La educación en línea, ¿lo pensamos un poco?

Una universidad con 21 premios nobel en su claustro


Estoy ahora, mientras escribo esta entrada, en Palo Alto, por razones de trabajo y no pude dejar de visitar brevemente el campus de Stanford, una Universidad fundada por el matrimonio Stanford en 1876, con una extensión inicial de 650 acres del rancho San Francisquito que acabaron siendo 8000. Los datos de esta Universidad son un poco "mareantes": una relación alumno-profesor de 4 a 1, 21 premios nobel miembros actuales de la corporación académica, 7000 alumnos de grado y 9000 de postgrado, más de 5300 proyectos de investigación con financiación externa por más de 1 billon de dólares... Y cuesta más de 44 mil dólares al año. "Quality comes at a price" se me ocurre decir. Paseando por el campus me cruzaba con alumnos muy diversos, de diferentes países y razas y me preguntaba: ¿alguno de estos montará el día de mañana una start-up que revolucione el mundo? porque muchos lo hicieron, de hecho el éxito de esta Universidad no está muy lejano del de Silicon Valley. Pero en fin, la entrada no va de esto sino de la enseñanza online.

Es ampliamente reconocido que la educación juega un papel primordial en la mejora de la calidad de vida de los individuos y de países enteros. Muchos países en  desarrollo, al carecer de acceso y de recursos financieros, son un desierto educativo, languideciendo entre el analfabetismo y la pobreza, mientras el mundo desarrollado está bebiendo de las fuentes de información y del conocimiento. Reducir la brecha educativa (y digital) en todo el mundo es ahora más fácil que nunca gracias a Internet y el aprendizaje en línea. Esto es así no solo cuando se comparan los países en desarrollo con los desarrollados, también es cierto cuando hablamos de ciudadanos de un mismo país con diversidad de recursos y ubicaciones geográficas. Por cierto, Stanford aunque no está en edX, tienen su propia plataforma de enseñanza en línea con muchos cursos gratuitos. Así que la tecnología nos debería servir para acercar el saber a muchas personas a las que de no existir la educación en línea les estaría vedada.  Los datos que revela el infográfico que incluyo son de interés, así me lo ha parecido.

De acuerdo con el banco mundial, la educación tiene potencialmente el poder de convertirse en uno de los instrumentos que:
  • Reducirá la pobreza
  • Mejorará la salud
  • Fomentará la igualdad entre hombres y mujeres
  • La paz
  • La estabilidad

Según los datos más recientes el porcentaje de matriculados en las universidades de algunos países del mundo va, como se ve en el infográfico, desde un 2% en Niger o un 4% en Costa de Marfil, hasta un 62% en el Reino Unido, un 76% en Rusia, o un 94% o 98% en EE.UU y Corea del Sur.

Gracias a la tecnología y la enseñanza en línea las mejores Universidades y cursos pueden estar al alcance de muchos. Algunos datos: coursera ofrece cursos a 11 millones de alumnos gratuitamente, los estudiantes pueden comprar certificados verificados de los cursos realizados, pero claro 1 de cada 3 usuarios lo son de países desarrollados.

Hay otras plataformas como edX que tiene 3 millones de estudiantes y también es gratuita. El 9% de sus estudiantes son de Africa y el 12% de la India (datos de 2014).

Tampoco son iniciativas menores Khan Academy de la que ya hablé en varias ocasiones en el blog, o Udacity. Todas estas plataformas y otras como iTunesU (de la que ya he hablado), ofrecen una excelente ocasión también a los escolares que necesitan enriquecer su currículo, ya sea en casa o el centro educativo. Esta es una nota interesante para los profesores que en ocasiones no saben como hacerlo.

Los cambios en las plataformas MOOC muestran promesa para aumentar el acceso a los países en desarrollo, incluyendo:
La posibilidad de descargar los videos del curso y no sólo de streaming.
El plan de edX para iniciar open-sourcing de su plataforma para permitir que más universidades publiquen cursos en línea y los programadores de software puedan experimentar con interfaces personalizadas.
Proporcionar certificaciones del mundo real, independientemente de su ubicación.
Mezcla de cursos en línea y trabajo de la universidad tradicional.

Mientras los MOOCs tienen problemas reales (brecha digital y alfabetización), que deben abordarse con el fin de satisfacer plenamente su misión de llevar la educación a las personas que más lo necesitan, hay excelentes oportunidades para combinar la educación personalizada en línea y el aprendizaje tradicional. Una vez creado el contenido en idiomas distintos del Inglés, se mejoran las infraestructuras, y el hardware móvil digital se pone al día, la educación en línea tiene el potencial de cambiar la vida.


Online Education and the Developing World Infographic
Find more education infographics on e-Learning Infographics

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada