo académico del estudiante: sus posibles dificultades en el estudio de la materia de que se trate; sus aciertos encomiables que en ocasiones nos olvidamos de comentar; la forma de expresarse por escrito en los trabajos personales, sean ensayos, o trabajos monográficos, o pruebas de examen de esas que implican orden en las ideas al componer el tema, y exposición de conocimientos al argumentar razonada y razonablemente su postura personal ante cuestiones debatibles. (...).
    • (...) Y, ¿no es verdad que, hablando del trabajo académico, casi sin darnos cuenta, pasamos al aspecto personal del asesoramiento —que así se llama: académico y personal—, porque lo personal se refleja en lo académico, positiva o negativamente, y entonces se produce espontáneamente una conversación interpersonal sincera, sin medias tintas? Eso es posible si media entre profesor y estudiante la confianza, que es clave en toda relación humana: si depositan confianza entre sí, si el uno cree en el otro y se fía de él, entonces se charla sobre cuestiones íntimas relativas a comportamientos, costumbres, valores, dudas, confusiones, y a veces respecto de dimensiones tan importantes como la del sentido de la vida. (...). 
    Jose Luis García Simancas y Javier Tourón en el Cutty Shark

    • (...) la valoración o evaluación de resultados. ¿Qué resultados? Es ahí donde precisamente se transparentan las convicciones que tengamos los profesores. ¿Qué pretendemos con la enseñanza de una materia? ¿Sólo la asimilación más o menos inteligente de los contenidos? ¿O que los estudiantes aprendan a aprender por su cuenta, y adquieran hábitos intelectuales, como la capacidad crítica, o de análisis y síntesis, y hábitos morales, virtudes humanas, que afectan a su ser personal, sea la que sea su posterior dedicación profesional? (...).
    • (...) Mi última convicción, entre quizá muchas otras que harían interminable su enumeración, es ésta: que es a través del trabajo, del mucho trabajo y esfuerzo de las dos partes implicadas, estudiantes y profesores, como se consigue la educación, la formación de uno mismo en su pleno sentido; la de un hombre —mujer o varón— que se sabe hijo de Dios, hecho a su imagen y semejanza, esto es, inteligente, libre, y con corazón.
    Querido Joe, siempre serás una fuente de inspiración en nuestro quehacer como educadores. Descansa en paz, ¡te lo has ganado!

    Nota. Otros artículos y escritos de otros colegas, con motivo de su fallecimiento, pueden encontrase en este enlace.

    'Su hijo será 'superdotado', pero eso no quiere decir que tenga necesidades especiales'

    https://www.flickr.com/photos/quoimedia/5480429032/in/photolist-9mhCBJ-e53hMA-4YbXUA-eKYTe7-isF4KZ-8BGi8L-8t6iZS-4QnAa6-69sA5J-d6rUwd-bCMsYF-e4WCSp-69ogUn-6htoM9-6RAsCQ-fz553P-9H7rLR-4wA53i-ieBuyV-fz556p-6YGEaG-6YCBaR-6YCDEt-6YCBv2-6YCCGa-6YCBUH-6YCD2t-6YCDkk-6H8k1J-dhrjSB-6H4ht8-65V5cz-84DaUT-9uyYDj-9uzAkL-9uzSAm-9uzqq9-98Qkq8-6M1AM-69oEyt-epM35T-epM3aR-eqHhQu-6GYDVt-bntZTX-69sMV5-9k9yyq-58k8CJ-kYWN7g-7XyDNv

    Esta frase la recojo de un comentario que Alfonso dejaba a mi entrada del día pasado sobre la "normalización" con el paso del tiempo.

    Decía Groucho Marx que "es mejor estar callado y parecer tonto, que hablar y despejar las dudas definitivamente". Al profesor que dijo lo que titula esta entrada le pasa algo de esto. Desde luego lo habrá dicho con su mejor intención, no me cabe duda, pero no se puede demostrar más desconocimiento sobre este asunto con menos palabras.

    Primero, la mal llamada "superdotación" no es un problema de ser o no ser. Lo he repetido con insistencia en este blog. No es correcto decir que un niño es y otro no es (no quiero repetir el término).

    Segundo, por lo dicho en el párrafo anterior no existe un punto de corte rígido e inflexible a partir del cual el niño "sublima" y pasa de sólido a gas, como por ensalmo. No se puede decir que por tener usted 140 de tensión máxima es hipertenso y por tener 137 no lo es. Del mismo modo no se puede decir que usted es anémico cuando tiene 3.800.000 eritrocitos y no los es cuando tiene 4.000.000. Ni se es alto cuando se mide 1.80 m. y no se es alto cuando se mide 1.78 m. ¿No aprecias querido profesor que esto es una cuestión de grado y de contemplar otras muchas circunstancias del entorno personal, familiar, etc.? Yo sí, y la mayor parte de los que han estudiado este asunto también.

    Tercero, si es cuestión de grado... no todo está hecho. Me recuerda esto, por mera analogía, aquello que decía el profesor Millán-Puelles hablando de la persona y la libertad: "somos libres, luego no todo está hecho; pero somos, luego no todo está por hacer". Mutatis mutandis, tener capacidad es una cuestión de grado, se puede tener más o menos, pero precisamente por eso "no todo está hecho".

    Cuarto, como "no todo está hecho", como media una gran distancia entre ganar Roland Garros (hoy mismo lo veremos) y tener una buena complexión física, motricidad y equilibrio, fortaleza psicológica y otros muchos etceteras. Entre ganar un torneo (es solo un ejemplo) y tener las condiciones para ello, media todo un largo camino de esfuerzo, entrenamiento, dieta, gimnasio, espíritu de lucha y superación... En el campo intelectual, por ejemplo, entre tener un buen razonamiento abstracto, una buena visión espacial y un alto razonamiento cuantitativo y ser un buen matemático, median también miles de horas de estudio y trabajo esforzado. Hay una regla de oro que ya se mencionó otras veces aquí: 10.000 horas de práctica deliberada son lo mínimo que se considera para llegar a ser experto en un campo dado. Te pondré un ejemplo más por vía de anécdota. Decía el insigne pianista Vladimir Horowitz: "cuando no ensayo un día... lo noto; cuando no ensayo dos días... lo nota mi mujer; cuando no ensayo tres días... lo nota el público". Desde luego que hace falta mucha práctica diaria para llegar a la excelencia y, si esta palabra no os gusta, lo puedo decir de otro modo. Hace falta mucho esfuerzo para convertir el propio potencial en rendimiento, tanto más cuanto más potencial, como parece obvio. Y, desde luego, sin medidas específicas no es posible que el niño de alta capacidad desarrolle todo su potencial. Y si no lo hace, estará fracasando la educación que recibe. ¿O no es la educación un proceso de actualización del propio potencial? Los centros educativos y quienes los dirigen deberían considerar seriamente este aspecto.

    Quinto«Quod natura non dat, Salmantica non præstat», cierto es, pero en el caso de los niños que tienen buena capacidad, la naturaleza (y el ambiente) sí han dado la materia prima que ahora tendrán que hacer rendir, convirtiendo el potencial en rendimiento, la capacidad en talento, como acabo de señalar. Y esto requiere medidas distintas para cada persona.


    Sexto, como la capacidad de los alumnos es variable y el tiempo de exposición al currículo es constante, claro que los niños más capaces tienen necesidades educativas especiales o específicas (o particulares, tanto me da). Y,  ¿sabes por qué? Te podría dar docenas de razones pero apuntaré solo dos: su velocidad de aprendizaje es muy superior a la de sus compañeros de edad y el nivel de conocimientos puede ser superior, en algunos casos, en más de dos años al de sus colegas de clase (al menos en algunos temas). Hay docenas de razones más que puedes consultar aquí aquí

    Séptimo, por todo lo anterior, los niños más capaces necesitan niveles de complejidad, abstracción, amplitud, profundidad, nivel de reto y velocidad de desarrollo del currículo que son mayores cuanto mayor es su capacidad. Por que sí, tener capacidad, alta capacidad y tener necesidades diferentes de otros que no la tienen tan alta como la tuya, exige acciones diferenciales. Si tú eres un profesor que educa clases en lugar de personas, te recomendaría leer más sobre Pedagogía Diferencial, o cambiar de profesión.

    Para terminar, estamos en una época en la que la escuela avanza imparablemente (por suerte) hacia un modelo de personalización del aprendizaje (puedes ver muchos posts al respeto en este blog); esto significa que los conceptos clásicos de ese profesor en la tarima lanzando "somníferos por vía auditiva" a sus alumnos, que se cree que él y su libro son la fuente del conocimiento, en la que el currículo es rígido y la edad es el criterio de agrupamiento, pasarán a la Historia de la Educación, dejando paso a una escuela abierta y flexible donde las necesidades de CADA alumno en CADA momento de su desarrollo serán el criterio para llevar a cabo una educación verdaderamente adaptativa. Vamos, lo que debe ser.


    'Mi hijo tiene un CI de 145, pero no es 'superdotado'

    https://www.flickr.com/photos/my_new_wintercoat/415138363/in/photolist-CFGaZ-4R6kYr-bc3Y3i-dB3bHd-4ckJBL-98oe7g-7PT6KQ-7JadBz-6hpAGX-6M9z6r-czKZzC-5A7urR-oMzaKN-pST8HZ-9p72i2-4VUbB3-9hjCKK-6dydo6-67Awom-au5ZMX-f3SgfL-f3BYjV-beBtDe-qh7zu4-dBikPw-gVJN1Z-nBigYX-tKZsak-3f28jh-pBwVaq-8FSTUV-5oZh5d-5fDur-hQoVbx-5aH3bV-4CnZMk-dh7taZ-4mVRBg-5ydDYM-a4sumt-9p4fsC-auCx2u-9AFfNy-8nNRC7-by6oHK-aZhtF4-7HqeJr-K2DY-dHwXXm-39zQQ3

    Con frecuencia recibo mails de los padres pidiendo ayuda o consejo, a los que no siempre puedo atender ya que mi trabajo, lamentablemente, no suele permitírmelo.

    Tomo pie para escribir este post de una frase de un correo de hace unas fechas que, aproximadamente, decía: "a mi hijo le han realizado una evaluación en la que se evidencia una capacidad intelectual global de 145, pero con resultados claramente inferiores en las subescalas que implican atención. Dada la corta edad del niño no realizan los diagnósticos de altas capacidades y déficit de atención, pero es la sospecha principal".

    Hace un tiempo escribí una entrada en este blog que se titulaba: Mi hijo tiene alta capacidad, ¿se lo digo? Si no la has leído te aconsejo que lo hagas.

    Se preguntaba el profesor James Borland en una entrada que puedes encontrar también en el blog (accede aquí): "¿cómo puede ser algo cierto si casi nadie que haya estudiado el asunto se lo cree?", también decía: "mi preocupación reside menos en lo que piensa el americano medio sobre el CI, que en lo que piensan ciertos educadores que se aferran al mito: 'superdotación es igual a alto CI'". Y añadía: "es muy frustrante encontrarse las mismas creencias ignorantes una y otra vez y más ver el daño que producen".

    A estas alturas entiendo yo que todo el mundo -me refiero a los profesores, orientadores y demás personal cualificado para ejercer la profesión educativa- debería tener claros algunos aspectos esenciales. Apunto los siguientes:

    • La DOTACIÓN designa la posesión y uso de capacidades naturales destacadas, llamadas aptitudes, en al menos un área o dominio de capacidad, en un grado que sitúa al individuo dentro del 10% superior de sus pares de edad.
    • El TALENTO designa el dominio destacado de capacidades sistemáticamente desarrolladas, llamadas competencias (conocimientos y destrezas), en al menos un campo de la actividad humana, en un grado que sitúa al individuo dentro del 10% superior de sus pares de edad que están o han estado activos en ese campo (Gagné, 2009, ver desarrollo completo aquí).
    • No existe un algo "físico" llamado "superdotación". Es decir, la superdotación no existe como tal, es un constructo social y, desde luego, no es igual a tener un CI alto. Decía mi amigo y colega Steven Pfeiffer, refiriéndose a los mitos que planean en este campo, que: "(...) una de estas creencias se refiere al mito de que los términos “dotado” (“superdotado”) y cociente intelectual alto son sinónimos. Esta creencia de que las personas con alto cociente intelectual son dotados (“superdotados”), de que un alto cociente intelectual define la superdotación, ha invadido el campo del talento y la cultura occidental desde hace más de 100 años. Es una creencia que existe no sólo en las escuelas sino también en el dominio público y los medios de comunicación populares. Esta convicción, en mi opinión y en la opinión de un número creciente de otras autoridades en el campo de las altas capacidades, ha dado lugar a muchas prácticas educativas poco sensatas en las escuelas. Una de esas prácticas tontas está en establecer un cociente intelectual rígido e inflexible, como 120 ó 125 ó 130, por ejemplo, como el umbral absoluto que debe obtener un estudiante en un test de inteligencia para ser considerado “superdotado”. Puedes leer más sobre este particular aquí y aquí.
    • Es esencial entender lo anterior con profundidad, de lo contrario no daremos respuestas adecuadas a los escolares cuando las necesitan y en los ámbitos que las necesitan. ¿Qué quiere decir "a mi hijo le han realizado una evaluación en la que se evidencia una capacidad intelectual global de 145, pero con resultados claramente inferiores en las subescalas que implican atención. Dada la corta edad del niño no realizan los diagnósticos de altas capacidades y déficit de atención, pero es la sospecha principal"? ¿Se han parado a pensar quienes hayan hecho este diagnóstico que un CI de 145 probablemente refleje un cierto efecto de techo del test empleado y que quizá la capacidad de nuestro protagonista sea incluso mayor? ¿Saben lo que es el "out of level testing"? ¿Se han planteado que si la desatención sea quizá, solo quizá, un punto débil a tratar, su elevado CI requerirá una respuesta educativa ya, aquí y ahora? ¿Han considerado que una atención educativa con adecuado nivel de reto hace, en muchas ocasiones, desvanecerse la inatención provocada por una enseñanza desadaptada al niño?
    • No quiero alargarme otra vez, pero antes de terminar debo señalar, al menos dos cosas más. Una, fuera etiquetas y fuera la ridícula obsesión de pretender que "unos son" y otros "no son", y los que son lo son si tienen "de todo" y "muy alto". Esto no lo acepta ningún estudioso en este campo. Da igual si tu hijo es precoz (si tiene alta capacidad lo será, de hecho) o si su talento es simple, complejo o pluscuamperfecto. Todo esto son etiquetas que no van a a ninguna parte y que la investigación no soporta. Lo relevante es que entiendas que tu hijo, o alumno, tiene unas capacidades y unos talentos desarrollados en el grado que fuere y necesita una respuesta educativa hoy y ahora. No, lo siento, esto de la alta capacidad (de la "superdotación") no es como la diabetes, que se tiene o no. La capacidad es una cuestión de grado, como la altura o el peso. Y cada capacidad, altura o peso, exige una respuesta personalizada, ahora, no cuando alguien decida enrolar al niño en un censo de no se sabe qué.
    • Segunda cuestión y termino. Como precisamente media una enorme distancia entre el potencial y el rendimiento, es preciso que la respuesta educativa esté adaptada a las muchas o pocas capacidades destacadas que cada escolar tenga. Hay una regla de oro que se usa mucho en el campo de la investigación en educación para la excelencia: ¡10.000 horas! Sí, esto es lo que se estima que una persona necesita para llegar a un cierto grado de excelencia, de pericia, en un campo dado. Si con esto no se entiende que una cosa es tener capacidad y otra actualizarla en talento y que ello requiere atención adaptada a las necesidades y fortalezas de cada escolar en cada momento de su desarrollo, ya no sé como explicarlo. Lo que sí sé es que, hasta que no se entienda y se tomen las medidas oportunas, el talento se nos seguirá escapando por las rendijas del sistema educativo.
     ¡Atroz, verdaderamente, atroz!