Los 20 principios de la Psicología más importantes para la educación

Imagen del documento de la APA


Acaba de aparecer la versión española del informe titulado: "Top 20 principles from Psychology for PreK-12 Teaching and Learning", un trabajo auspiciado por la American Psychological Association del que di cuenta hace unos meses en una entrada que puedes ver aquí.

He tenido el honor de ser el autor de esta versión española con el apoyo de mi Universidad, que no dudó un momento en disponer los medios oportunos para que el trabajo se llevase a cabo. Durante meses he trabajado en ello y cambiado impresiones y correcciones con las personas de la APA encargadas de este trabajo, Rena Subotnik y Lee Maie del Center for Psychology in Education (CPSE) y del Center for Gifted Education Policy (CGEP). Finalmente hemos llegado a la versión que hoy se ha subido a la web de la APA y desde la que se puede descargar el documento que enlazo a continuación.

20 PRINCIPIOS FUNDAMENTALES DE LA PSICOLOGÍA PARA LA ENSEÑANZA Y EL APRENDIZAJE. DESDE LA EDUCACIÓN INFANTIL HASTA  LA  ENSEÑANZA SECUNDARIA

Es una alegría ver un documento de este calado en nuestra lengua, pues lo hará más asequible a todo nuestro sector educativo en España y en los países de habla hispana.

Me atrevería a decir que es un documento de lectura obligada para cualquier profesional de la educación, del nivel educativo que fuere. Es un trabajo muy serio llevado a acabo por un equipo de expertos de reconocido prestigio en sus campos respectivos, y todo un ejemplo de lo que en otros países deberíamos hacer: basar nuestro trabajo educativo en evidencias de investigación, en las mejores disponibles.

La Coalition for Psychology in Schools and Education y, por extensión, la APA, llevan más de una década poniendo la Psicología al servicio de la educación infantil, primaria, y secundaria.

Los profesionales de esta Coalición trabajaron consensuadamente, como lo hacen los paneles públicos de los National Institutes of Health estadounidenses, y participó en diversas actividades para llevar a cabo este trabajo.

En primer lugar, se propuso a cada miembro que identificase dos constructos o «semillas» (kernels, según el término inglés usado por Embry y Biglan, 2008) del pensamiento psicológico que fueran esenciales para facilitar las tareas de enseñanza y aprendizaje en el aula. Este primer paso dio lugar a la identificación de unas 45 semillas.

Se cruzaron estudios de los siguientes materiales: los estándares de la APA para las asignaturas de Psicología propuestas en las escuelas secundarias; las pruebas PRAXIS sobre Principios en Aprendizaje y Enseñanza de la organización sin ánimo de lucro Educational Testing Service; la documentación del organismo certificador National Council for the Accreditation of Teacher Education; los estándares del Interstate Teacher Assessment and Support Consortium  (InTASC); un célebre libro de texto sobre psicología educativa; el Blueprint for Training and Practice, publicado por la National Association of School Psychologists. Finalmente se llegó a la formulación de 20 principios que se articulan en torno a estas preguntas:

  • ¿Cómo piensan y aprenden los estudiantes? (principios 1 a 8)
  • ¿Qué motiva a los estudiantes? (principios 9 a 12)
  • ¿Por qué son importantes el contexto social, las relaciones interpersonales y el bienestar emocional para el aprendizaje del alumno? (principios 13 a 15)
  • ¿Cómo gestionar el aula óptimamente? (principios 16 a 17)
  • ¿Cómo evaluar el progreso del alumno? (principios 18 a 20)
La estructura del documento es sencilla y de lectura asequible. Para cada principio comienza con una sucinta explicación de su significado, le siguen unas implicaciones para los profesores y finaliza con una serie de referencias bibliográficas que permitan al lector interesado profundizar.

Para terminar esta entrada quiero reiterar mi agradecimiento a la Universidad Internacional de La Rioja por el apoyo que me ha brindado en la realización de este trabajo, al tiempo que me alegra que una universidad española figure en la edición en castellano de un trabajo tan importante.

TED-Ed para que nadie se aburra en tu clase

TED-Ed una sección educativa de TED Taks

La mayor parte de las personas en el mundo educativo conocen TED Talks, una plataforma en la que se pueden encontrar vídeos de conferencias breves (en torno a 18 minutos) sobre los temas más diversos resultado de sesiones organizadas por ellos mismos o en asociación con otras organizaciones. Se describen de este modo: "TED es una organización sin ánimo de lucro dedicada a la difusión de las ideas, por lo general en forma de presentaciones cortas (18 minutos o menos). TED se inició en 1984 como una conferencia en la que convergieron Tecnología, Entretenimiento y Diseño, y hoy abarca casi todos los temas - desde la ciencia a los negocios o los problemas globales - en más de 100 idiomas. Mientras tanto, con independencia se desarrollan eventos TEDx que ayudan a compartir ideas en las comunidades de todo el mundo".

En esta entrada no quiero hablar de TED Talks sino de TED-Ed, pues está específicamente orientada hacia la creación y difusión de lecciones que utilizan el vídeo y la animación y que pueden ser utilizadas libremente por los profesores o los padres y, naturalmente, por los estudiantes. No voy a alargarme en una descripción que cualquiera puede ver en la plataforma, solo me referiré a las lecciones que ya están creadas (tú puedes crear las tuyas fácilmente). Si quieres ver cómo hacerlo con detalle, y en castellano, puedes consultar esta entrada de Educacontic, donde te lo explican paso a paso. Yo tan solo quiero llamar la atención sobre el recurso y sus posibilidades para potenciar el desarrollo óptimo de cada escolar, en un modelo en el que el estudiante toma las riendas de su aprendizaje y en el que el profesor le ayuda en ese proceso.

En esta pantalla que muestro podemos seleccionar  entre docenas de lecciones ya creadas que pueden acomodarse a nuestros intereses.

He elegido una sobre el triángulo de Pascal, que me ha parecido buen ejemplo entre cientos. En la imagen superior vemos que en la izquierda se clasifican las materias y dentro de cada una podríamos ver los diversos bloques de contenidos.

Todas las lecciones se acomodan al mismo esquema: WATCH, un vídeo corto (casi ninguno llega a 5 minutos, lo normal son 4) y, como muestra la imagen una sección con preguntas para pensar, THINK, otra para profundizar, DIG DEEPER, y otra para discutir, DISCUSS. También es posible que el profesor adapte esta lección a sus intereses (Customize this lesson).





Inserto aquí el vídeo al que se le pueden activar los subtítulos en español si es preciso.




¿Cuál es el problema para que un alumno o muchos alumnos estén trabajando en temas de profundización o ampliación como este, mientras otros están siendo ayudados por tí en esta o aquella dificultad? ¿Qué razón hay para no permitir, por ejemplo, que el alumno seleccione de la biblioteca los vídeos que, sobre un determinado tema, quiere ver para producir una presentación o realizar un proyecto que luego compartirá con sus compañeros?

Tanto en la escuela como en casa si tus alumnos se aburren, o no desarrollan todo su potencial, será porque no te has parado a pensarlo un poco, o porque todavía pensamos que toda la información tiene que salir de nosotros como profesores. Esta plataforma puede marcar un antes y un después en tu modo de entender "el currículo", los "libros de texto" o los roles de profesor y el alumno en el proceso de aprendizaje. Desde luego en una escuela más personalizada y centrada en el aprendizaje, es decir, en el estudiante (me gusta esta palabra porque se refiere directamente al estudio, camino del aprendizaje), este tipo de herramientas son una gran ayuda que no deberíamos desconocer, las utilicemos o no. ¡Qué decir de la formación de los futuros maestros y profesores! ¿Crees que deben llegar a la escuela sin conocer estas posibilidades para llevar a cabo una verdadera transformación del modelo actual?

Pero hay muchas más opciones. Ya en una entrada anterior te daba razón de 100 canales de vídeo, ¿recuerdas?

P.D. Hay un incipiente canal de TED-Ed en Youtube en "español". Puede interesarte explorarlo.

Aprendizaje personalizado y desarrollo del talento


El pasado día 20 de Octubre fui invitado por el prof. José Fernando Calderero, decano de la Facultad de Educación de la Universidad Internacional de la Rioja, de la que soy -como ya sabéis- vicerrector desde hace apenas un par de meses, a una sesión de su Seminario Internacional de Educación Personalizada en la era digital (SIEP).

Como siempre se cumple aquello de que "en casa de herrero, cuchillo de palo", tuvimos algunas dificultades técnicas que se fueron solventando parcialmente aunque me consta que no a plena satisfacción para todos. Ahora en la grabación el sonido está perfectamente y podréis disfrutar de toda la exposición sin cortes.

En la sesión tratamos temas conocidos por todos y que quedan bien reflejados en el título de esta entrada: escuela actual, aprendizaje personalizado, alta capacidad y desarrollo del talento.

Dado que la presentación que había preparado no se pudo utilizar durante la sesión en directo he querido incluirla aquí. Ya se que es como entregar la partitura sin el cantante, por lo que no suelo facilitar las presentaciones de mis exposiciones orales, pero entre el vídeo que incluyo y la presentación, me parece que podréis sacar algunas conclusiones de utilidad.

El vídeo puede verse en el canal de TV de UNIR, donde podéis encontrar otros muchos de interés.

La versión de Youtube en HD la inserto a continuación.



Por otra parte aquí va la presentación que no pudimos visualizar en la sesión en directo.

Un podcast sobre Flipped Learning


Hace unos días me hicieron una entrevista en una Radio Canaria (Radio ECCA, Fundación Canaria) sobre el modelo Flipped Classroom (o Learning) y ahora os la ofrezco en este podcast. Otra manera de compartir contenidos que bien se puede utilizar  en la clase, o en "las tareas de casa", siguiendo el modelo que explico. A este podcast se le podrían adjuntar unas preguntas, por ejemplo, para que el alumno respondiera o formulase otras nuevas y ya tendríamos una tarea para discutir y profundizar mañana en la clase. Todo menos ir a clase " a ver que nos cuentan". ¡Más actividad y menos pasividad, tanto en los alumnos como en los profesores!

Espero que os resulte de interés.

¿Qué es viejo en una escuela del siglo XXI?


Decir que el sistema está cambiando es una vulgaridad, en el sentido de que ya todo el mundo lo ha dicho multitud de veces. La escuela no tiene que adaptarse, tiene que cambiar de enfoque radicalmente. Hay que salvar la educación del valle de la muerte, como dijera Ken Robinson en una de sus conferencias de las que me hice eco hace un tiempo aquí.

La sociedad, el mundo laboral, las relaciones sociales cambian a una velocidad vertiginosa, impulsados sobre todo por el cambio tecnológico y el acceso a la información.

Un año atrás, aproximadamente, me encontré con un post interesante en un blog de un profesor de primaria de Islandia, quien con un sentido común extraordinario plantea catorce aspectos que ya están viejos en una escuela del siglo XXI. Quizá algunos de ellos puede que estén por estrenar todavía en tu escuela, lo que pone de manifiesto algo bien conocido como es la resistencia al cambio del sistema educativo que se afana en buscar "seguridades" en la "tradición" de lo que siempre se hizo de otro modo. Eso sería razonable si el entorno se moviese a la misma velocidad, si las necesidades sociales no cambiasen o lo hicieran lentamente. No es el caso. La sociedad, el mundo laboral, las relaciones sociales cambian a una velocidad vertiginosa, impulsados sobre todo por el cambio tecnológico y el acceso a la información.

¿Podéis algunos de los lectores de este blog decirme cómo era el mundo sin televisión, sin ordenadores personales, sin teléfonos móviles, sin Internet? Muchos seguro que no, otros que ya vamos cumpliendo años, sí. Siempre hago considerar a mis alumnos el cambio tan importante que las bases de datos bibliográficas suponen en el acceso a la información que necesitamos... y les explico cómo eran aquellas fichas que penosamente escribíamos a mano y mandábamos por correo esperando que el autor nos enviase, también por correo, una copia de su paper... Meses, con suerte, semanas, en ocasiones, ¡nunca! Ello imponía una velocidad (una lentitud, en realidad) al trabajo que nada tiene que ver con la accesibilidad actual a la información y a las personas. Ventajas muchas, inconvenientes también.

Si la sociedad y las necesidades de las personas cambian, el sistema educativo debe adaptarse a ese cambio, no cabe duda.

Pero en lo que al sistema educativo se refiere, que es lo que nos ocupa, parece claro que la escuela y los profesores no pueden seguir (valga la analogía) rellenado fichas a mano y sellando luego los sobres. Bueno, esto quizá sí podría ser una actividad para que los alumnos experimenten la fascinación del progreso, pero nada más.

Si la sociedad y las necesidades de las personas cambian, el sistema educativo debe adaptarse a ese cambio, no cabe duda. Eso sí, distinguiendo, como buen educador, qué es lo permanente y qué  es lo cambiante, porque como señalé hace poco: "la educación se resuelve, a la postre, como un encuentro entre personas". De lo contrario perderá su funcionalidad o acabará siendo prescindible.

Selecciono algunos de los aspectos que este profesor islandés ve como obsoletas en la escuela del siglo XXI (hago mis adaptaciones, y añado hiperenlaces a otras fuentes donde me ha parecido oportuno. Al final ofrezco el enlace de la fuente original con la lista completa de este autor).

Entre otras muchas cosas, hoy está viejo en la escuela...


1. La sala de ordenadores

porque la tecnología no es un "contenido", es una herramienta transversal de uso en todos los aprendizajes de todas las materias, con aplicaciones específicas para muchas de ellas, otras comunes en todas (¿os acordáis de que hace no tanto hablábamos de 'alfabetización informática'?). Uno no va a la sala de "informática", uno usa la tecnología digital para aprender, cosa bien diversa.

2. Las clases cerradas 

(aisladas), tanto físicamente (cerrando puertas y cortinas o persianas), como intelectualmente. Hoy en día no tiene sentido seguir pensando en estos "microcosmos" donde un profesor enseña un contenido que viene en un libro. Estamos en la época de la clase global, inter-conectada y con acceso a la información en red. Este vídeo que he visto docenas de veces no deja de sorprenderme, si te apetece pincha aquí, no tiene desperdicio.

3. Las escuelas sin WIFI 

sin un acceso a la red robusto para profesores y alumnos, porque esto los aislaría del mundo exterior y de la información que, eventualmente, convertirán en conocimiento.

4. Prohibir el uso de teléfonos y tablets

Ya he contado alguna vez que el uso de estas herramientas en el aprendizaje es muy positivo, como utilizar Twitter durante las clases, herramientas de evaluación on line, etc. Hay que infiltrar la tecnología digital de usos educativos relevantes que motiven a los alumnos. ¿Qué alguno se distraerá?, es posible, ¿pero nadie se distrae cuando hablas desde la tarima? Es una cuestión de enfoque. No olvidemos aquello de que "si no quieres aprender nadie te podrá ayudar...". No quiero señalar, sin embargo, que no haya que racionalizar su uso desde un punto de vista educativo y formativo.

5. Director de tecnología con acceso de administrador

Tener una persona responsable del sistema informático, trabajando desde una oficina sin ventanas en el sótano de la escuela , rodeada de viejas computadoras, que actualiza los programas y le dice al personal qué herramientas se pueden y no se pueden usar ... es obsoleto. Hoy necesitamos coordinadores de tecnología que saben lo que los profesores y los estudiantes necesitan para tener éxito y resuelve problemas en lugar de crear barreras. Alguien que ayuda a la gente a ayudarse a sí misma, dándoles responsabilidad y que encuentra maneras mejores y más baratas de hacer las cosas.

6. Profesores que no comparten lo que hacen 

hoy en día no se concibe un profesor que no comparte lo que hace, tanto en su escuela como fuera de ella (echa un vistazo al informe TALIS [p. 90 y ss.] y verás cuántos profesores entran en clase de un colega para aprender, compartir o corregir/sugerir algo, o reciben feedback en su trabajo). Y si quieres ver cómo repercute esto en sus prácticas docentes, puedes ver este trabajo que publicamos recientemente. Si tienes un rato puedes repasar esta entrada o ver el infográfico de esta otra.

7. Escuelas que no tienen Facebook y Twitter 

o profesores o asignaturas que no tengan sus cuentas específicas (u otras equivalentes). En el libro The Flipped Classroom que escribimos hace no mucho, se incluye, entre otras muchas, la experiencia de un profesor que da sus clases de Biología en Secundaria basándose en Facebook y Youtube, por citar un ejemplo.

8. La biblioteca tradicional 

donde solo hay libros analógicos y mesas para leer. Una biblioteca del siglo XXI debe estar en el corazón de la escuela y ser un lugar donde los estudiantes y el personal pueden venir a relajarse, leer, obtener consejos, acceder a los dispositivos potentes, editar vídeos, música, impresión en 3D y aprender a programar, por citar algunos ejemplos. Este espacio de aprendizaje del siglo XXI debe dar a las personas la misma oportunidad de usar estos dispositivos y acceder a la información. De lo contrario, estas bibliotecas se convertirán en museos donde la gente irá a mirar las cosas que solíamos usar.

9. Todos los alumnos reciben lo mismo

Agrupar a los niños en la misma clase porque nacen en el mismo año es obsoleto. Los sistemas escolares se establecieron originalmente para satisfacer las necesidades de la industrialización. En aquel entonces teníamos que preparar a la gente para trabajar en las fábricas, o para ser buenos funcionarios del imperio, como dice el profesor Sugatta Mittra; nadie estaba destinado a sobresalir o ser diferente en aquel entorno. Eso no encaja con nuestras necesidades actuales y, mucho menos, con el futuro, pero muchas escuelas todavía se configuran como las fábricas que estaban destinadas a servir de hace 100 años.

Debemos aumentar la capacidad de elección, dar a los niños apoyo para que profundicen en lo que les interesa y no sólo darles una atención especial en las cosas que están mal. En la mayoría de las escuelas, si eres bueno en Arte, pero malo en Alemán, recibes clases de Alemán para llegar a la par con los otros estudiantes, en lugar de sobresalir en el Arte ... ¡Todos iguales, todos lo mismo!
La educación debe ser individualizada, personalizada, los estudiantes deben trabajar en grupos, independientemente de la edad y su educación debe ser construida en torno a sus necesidades.

Y es que, lo queramos o no, como dijera Andrea Schleicher, "las escuelas tienen que ser capaces de preparar a los alumnos para trabajos que aún no existen, para usar tecnologías que aún no se han inventado y para resolver problemas que aún no se han planteado".

¡Todo un reto! ¿No te parece?

Puedes ver el artículo original del profesor Ingvi Hrannar Ómarsson en este enlace, a quien agradezco su amabilidad.

¿Qué clase de profesor eres? De la Inconsciencia al Dominio

imagen tomada the www.theflippedclassroom.es

Algunos profesores dicen que "esto de la tecnología" ya les coge un poco cansados, mayores, cerca del retiro... Pero el aprendizaje y la competencia que deben adquirir los profesores que están en ejercicio no es cuestión de edad, es más bien un problema de actitud y de responsabilidad profesional.

El gráfico que abre este post de hoy, que será muy breve, se aprovecha de una imagen tomada de la página The Flipped Classroom y se explica por sí misma. Te animo a dedicarle unos minutos, tanto si eres un profesor en ejercicio, como si eres un estudiante de magisterio, o te estás formando en algún master de profesorado y, desde luego, si tu tarea es la formación de profesores desde una Facultad de Educación.

A algunos profesores/formadores se les ha parado el reloj y se dicen: ¿para qué voy a cambiar si siempre lo hice así y no pasó nada?, ¿por qué voy a introducir este o aquél cambio en mi modo de enseñar si hasta ahora no lo he necesitado?; "con lo a gustito que estoy soltando 'chapas'"? (supongo que se refiere a somníferos por vía auditiva). Los que así piensan, y creedme que hay más de los que desearíamos, o cambian, o se deberían retirar; la educación de nuestros alumnos y su formación para un mundo en cambio constante requiere de otro tipo de "profesionales".

No, no digo que sea mala intención, quizá están todavía en el estadio 0: Totalmente inconscientes, o son unos incompetentes inconscientes (1).  Deberían pasar con urgencia a un estado, cuando menos, de incompetencia consciente. Porque hasta que no nos hagamos cargo de la situación no podremos cambiar; ¿acaso no ocurre esto a nuestros alumnos con su aprendizaje tantas veces? ¿Por qué no lo reconocemos en nosotros mismos?

Tomar conciencia es ponerse en camino del cambio y el aprendizaje y, a poco que pongamos los medios, enseguida empezaremos a ser conscientes de nuestro nivel de competencia. Hasta llegará un momento en el que seremos inconscientemente competentes y nos encontraremos poniendo en marcha procesos y utilizando recursos o herramientas que pocos meses atrás ni conocíamos y que, por supuesto, nunca pensamos que tendrían ninguna utilidad en nuestro esquema didáctico.

Sí, se puede y se debe llegar al dominio funcional de una serie de competencias digitales que son inexcusables para un profesor del siglo XXI que quiere enseñar y ayudar a aprender a alumnos del siglo XXI.  El cambio de la escuela y el aprendizaje, del que tanto hablamos, depende muy seriamente de los formadores de los futuros profesores y, no menos, de la formación continua de los que están en ejercicio. Nos va en ello la construcción y el desarrollo social.

En la Escuela de Formación de Profesores en Competencias Digitales que dirijo en la Universidad Internacional de La Rioja estamos diseñando un itinerario formativo modular que, junto con la oferta ya existente, pretende ayudar a los profesores en esta línea, de acuerdo con el Marco Común de Competencia Digital Docente, que se puede resumir en la figura adjunta, tomada de la web de la Escuela.
¿Sigues pensado que esto no va contigo? ¿Que se puede seguir formando a los profesores con métodos exclusivamente expositivos, con "chapas" como tú las llamas? Si me permites un consejo... ¡deberías replanteártelo!

Os dejo un gráfico, también tomado de la página The Flipped Classroom, que recoge 10 consejos que os pueden ser útiles en este proceso de pasar del punto en el que os encontréis al siguiente nivel.


Cogito.org Connecting Young Thinkers Around the World

imagen tomada de cogito.org
Es frecuente que los estudiantes más capaces no reciban el estímulo que necesitan en la escuela o centro educativo al que asisten, por razones que ya expliqué muchas veces, pero que la escuela ignora de manera sistemática. "Agrupar a los niños por edad significa aceptar lo inaceptable, que todos tienen las mismas necesidades educativas, velocidad de aprendizaje parecida, motivación e intereses comunes o estilos de aprendizaje cercanos". Todos sabemos que esto no es así, por eso es imprescindible que la escuela navegue en la ruta de la personalización del aprendizaje. Esto tardará más de lo que los alumnos y sus familias pueden esperar... y el desarrollo social del país también. Cambiará, y la sociedad civil cada vez va tomando más conciencia de la necesidad de actuar, como es el caso de la recientemente creada plataforma de apoyo a las altas capacidades.

Pero no solo se aprende en la escuela, ni en los libros de texto o a partir de un currículo cerrado. Se aprende en muchos otros lugares, momentos y temas. ¿Recordáis aquél lema de aprende Anything, Anytime. Anywhere?

Para aprender de lo que nos interesa, cuando nos venga bien y desde cualquier parte, hay soluciones de gran interés como la que hoy os presento: la web Cogito.org desarrollada desde 2006 por el Center for Talented Youth de la Universidad Johns Hopkins, una de las principales universidades del mundo y la institución norteamericana que más invierte en investigación, con la que me une una relación de más de 20 años, como muchos sabéis.

Conecting Young Thinkers Around the World
Este es el lema de esta iniciativa y eso es, precisamente, lo que pretenden. Crear un espacio para que jóvenes entre 13 y 18 años con intereses en las disciplinas que en inglés de engloban en el acrónimo STEM (Science, Technology, Engineering, Medicine), Ciencias, Tecnología, Ingenieria y Medicina, se encuentren y puedan profundizar en los temas que les atraen.

Cogito.org es una comunidad en línea premiada, en la que los estudiantes pueden participar en entrevistas en línea con científicos y matemáticos de todas las edades; leer innumerables artículos, noticias, ensayos, reseñas de libros, encontrar vídeos y blogs relacionados con temas de Ciencia y Matemáticas; y acceder a una base de datos de los programas académicos y concursos de Matemáticas y Ciencias más relevantes del mundo. Vamos algo así como una ventana a un mundo fascinante que está a golpe de clic (¡la tecnología no deja de asombrarme!)

Cogito también cuenta con foros donde los miembros pueden discutir cuestiones científicas y relacionadas con las Matemáticas, así como con sus futuras carreras y otros temas educativos. Esta web recibió el premio SPORE de la revista Science (Science Prize for Online Resources in Education); también ha ganado el Gold Award from the Parents’ Choice Foundation, como uno de los sitios web de la más alta calidad dirigidos a niños y adultos jóvenes.

Inspirado e inicialmente financiado por la Fundación John Templeton, Cogito se lanzó en 2006 como un esfuerzo de colaboración entre CTY y otros ocho socios -todas las organizaciones de reconocido prestigio que sirven a los jóvenes más capaces. Hoy en día, Cogito fomenta la educación y el desarrollo de los estudiantes pre-universitarios de alta capacidad académica de todo el mundo. Otras organizaciones que sirven a estudiantes excepcionales, incluidos los patrocinadores de las competiciones más importantes de Matemáticas y Ciencias y educadores que trabajan con los estudiantes en países fuera de los Estados Unidos, puede convertirse en afiliados Cogito y nominar a los estudiantes para ser miembros.

La plataforma está en inglés, lo que en los tiempos que corren o no es un problema o debe dejar de serlo cuanto antes.

Tanto en casa como en la escuela, o cualquier otro lugar, esta plataforma permite a los alumnos adentrarse en un mundo fascinante de conocimiento y entrar en contacto con otros estudiantes con intereses similares de muchos  lugares del mundo.

Aunque hay una parte pública muy extensa, quizá lo más importante para los verdaderamente interesados es afiliarse y convertirse en miembros, algo que es completamente gratuito, basta una recomendación argumentada de algún profesor. Nosotros en el pasado lo hicimos desde CTY España, como algunos recordaréis.

Aquí tenéis los padres y profesores un camino espléndido para mantener los intereses y afanes de aprendizaje de vuestros hijos o alumnos. ¡No me digas que no se puede, será que tú no quieres!

¿Quieres ser un profesor así?


Hace unos meses, por razones que no son del caso ahora, prologué un libro de homenaje que su familia hacía a una profesora excepcional. Lo escribí de corrido, lo he leído varias veces y he pensado, otras tantas, que a mí me gustaría ser un profesor así, que fuese recordado por sus alumnos como esta profesora lo es. Entiendo que compartirlo con todos vosotros es una idea magnífica. A ella no le parece mal, a mí tampoco.

Elogio al profesor que, seguro, todos quisiéramos ser


"Se dice, me parece que con acierto, que se educa más por lo que se es que por lo que se dice; se educa sobre todo si lo que se es y lo que se dice conviven en razonable armonía.

Un profesor no es una persona que dicta lecciones, es una persona que educa con su presencia, con su porte, con su talante, con su modo de estar y de conducirse ante sus alumnos.

Un profesor es alguien que transmite humanidad, que trasluce una concepción de cómo entender el mundo y la existencia. Por eso nunca puede ser reemplazado por una máquina digital, ni por una realidad virtual, porque a la postre la educación se resuelve en un encuentro entre personas.

Cuando un profesor tiene un don, como el caso que nos ocupa, se produce una suerte de magnetismo entre él y sus educandos, una especie de simbiosis que enseña sin enseñar, muestra sin mostrar, enamora sin imponer.

Un profesor así es una rara avis que deja una huella indeleble en quienes han compartido juntos la aventura de aprender, que no se desvanece con el tiempo, no se borra; quizá se matiza y adquiere nuevos destellos a medida que el educando va creciendo y madurando en su propia educación.

Se educa por lo que se es, en particular en la enseñanza, cuando se es buen profesional, es decir, cuando se es competente en lo que se hace, cuando se tiene auctoritas. Pero es preciso algo más que la competencia profesional, condición primera, pero en modo alguno única. Hace falta algo más que un saber técnico bien administrado para promover una auténtica educación.

Es preciso el don de sí mismo en la tarea compartida entre el educador y el educando. Es necesario que el educando se sienta amado por quien le educa.

Pero, ¿es posible un profesor así? Las páginas que siguen [los escritos de los alumnos sobre este profesor que aquí, naturalmente, se omiten] son un testimonio y una demostración libre y espontánea de que sí, de que es posible, si bien excepcional, que el magnetismo que es necesario para que la educación brote, como si de un milagro se tratase, se da en algunas personas.

Este es el caso de [nuestro profesor homenajeado] , una de esas personas que hacen que la aventura de aprender se convierta en la aventura de vivir, en la aventura de ser mejor cada día, porque enseñó a muchos alumnos, con autenticidad, que vivir y aprender son una aventura que merecen la pena.

 Yo he querido, como a hurtadillas, promover el pequeño testimonio de estas páginas, para que sean ejemplo de bien hacer y de bien vivir para los que tenemos la suerte de (...) conocer profesores así.

[Dedicatoria]

Cizur Menor, 31 de Enero de 2015, fiesta de San Juan Bosco.

¡Yo quisiera ser un profesor así!

Mas allá de PISA: UnirLab lo cuenta

www.unir.net

Un documento sobre PISA imponente preparado por UNIRLab de la Universidad Internacional de La Rioja es el motivo de esta entrada. Se pensará que decir esto es interesado por ser juez y parte, pero es que es cierto lo que digo. Pocos trabajos de periodismo científico o de datos tan claros como este he visto.

He escrito, como sabéis, mucho sobre PISA en este blog, hay más de una docena de entradas que podéis buscar por esta etiqueta. Pero esta vez el documento al que quiero dirigiros es de excepcional valor y de exquisita factura técnica, pues incluye multitud de información interactiva apoyándose en gráficos muy poco conocidos hasta ahora, desarrollados en la aplicación Tableau, vídeos con declaraciones de expertos, y un análisis detallado que podréis tener a mano para consultar siempre que sea preciso. Desde luego esencial para profesores, directores y alumnos de Evaluación y materias afines en las titulaciones de Educación. La verdad es que nadie con interés en el sistema educativo se debería perder este informe desgranado hasta el detalle y presentado de manera atractiva y fácil de utilizar, incluso en la clase.

Todo se puede resumir en un vídeo de poco más de cuatro minutos, o se puede desmenuzar en los capítulos que, con todo detalle, describen la información hasta sus últimos pormenores, con diversas secciones dentro de cada uno y una profusión de material directo proveniente de PISA y, en algún caso, del informe TALIS. Os lo recomiendo vivamente, pues hay pocos informes tan importantes y tan mal interpretados como este, ni con tantos partidarios y detractores.

Como ya expuse aquí en otra entrada: "Es importante saber que PISA no es un estudio curricular, no examina a los alumnos directamente del currículo que estudian en sus escuelas, aunque está presente de modo mediato. Y no puede serlo porque los curricula de los países participantes no son iguales. Por ello, lo que se mide son destrezas y competencias que los alumnos han desarrollado en sus años de escolarización, así como su capacidad para aplicarlos a situaciones nuevas para ellos, lo que se supone que será de gran ayuda en su vida laboral y profesional. Cada evaluación es una sola la materia focal y las otras dos son auxiliares y se miden con menos extensión. Por otra parte, es esencial entender que PISA, por la metodología que utiliza (que no es del caso ahora), solo permite hacer estimaciones de valores poblacionales (países o regiones con muestras ampliadas, como nuestras CC.AA. que así lo han hecho), pero en modo alguno permite hacer imputaciones a centros educativos y mucho menos a alumnos. Por tanto, los datos de PISA nos dan una imagen de lo que ocurre en un conjunto relativamente grande, que puede coincidir o no con una realidad particular de un centro educativo concreto o unos alumnos determinados. Esto no es una limitación es, simplemente, que PISA no se ha diseñado para ser una evaluación de diagnóstico de centros o alumnos. Ya hay en marcha un proyecto PISA para las escuelas sobre el que escribí en este blog y cuya lectura te recomiendo".

En el informe que aquí recojo podréis encontrar datos relevantes sobre el impacto de los profesores, su formación en los distintos países, de las escuela o la familia, del tratamiento de la excelencia o del impacto del número de alumnos por clase, o la influencia de la inversión educativa en los resultados de los escolares, incluyendo naturalmente el estudio comparado de España con los demás países participantes o las diferencias entre algunas Comunidades Autónomas españolas. ¡Como para perdérselo! Y todo ello con la ventaja de que el informe está presentado de manera interactiva, sencilla y práctica. Un lujo de la técnica. Y aunque ahora soy parte interesada, no me resisto a no felicitar a los autores de la confección de este trabajo y a los participantes también.

Los capítulos son:
Espero que os resulte, al menos, del mismo interés que para mí. Os ayudará a tener una opinión informada y a mantener discusiones con los agentes interesados apoyándoos en datos.

¡Que lo disfrutéis!