¿Qué sabes sobre el desarrollo del talento? ¡Te regalo un libro!

Durante años he venido trabajando en uno de los modelos de identificación y desarrollo del talento de más eficacia en el mundo, que hunde sus raíces en el SMPY (Study of Mathematically Precocious Youth) desarrollado por Julian C. Stanley a finales de los años 60 y primeros 70; eminente psicólogo y entrañable amigo desde 1995 hasta su fallecimiento en el verano de 2005. Ya he hablado de él y escrito entradas en el blog sobre este modelo (utiliza la etiqueta Talent Search en el buscador del blog, hay por lo menos 6 entradas que te pueden interesar).
Javier Tourón y Julian C. Stanley
Pero la razón de este post es que quiero poner a vuestra disposición un libro de más de 400 páginas sobre "el desarrollo del talento y la aceleración como estrategia educativa", del que somos autores Marta Reyero, que entonces trabajaba conmigo, y yo mismo. En el texto todavía mencionamos el término "superdotado", si bien dándole un sentido distinto del que tanto he criticado en estas páginas.
Es una monografía de investigación, lo que significa que no es un libro de recetas, ni de cómos. Es un libro en el que se revisan más de 600 trabajos de investigación y que pretende aportar algunas conclusiones sobre el problema que trata. Espero que os parezca de interés. A mi me resulta particularmente entrañable el prólogo (Foreword) escrito por el profesor Stanley, pues me trae recuerdos imborrables; haberle conocido marcó un antes y un después en mi carrera profesional.

En la ceremonia de celebración de su jubilación en 1992, Lee J. Cronbach (otra eminente figura) dijo:


“IN 100 YEARS, WHEN THE HISTORY OF GIFTED EDUCATION IS WRITTEN, LEWIS TERMAN AND JULIAN STANLEY ARE THE TWO NAMES THAT WILL BE REMEMBERED”

Cuatro principios del aprendizaje centrado en el estudiante

Teachthought
No hace mucho apareció una entrada elaborada por el staff de Teachthought sobre los cuatro principios del aprendizaje centrado en el alumno. Sobre la misma he hecho una adaptación y elaborado el gráfico que incluyo. Seguimos exponiendo ideas para esa escuela que queremos y que vamos a conseguir. ¿Os apuntáis?

Los autores señalan que: "En nuestra opinión, el aprendizaje centrado en el estudiante es un proceso de aprendizaje que pone las necesidades de los estudiantes sobre las conveniencias de la planificación, las políticas o los procedimientos. Al igual que cualquier frase, 'el aprendizaje centrado en el estudiante' es subjetiva y flexible, y sólo es útil en la medida en que, en última instancia, apoye el diseño de experiencias de aprendizaje para los estudiantes. Por ejemplo, argumentar sobre un 'enfoque centrado en el estudiante' que lleve a la creación de marcos curriculares que se centren en las necesidades de conocimientos auténticos para los estudiantes tiene sentido, mientras que la creación de un aula 'centrada en el estudiante' que ofrezca a éstos poca elección del contenido, que no les de la voz en el producto, o en la necesidad de una expresión creativa, no lo tiene. El estudiante-centrismo utiliza una persona real como público, y diseña experiencias de aprendizaje para servirlo desde ese punto".



La Alta Capacidad como desarrollo de la pericia

Robert Sternberg

Hace tiempo que tengo ganas de ofreceros esta entrada que tiene, a mi juicio, un enorme interés. Se basa en un artículo publicado por Robert Sternberg en la revista High Ability Studiesen 2001. La traducción preliminar fue realizada por un antiguo alumno de la asignatura sobre altas capacidades que imparto en la Universidad de Navarra desde 1996 y perfilada y adaptada por mí en estos días.

Es innecesario presentar a Robert Sternberg, uno de los psicólogos más prolíficos de nuestros días, que ha escrito profusamente sobre la inteligencia y la alta capacidad.

En este artículo, que no es sencillo, aborda diversos aspectos sobre el desarrollo de la capacidad como pericia (expertise), o si se quiere sobre la adquisición de la pericia como capacidad en desarrollo. Por otra parte, se hacen interesantísimas referencias a lo que podríamos llamar la dimensión situacional de la inteligencia, y a la importancia de reconocer qué miden realmente los tests que empleamos de manera habitual y qué otras dimensiones de las capacidades, no solo analíticas, propias de la escuela, sino también sintéticas y prácticas deben ser tenidas en cuenta en la vida y desarrollo de las personas.

La alta capacidad es vista, como ya nos es familiar por otras entradas de este blog, como un proceso de desarrollo y señala, expresamente, que concebir ésta como algo estático y dado, que permita llevar a considerar a unos de alta capacidad y a otros no, es un total anacronismo. Algo que los responsables educativos, profesores, administradores y padres deberían tener en muy cuenta.

"Los individuos más capaces son aquellos que desarrollan la pericia a un ritmo más rápido, o hasta un nivel más avanzado, o a un nivel cualitativamente distinto de los que no son tan capaces"
Si esto no aclara que la alta capacidad no es un problema de "ser o no ser", sino que el crecimiento de las personas es un proceso de desarrollo; que el talento o la competencia (Gagné), o la pericia (Sternberg), o el alto rendimiento o el potencial (Pfeiffer), o la productividad creativa (Renzulli), o la excelencia en desarrollo (Subotnik, Olszewki-Kubilius y Worrell), todas ellas son visiones de una realidad -la de nuestros niños y jóvenes más capaces- que necesita identificación e intervención... la verdad es que no se cómo explicarlo.

Mi frase de cabecera del blog no es solo una frase bonita es, sobre todo, la expresión de una realidad que puede tomar tintes dramáticos: "El talento que no se cultiva se pierde".

Y sí, hay mucho acuerdo, mucho "common ground" entre los expertos. Los que dicen que los expertos no están de acuerdo, simplemente, ¡no saben lo que dicen!

 

¿La clave de la personalización?: ¡el estudiante!

Hoy os traigo una entrada de esas que merece la pena leer y releer porque tiene un tanto de predicción de lo que va a ocurrir, de lo que ocurre ya. Apareció primero en Getting Smart el pasado mes de Enero y posteriormente en Navigator el blog de Compass Learning. Su autor, Arthur VanderVeen, Vice Presidente responsable de la estrategia de negocio y desarrollo de esta compañía, me ha autorizado amablemente a traducirla y compartirla con vosotros. Cada día que pasa viendo algunos desarrollos me convenzo más de que el futuro de la escuela y del desarrollo del talento no es otro que la personalización del aprendizaje.
Arthur VanderVeen

By Arthur VanderVeen, traducido y adaptado por Javier Tourón
Nota: todos los énfasis del texto que sigue son míos
Dejadme ser el primero en llamarlo así: 2014 marcó el "cruce del abismo" en el que una mayoría creciente se está uniendo a los innovadores y a los pioneros en la incorporación, en sus procesos de personalización, de técnicas analíticas en sus soluciones digitales para el aprendizaje. KnewtonCCKFSmart Sparrow y New Classrooms, entre otros, están desarrollando algoritmos que comprueban dinámicamente el dominio progresivo de los alumnos de un tema dado y recomiendan el camino óptimo y las modalidades de aprendizaje más adecuadas para promover un aprendizaje óptimo. Los editores están utilizando estos "servicios de personalización" para añadir un enfoque adaptativo, dinámico al aprendizaje digital. Knewton, a través de su infraestructura de personalización, cuenta con más de 7 mil millones "recomendaciones ofrecidas"

Estas cajas negras del aprendizaje usan mapas, basados en la investigación y análisis sofisticados del aprendizaje, para inferir cómo los estudiantes aprenden mejor un área temática. Los sistemas analizan si el enfoque de un estudiante para dominar el contenido, en función del itinerario, el ritmo y el aprendizaje, incluso del tiempo y lugar, puede ser una buena opción para otros estudiantes que comparten atributos similares. Todos estos sistemas están basados en el análisis de la conducta, identificando cuáles son los comportamientos de aprendizaje que correlacionan con los mejores resultados, de manera que puedan ser recomendarlos a otras personas. Estos sistemas reflejan, sin embargo, poca comprensión de cómo o por qué los estudiantes rinden como lo hacen.

El Factor X de la personalización

Lo que ha faltado en estas tecnologías del aprendizaje -y lo que va a ser el próximo gran foco de atención en la personalización- es el estudiante. No sólo su ubicación en el mapa de aprendizaje, o las conductas que lo llevaron hasta allí, sino los atributos personales o disposiciones que influyen en cómo y por qué los estudiantes recorren el mapa del modo como lo hacen. La investigación está mostrando que "los hábitos de la mente" de un estudiante, o disposiciones, son el factor X en sus rasgos de éxito, los factores no-cognitivos que influyen en la voluntad para aprender: la curiosidad,la creatividad, el interés, la motivación, el orientarse a objetivos, la confianza/auto-eficacia, la atención al detalle y la capacidad de autogestionarse con persistencia o "determinación".

Personalizando la Personalización

Los científicos, y los proveedores de aprendizaje digital, están desarrollando una diversidad de formas para incorporar estas dimensiones en sus soluciones de aprendizaje personalizado.

La plataforma School Improvement Network’s GAGE posibilita que los estudiantes puedan informar sobre cómo se sienten respecto a su aprendizaje, con la simple elección de un emoticono, que ayuda a los profesores a personalizar sus interacciones. Esta sencilla herramienta se basa en el hallazgo de que la auto-evaluación de sus intereses, la comprensión y el esfuerzo personal son factores críticos para el éxito del estudiante.

Renzulli Learning de Compass Learning, realiza inventarios de los intereses de los estudiantes y de las modalidades de aprendizaje preferidas por éstos, y recomienda actividades y proyectos basados en estándares personalizados al perfil de cada estudiante.

El informe anual de Renzulli Learning sobre las preferencias de aprendizaje de los estudiantes, basado en datos agregados de más de 100.000 estudiantes en todo el país [EE.UU.], muestra que las diferencias en los intereses y modalidades de aprendizaje preferidos son reales:
  • El treinta y seis por ciento de los varones señalan como su interés principal el atletismo, en comparación con el 13 por ciento de las niñas.
  • El  dieciocho por ciento de las niñas informan de que su interés principal es la lectura, en comparación con el nueve por ciento de los varones.
  • El cuarenta y ocho por ciento de los estudiantes prefieren aprender a través de la tecnología y los juegos.
  • El cuarenta por ciento de los estudiantes prefieren aprender a través de la interacción con el grupo (tutoría entre iguales, el trabajo en grupo y la discusión).
  • Sólo el tres por ciento de los estudiantes prefieren aprender a través de clases.
  • Las Matemáticas, las Ciencias y la Tecnológica han crecido en los últimos cinco años como principales intereses de los estudiantes, independientemente de su sexo.
Renzulli Learning es una plataforma que ayuda a los maestros para que puedan proporcionan a sus alumnos múltiples puntos de entrada a un tema, que se alinean con los intereses o modalidades de aprendizaje preferidos de cada estudiante. El resultado es una mayor implicación y persistencia y los resultados de aprendizaje, por lo tanto, son mayores.

Una nueva start-upAPTUS, ha desarrollado una serie de tareas adaptativas e interactivas que evalúan cómo los estudiantes definen, procesan y ejecutan la información. Originalmente diseñado para ayudar a los atletas a romper las barreras mentales que bloquean el funcionamiento óptimo, APTUS analiza cómo el estudiante aborda y resuelve cada reto y desarrolla un perfil del alumno de siete propensiones no-cognitivas que se asocian con un mayor rendimiento:
  • Confianza
  • Concentración
  • Autocontrol
  • Detalle
  • Competitividad
  • Sencillez
  • Determinación
Este tipo de información puede ayudar a los profesores, entrenadores, padres y estudiantes a desarrollar estas condiciones no-cognitivas para que, de manera indirecta pero poderosamente, puedan "ganar el juego mental" y mejorar el rendimiento académico y extra-académico.

El futuro de Personalización

Todas estas soluciones se construyen sobre una comprensión más amplia del conjunto de dimensiones cognitivas y no-cognitivas que influyen en cómo y por qué los estudiantes aprenden y rinden. El interés en las dimensiones no-cognitivas está creciendo, como lo demuestra la encuesta Gallup de Estudiantes, que está llevando a cabo un estudio longitudinal a diez años para medir cómo los sentimientos (auto-informados) de los estudiantes respecto a su bienestar, la esperanza, y el compromiso impactan en sus logros académicos. El futuro de la personalización incorporará mejores medidas de las dimensiones no-cognitivas, así como las dimensiones cognitivas del aprendizaje, construidas sobre la base de los intereses y las preferencias de los estudiantes como medio para aumentar el compromiso y la persistencia, el aprendizaje y el desarrollo de los hábitos de la mente que apoyen un aprendizaje más eficaz a largo plazo.

____________________________________

A continuación os incluyo el infográfico que contiene los datos del informe de 2013-14 del Renzulli Student Profile que se cita en el texto. Es muy interesante y una evidencia palmaria de lo que se supone que ya sabemos bien pero que, eficazmente, ignoramos: la diversidad del alumnado.

La escuela y los más capaces: 3 preguntas, 3 respuestas


El pasado día 3 de Febrero impartí una conferencia online, dentro de las sesiones 'Educar Hoy' organizadas por la Universidad de Navarra.

Quiero compartir con vosotros el vídeo de mi participación. En el mismo trato de responder a tres preguntas, tal como vengo haciendo últimamente, que son claves para enfrentar los cambios que el sistema educativo necesita, al menos en lo que a los alumnos más capaces se refiere (creo que a los demás también). Por tanto, que no te extrañe que mis argumentos ya los hayas visto, leído u oído en otras ocasiones. Los seguiré repitiendo mientras pueda o hasta que el problema se resuelva, no me importa, en absoluto, no ser original; al fin y al cabo me repito a mí mismo.

1. ¿Qué es la alta capacidad? ¿Hay que hacer algo para que se desarrolle o es un condición que viene dada por la naturaleza y la herencia?

2. ¿Sabe la escuela quiénes son sus alumnos más capaces? O mejor todavía, ¿sabe la escuela, los centros educativos en general, cuál es la capacidad de sus alumnos para el aprendizaje?

3. Si la capacidad necesita ser evaluada para actuar adecuadamente en su desarrollo, promoviendo el talento, ¿es posible una escuela diferente a la que conocemos?

Como el vídeo es largo, te indico los minutos entre los que se desarrolla cada una de estas cuestiones:

La pregunta 1 se responde hasta el minuto 26.45

La pregunta 2 se responde  partir del minuto 26.45

La pregunta 3 se responde a partir del minuto 39.18

Espero que os resulte de interés. Si eres padre o madre, ¿por qué no se lo sugieres al profesor o profesora de tus hijos que la estudie? Si eres profesor o director, ¿por qué no lo discutís en una sesión de formación de profesores en el centro?

Y, sobre todo, ¿por qué no os decidís de una vez a abordar el problema de la identificación y atención de un número tan significativo de alumnos de vuestro centro? Os aseguro que vuestra escuela mejorará en su conjunto y todos los alumnos se beneficiarán de ello.



Puedes acceder a otras sesiones desde aquí

La sociedad digital avanza, ¿y tú escuela?

Fundación Telefónica

La sociedad digital avanza de manera imparable y esto nos debería llevar a pensar si en las escuelas y centros educativos obtenemos todo el partido de la misma.

Os dejo dos informes de la Sociedad de la Información que merece la pena ver. Son el de 2014 y el de 2013, elaborados por la Fundación Telefónica.

¿Queremos mantener una escuela analógica en un mundo digital? Los centros educativos no pueden vivir a espaldas de esta realidad y tendrán que analizar cómo obtener el máximo provecho educativo de las herramientas a su alcance. Ya no se aprende del mismo modo, ni las competencias que hacen falta hoy son las mismas que las de ayer. El sistema educativo tiene que aggiornarse, no puede vivir de espaldas al mundo que tiene que servir.





Educación basada en competencias explicada en 5 pasos

https://www.flickr.com/photos/chanceprojects/10490838265/in/photolist-gZ3hHP-mH4NdU-dW5QJB-e7MGgV-bDa5Z1-pmrUut-fK8YL2-e2p4Ew-qfVt8b-ej4uUB-ejaeRG-ej4uXz-ejaeJL-md3kwd-rncizT-qwRbVr-e7LRr6-puXiYz-mGX52b-hi6xdA-dW5NLF-8DC8ad-fjT5gW-fK8Yev-c4LPRS-6HqBKB-dWbuj9-7YyE5c-fjT6qU-fK8ZkR-fjCVGa-fjCVYK-oa8Ewh-q44W9w-p9nKSu-pNN7Tz-p9qn4g-q5Zyax-q6adZn-q5Zzo4-99D6DV-nkrpeT-5uDKnP-hi1awR-rk2Aq3-q5Zz1k-pNJSjx-q5ZySe-p9qo4x-pNM1nm

En otro momento volveré sobre este tema que es de bastante interés y se relaciona mucho con el aprendizaje personalizado, ahora solo quiero abrir un poco de camino con este infográfico que he traducido y adaptado de Epigogy.org


El plan Keller, ¿no estaba todo dicho?

Recordaréis la entrada de hace unas semanas en la que me refería a la necesidad de rescatar la Pedagogía Diferencial para la escuela, ya que detrás de esa intención está el poner al alumno en el centro de la misma y devolverle el protagonismo de su aprendizaje. Es cierto que personalizar no es lo mismo que diferenciar o individualizar, a ello ya me refería en otra entrada, pero aquí no voy a descender a esos matices, solo quiero dar unas pincelas a un modelo de instrucción muy popular pero menos extendido pues, a mi juicio, si bien se basa en principios que cualquiera firmaría, quizá llegó demasiado pronto y la falta de herramientas adecuadas hizo difícil su implantación. Merece la pena, no obstante, echar un vistazo a sus principios, pues muchos de ellos cobran especial importancia en la era conceptual, en la era de la personalización del aprendizaje, en la que la escuela tiene que convertirse en un auténtico centro de desarrollo del talento de cada escolar. Si no lo hace desaparecerá. Le inspiro y adapto una entrada de Christopher Pappas, aparecida en eLearning Industry, que tienen una serie sobre diseño de instrucción muy interesante.

Fred Keller

El Plan Keller que se conoce a menudo como "El Sistema de Instrucción Personalizada" o, simplemente, PSI, se desarrolló en los años sesenta de la mano de Fred Keller, J. Gilmour Sherman, y otros investigadores y teóricos de la educación, y se basa en el Modelo de Instrucción Individualizada.

La idea clave detrás del Modelo de Instrucción Individualizada es que los alumnos no sólo serán capaces de comprender mejor los materiales que se presentan, sino que van a ser capaces de retener eficazmente la información durante mucho más tiempo.

Los que tienen la capacidad de captar un concepto particular en un corto período de tiempo pueden pasar al siguiente tema, mientras que aquellos que tienen una dificultad para entender el concepto pueden avanzar a un ritmo más lento, con el fin de profundizar en el mismo. Por tanto, a cada alumno se le da la oportunidad de obtener el máximo provecho de la experiencia, incluso si está en un grupo con otros estudiantes que poseen diferentes niveles de capacidad o fortalezas.

Otra de las aplicaciones clave para el Sistema de Instrucción Personalizada en el entorno educativo es ofrecer a los alumnos de los distintos niveles de capacidad y estilos de aprendizaje, diferentes materiales para aprender. Por ejemplo, si un alumno aprende mejor por vía auditiva, los instructores pueden utilizar presentaciones multimedia a través los dispositivos digitales oportunos, que el alumno podrá completar a su propio ritmo. Por otro lado, si un alumno tiene un estilo de aprendizaje más visual, entonces el instructor puede utilizar libros de texto gráficos para ilustrar mejor los puntos principales de un determinado concepto.

Por todo ello, la instrucción individualizada es un método ajustado a las necesidades y capacidades educativas de cada alumno individual. Esto implica cambiar el ritmo de desarrollo de la información, los métodos a través de los cuales se ofrece el contenido y los materiales que se distribuyen a los alumnos.

De acuerdo con este modelo los estudiantes cuentan con multitud de materiales educativos eficaces, como los medios interactivos o libros de texto (digitales). El tiempo dedicado a presentaciones y conferencias o clases generalmente se mantienen al mínimo, y se anima a los estudiantes a revisar, investigar y aprender los materiales por su cuenta. Esto permite que cada alumno pueda adquirir los conocimientos previstos a su propio ritmo, y es particularmente útil en las aulas que tienen una alta proporción de alumnos por profesor. Tampoco se nos escapa que a la postre el alumno es el centro de su propio aprendizaje, ya no hay un profesor dictando lecciones a las que atiende pasivamente o tomando una notas. Ahora ha de aprender porque decide hacerlo. Siempre ha sido así, en realidad, pero hemos querido hacernos a la idea de que no.

Algunos principios del Modelo de Instrucción Individualizada

  • Los alumnos deben completar el trabajo por cuenta propia, con el fin de captar todos los conceptos.
  • Las evaluaciones deben ser realizadas al final de cada sección, para determinar si el concepto se ha "dominado" por el alumno.
  • Se anima a los estudiantes a utilizar los materiales escritos.
  • Las presentaciones generalmente sólo se utilizan como una herramienta de instrucción suplementaria. 
  • Los profesores se supone que se convierten en una ayuda para los alumnos e incorporan un elemento social en el proceso de aprendizaje.


Algunas referencias adicionales