25 características de un profesor con éxito (3/3)



Vamos con el último conjunto de características que suelen estar presentes en los profesores con más éxito.

Los profesores con éxito:

17. Emplean tiempo explorando nuevas herramientas

Con el avance de la tecnología, hay nuevos recursos y herramientas que se pueden agregar una gran funcionalidad a las clases y el desarrollo del currículo. No hay duda de que los estudiantes a los que estás enseñando (mucho más jóvenes que tú) con seguridad ya tienen tomado el pulso al uso de la tecnología, pero quizá no un uso educativo. No tengas miedo de empezar a utilizar la tecnología en el aula. A menudo es un área con financiación insuficiente, pero en este mundo y el clima actual, tus estudiantes crecen en un mundo donde la tecnología está en todas partes. Dales una ventaja inicial y utiliza la tecnología en el aula, con un propósito transformador del aprendizaje claro.

18. Ofrecen a sus estudiantes apoyo emocional

Hay momentos en los que los estudiantes necesitan más el apoyo emocional que una lección por informativa que sea. Los profesores que conectan emocionalmente con sus alumnos tienen más probabilidad de que éstos les escuchen y tomen en serio tus consejos. Los estudiantes necesitan mentores tanto como profesores.

19. Se sienten a gusto con lo desconocido

Es difícil enseñar en un entorno en el que no sabes cual será el presupuesto para tu clase, la implicación de los padres de tus alumnos o los resultados del enorme esfuerzo que pones en tu trabajo. Particularmente los profesores que enseñan en los grados superiores se enfrentan con materias que tienen mucho de abstracto y desconocido (p.e. la Física). ¿Cómo te sientes cuando no tienes todas las respuestas? Los buenos profesores son capaces de trabajar confortablemente aunque no tengan todo bien atado.

20. No se sienten amenazados por el apoyo de los padres

Desgraciadamente padres y profesores se sienten amenazados entre sí. Un profesor que es inseguro verá el apoyo de los padres como una amenaza. Si bien es cierto que hay padres que son 'demasiado' implicados destacando en todo momento los posibles errores de los profesores, la mayoría de los padres buscan lo mejor para sus hijos. Los profesores con éxito confían en sus habilidades y no se sienten amenazados cuando los padres tratan de exponer sus opiniones sobre las clases. Los buenos profesores saben también que no tienen necesariamente que seguir las recomendaciones de los padres.

21. Hacen las clases divertidas

No seas demasiado serio. Algunos días, ser divertido debería ser el objetivo. Cuando lo estudiantes ven que 'eres humano', crecerán en confianza y respeto hacia tí. La diversión y el aprendizaje no son mutuamente exclusivos. El buen humor puede convertir en interesante hasta el más vulgar de los contenidos.

22. Enseñan holísticamente

El aprendizaje no ocurre en el vacío. La depresión, ansiedad o estrés tienen un impacto severo en el proceso educativo. Es crucial que los educadores (y el modelo educativo mismo) tenga en cuanta a la persona de manera global. Ya puedes explicar la lección de Álgebra más divertida e innovadora que si alguno de tus alumnos tiene un problema familiar serio, no le llegará en absoluto.

23. Nunca dejan de aprender

Los buenos profesores encuentran tiempo en su horario para aprender. Esto no sólo les ayuda a reforzar sus conocimientos en una determinada materia, sino que también le pone en la situación de sus estudiantes. Esto le da una perspectiva sobre el proceso de aprendizaje que se puede olvidar fácilmente cuando estás siempre en el modo de enseñanza.

24. Se salen de su zona de confort

Puede ser incluso una zona construida por uno mismo. "Nunca podría hacer eso". Quizá eres un profesor que se ha dicho a sí mismo, por ejemplo, que nunca se convertiría en un profesor que permitiese a los alumnos que se evaluarán entre sí (quizá hayas tenido una mala experiencia de niño). En muchas ocasiones, el principal obstáculo para nuestro crecimiento personal somo nosotros mismos. ¿Has construido una pequeña muralla alrededor de tus procedimientos de enseñanza? Los buenos profesores saben cuando es el momento de derribarla.

25. Son maestros en su materia

Los buenos maestros tienen que saber su oficio. Además de la metodología de la "enseñanza", necesitan dominar su área temática. Aprender, aprender, y nunca dejar de aprender. Los educadores con éxito siempre son curiosos. Pues aquí queda este material interesante adaptado de la fuente original que se cita más abajo.

Mucho se podría decir de cada una de estas características que he adaptado de la fuente original, pero quizá sea mejor que cada uno las piense por sí mismo, o las discuta con sus colegas de claustro. ¿No tenéis la sensación que en las sesiones de profesores se habla mucho de los alumnos y poco de profesores? Bueno es una idea.

Feliz año a todos y el mejor de los éxitos educativos, porque cuando un profesor lo hace bien, el impacto en sus alumnos y el desarrollo social es enorme. Cuando lo hace mal... ¡también!

25 características de un profesor con éxito (2/3)

imagen tomada de worldofumm.blogspot.com


Seguimos añadiendo características que suelen estar presentes en profesores con éxito. La entrada anterior la puedes ver aquí.

Los profesores con éxito:

9. Saben cómo asumir riesgos

"Aquellos que van un poquito más lejos son, precisamente, aquellos que saben lo lejos que se puede ir". Asumir riesgos es parte de la fórmula del éxito. Tus alumnos necesitan ver que experimentas cosas nuevas en la clase, al tiempo que observan atentamente cómo manejas el error cuando las cosas no salen como preveías. Esto es tan importante como la enseñanza misma que haces.

10. Son consistentes

La consistencia no debe confundirse con la rigidez. La consistencia significa que haces lo que dices que vas a hacer y qué no cambias las reglas del juego dependiendo de tu estado de ánimo, y que tus estudiantes pueden confiar en ti cuando te necesitan. Los profesores que están anclados en sus viejos métodos pueden presumir de ser consistentes, cuando en realidad están enmascarando su testarudez.

11. Son reflexivos

Con objeto de evitar convertirse en un profesor rígido y testarudo, el profesor con éxito dedica tiempo a reflexionar sobre sus métodos, el desarrollo de su enseñanza y el modo en el que conecta con sus alumnos. La reflexión es necesaria para descubrir las debilidades que pueden superarse con un poco de resolución y comprensión de las mismas.

12. Buscan un mentor para sí mismos

Los profesores reflexivos pueden acabar descorazonados si no tienen a alguien un poco más experimentado y más sabio que ellos que pueda ofrecerles apoyo. Nunca debes considerarte demasiado viejo o sabio para tener un mentor. Un mentor es esa voz que te dice: "Sí, tu enfoque es correcto..." o "No, tus reflexiones no son correctas porque...", y te ofrece una perspectiva diferente.

13. Se comunican con los padres

La colaboración entre padres y profesores es absolutamente esencial para el éxito de los estudiantes. Crea canales de comunicación fluidos para que los padres puedan acceder a tí con sus preocupaciones y que tú puedas hacer lo mismo con ellos. Cuando padres y profesores hacen un frente común hay menos oportunidades de que los alumnos se atasquen en su problemas.

14. Disfrutan con su trabajo

Es fácil descubrir a un profesor que disfruta con lo que hace. Parecen emanar una energía contagiosa. Incluso si explican Cálculo Avanzado, el tema se convierte en algo vivo y dinámico. Si no amas tu trabajo o la materia que explicas, se notará inevitablemente en tu docencia. Intenta descubrir las razones por las que estás desmotivado y con poca inspiración. Puede que no tenga nada que ver con la materia, sino con tus expectativas. Ajustalas un poco y quizá compruebes que tu interés por la enseñanza vuelve a crecer en tí.

15. Se adaptan a las necesidades de los estudiantes

Las clases son como un organismo vivo en constante evolución. Dependiendo del día, de la asistencia y de la fase de la luna, es posible que tengas que cambiar tus planes o tu programa para adaptarte a tus alumnos. A medida que crecen y cambian, tus métodos pueden hacerlo también. Si tu objetivo es promover un currículo o un método, puedes sentir como un insulto personal el tener que cambiarlo. Trata de conectar con tus alumnos y no tendrás problemas para ir cambiando a medida que pasa el tiempo.

16. Dan la bienvenida al cambio en sus clases

Esto se relaciona con lo anterior, pero de un modo ligeramente diferente. ¿Te ha pasado alguna vez que estabas tan aburrido con tu casa o tu dormitorio que decidiste reorganizarlo todo para sentirlo como nuevo? El cambio estimula el cerebro por la novedad y sensación de aventura. Cambia tu clase para que tus alumnos sientan la novedad. La simple reorganización de los pupitres y algunas rutinas pueden infundir nueva vida en medio de un largo año escolar.

______________________

En la próxima entrada trataremos las 9 características restantes para llegar a las 25 que señala el título.

25 características de un profesor con éxito (1/3)

imagen toma da de www.education.gov.gy


El artículo en el que se basa esta entrada se titula "25 Things Successful Educators Do Differently", es decir, las 25 cosas que los profesores con éxito hacen de modo diferente. Lo dividiré en tres partes para no cansar y hacer más fácil su lectura. Fue publicada por Julie DeNeen y su original puede verse aquí.  Los profesores son la clave del sistema educativo, como ya señalé en alguna ocasión, pero la clave olvidada, aunque ahora acaba de presentarse un libro blanco sobre la profesión docente que esperemos ayude a recordar y repensar la importancia del profesor en la educación. Ya recordáis aquella entrada en la que postulaba que se educa más por lo que se es que por lo que se dice, o aquella otra en la que preguntaba si eres un profesor mágico, o la que preguntaba, sencillamente, ¿qué clase de profesor eres? 27 C

Echemos ahora un vistazo a algunas características de los profesores que suelen diferenciar a los que tienen éxito de los que no lo tienen. Como siempre lo de las listas es más un recurso de la blogosfera que otra cosa. Antaño habríamos titulado esto como: "algunas reflexiones sobre conductas de los profesores con éxito". Hoy se tiende al lead atractivo y uno puede caer en la tentación de decir: "Las 25 claves imprescindibles...". Sea como fuere, y títulos aparte, los 25 puntos que siguen pueden ser adaptados a la conveniencia de cada uno y ser más o menos en la lista, pero a todos nos pueden servir para reflexionar sobre nuestra conducta como profesores. Vamos a por ello.

Los profesores con éxito:

1. Tienen objetivos claros

¿Cómo saber si estás conduciendo por el camino correcto cuando viajas a un lugar nuevo? Utilizas las señales de tráfico y un mapa (aunque hoy en día podría ser SIRI o un GPS). En el mundo de la educación, los objetivos que propones para tus alumnos actúan como señales de tráfico hacia su destino. Tu plan es el mapa. Hacer una previsión no sugiere falta de creatividad en tu plan de estudios, sino más bien, da creatividad al marco en el que se va a desarrollar para tener los logros deseados.

2. Tienen un sentido de su propósito

No podemos tener días épicos y memorables constantemente en nuestro trabajo. A veces la vida es vulgar y tediosa. Los maestros que tienen un sentido claro de sus propósitos y que son capaces de ver el panorama en su conjunto, pueden pasar por encima de los días duros y aburridos porque sus ojos saben mirar a lo lejos.

3. Son capaces de vivir sin recibir un feedback inmediato

No hay nada peor que sudar preparando una lección sólo para que tus estudiantes salgan de clase, sin ni siquiera una sonrisa o un "Gran trabajo profe!". Es duro dar el 100% de uno mismo y no ver resultados inmediatos. Los profesores que esperan la gratificación instantánea acabarán quemados y desilusionados. El aprendizaje, las relaciones y la educación son un esfuerzo desordenado, al igual que el crecimiento de un jardín. Se necesita tiempo y un poco de 'suciedad' para que crezca.

4. Saben cuándo escuchar a los estudiantes y cuando hacer caso omiso

Claramente relacionado con lo anterior está el concepto del discernimiento respecto al feedback a los estudiantes. Un profesor que nunca escucha a sus estudiantes acabará equivocándose. Un maestro que siempre los escucha se equivocará. No es tarea sencilla saber cuándo hay que escuchar y adaptarse, y cuando es el momento de decir: "No, vamos a hacerlo de esta manera porque yo soy el profesor y se lo que debemos hacer".

5. Tienen una actitud positiva

La energía negativa perjudica la creatividad y es un buen caldo de cultivo para el miedo al fracaso. Los buenos maestros tienen un estado de ánimo optimista, una sensación de vitalidad y energía, y ven los reveses momentáneos como necesarios hacia la meta final. La positividad engendra creatividad.

6. Esperan el éxito de sus alumnos

Este concepto es similar para los padres también. Los estudiantes necesitan a alguien que crea en ellos. Necesitan personas más sabias y de más edad que valoren sus capacidades. Es importante poner el listón alto y luego crear un entorno en el que el fracaso sea parte del camino al éxito. Esto motivará a los estudiantes a seguir intentándolo hasta que lleguen a la expectativa que se ha establecido para ellos.

7. Tienen sentido del humor

El humor y el ingenio producen una impresión duradera. Reducen el estrés y la frustración, y dan a la gente la oportunidad de mirar a sus circunstancias desde otro punto de vista. Si nos entrevistáramos con 100 estudiantes y les preguntásemos acerca de su profesor favorito, apuesto a que el 95% de ellos tenían buen humor.

8. Utilizan los elogios de modo inteligente

Los estudiantes necesitan el estímulo, pero estímulo realista. No es bueno alabar su trabajo cuando se sabe que es sólo el 50% de lo que son capaces. No se trata de crear un ambiente donde no hay elogios o reconocimiento al trabajo; lo que se debe es crear un ambiente en el que los elogios son valiosos porque se utilizan de manera inteligente y oportuna.

_______________________

En la próxima entrada seguiremos con otras 8 o 9 características más, para llegar a las 25 en la tercera. Estos días no son para leer mucho.

Aquí tenéis un buen material para reflexionar, analizar, discutir en sesiones de formación de profesores, etc. También pueden ser útiles para los padres, no en vano son los primeros y principales educadores de sus hijos y muchos de los puntos tratados son trasladables a la educación familiar fácilmente.

Dadas las fechas aprovecho para desearos una feliz Navidad y un año nuevo lleno de resultados positivos, con la energía y el optimismo necesario para vadear los que no lo sean tanto.


21 componentes de un feedback efectivo


Hoy una entrada visual que enlaza con otra previa y que tiene su interés. Aunque el infográfico se ha diseñado para el mundo de la empresa, es perfectamente aplicable a la educación. La fuente original es TalkDesk y ya expliqué, en una entrada anterior, cada una de las características, pero entonces no traduje el gráfico.

Tienes en el blog otras entradas sobre esta estrategia que es tan importante en los procesos de aprendizaje y que ningún profesor debería descuidar. Buen tema para discutir con los aprendices o con los profesores o quienes tiene que guiar o ayudar en el aprendizaje de otros, también los padres. 


¿Puede la ley ayudar al desarrollo del talento?



Como muchos saben, la ley de la Enseñanza Elemental y Secundaria de los Estados Unidos de norteamérica se promulgó en 1965, y se denominaba con su acrónimo ESEA. Años después (en 2001) se modificó para pasar a denominarse No Child Left Behind (que ningún niño se quede atrás), cuyo nombre completo era: "Act to close the achievement gap with accountability, flexibility, and choice, so that no child is left behind".

Pues bien, recientemente se ha aprobado una nueva ley, o una nueva modificación de la anterior, que tiene un nombre interesante: Every Student Succeeds Act (Cada alumno tiene éxito, su acrónimo es ESSA), y acaba de ser firmada hace tres días por el presidente de los EE.UU.

"With this bill, we reaffirm that fundamentally American ideal—that every child, regardless of race, income, background, the zip code where they live, deserves the chance to make of their lives what they will." — President Barack Obama

Quizá os estéis preguntando ¿qué interés tiene esto para nosotros? Lo veréis enseguida. Me refiero a una nota que resumo de la NAGC, la National Association for Gifted Children.

ESSA marca la primera vez que el Congreso deja claro que los fondos del Título I pueden ser utilizados para identificar y servir a los estudiantes dotados, lo que asegurará que los estudiantes de alta capacidad de las familias de bajos ingresos, y otras poblaciones insuficientemente atendidas, podrán recibir la instrucción con el nivel de reto que necesitan para alcanzar su potencial.

ESSA requiere que los Estados digan cómo van a utilizar los fondos de formación para dotar a los maestros de la competencia necesaria para que sepan identificar a los estudiantes de alto potencial y para satisfacer las necesidades académicas de los alumnos de alto rendimiento. Los distritos que reciban estos fondos deberán dedicarlos específicamente para atender las necesidades de estos alumnos.

Además, la ley mantiene la autorización del programa Jacob Javits para los alumnos más capaces, que ha tenido un alto impacto y ha ofrecido numerosas estrategias para identificar y servir a los estudiantes académicamente talentosos, en particular los de las comunidades que han sido históricamente sub-representados en este tipo de programas.

Ahora ya parece que se ve el interés, ¿no? Pero hay algo más.

La nueva ley incluye por primera vez determinados aspectos de la ley TALENT (To Aid Gifted and High-Ability Learners by Empowering the Nation's Teachers; algo así como "Para ayudar a los aprendices dotados y de alta capacidad a través del empoderamiento de los profesores de la nación). El interés me parece que se incrementa, ¿no os parece? Los cuatro pilares de esta ley son (puede verse un desarrollo aquí):

  • Apoyo al desarrollo de los educadores para asegurar el crecimiento académico de los estudiantes de alta capacidad.
  • Enfrentar y abordar las lagunas de excelencia (diferencias de rendimiento de grupos como latinos, africanos, etc.)
  • Proporcionar transparencia pública con datos sobre el rendimiento de los estudiantes. 
  • Continuar la investigación y difusión de buenas prácticas en la educación de los alumnos de alta capacidad.

La cuestión es bien clara; es cierto que las leyes no lo resuelven todo, en nuestro país casi nada en realidad, pero siempre es posible mejorarlas y, en particular, hacerlas más operativas.

Acaba de presentarse hace pocas fechas el Libro Blanco de la profesión docente que ya ha levantado bastante polvareda y lo seguirá haciendo, pero que me parece un intento razonable de plantear los retos de la educación, al menos aquellos que afectan a los profesores que son, con mucha frecuencia, la clave olvidada del sistema educativo.

He buscado en el texto del libro blanco algunos términos relativos a nuestro ámbito de interés y solo he encontrado "Talento", pero no "Alta capacidad". Respecto al talento se dicen varias cosas que tienen importancia y que reproduzco a continuación sin más comentarios (los énfasis del texto son míos):

"Aspiramos a una escuela inclusiva, dirigida a impulsar el talento de cada alumno, y una escuela expansiva, que salga de sus muros y actúe sobre su entorno. Una escuela que atraiga y que irradie. (p. 8)".

"Es preciso repensar desde la escuela cuáles son las nuevas competencias que debemos fomentar en nuestros alumnos para hacer efectiva la misión ética de la educación (formar buenos ciudadanos), la misión intelectual de la educación (desarrollar el talento de los alumnos) y la misión práctica (preparar para la inserción laboral). (p. 11)".

"Gestionar el progreso en el aprendizaje. La tarea de los docentes no es “enseñar”, sino conseguir que los alumnos “aprendan” y eso implica una educación lo más cercana posible al alumno, atender a las distintas velocidades de aprendizaje, aprovechar las metodologías cooperativas, utilizar las nuevas tecnologías para hacer posible esa diversificación, hacer proyectos con otros profesores para aprovechar sinergias (p. 15)


"El objetivo de la escuela es conseguir el éxito educativo de todos los alumnos, ayudarles a que alcancen sus mejores posibilidades intelectuales, afectivas y éticas, con independencia de su procedencia social, económica o cultural, defender sus derechos y favorecer su integración en la vida laboral y ciudadana. Es, pues, una escuela inclusiva dirigida a impulsar el talento de cada alumno, y una escuela expansiva porque debe salir de sus muros y actuar sobre su entorno (propuesta 1, p. 20)".

Ahora habría que decir aquello de "obras son amores y no buenas razones". Digo esto porque legislación tenemos desde hace años pero ¿de qué ha servido? ¿qué formación tienen los profesores para realizar lo que va dicho? ¿qué saben en concreto sobre los alumnos más capaces?

El ejemplo norteamericano, con todos los dramas de su sistema educativo, es útil por varias razones:
  1. Si se observan las fechas se verá que el cambio, enmienda  o mejora de las leyes no es frecuente. Recordemos que es España llevamos varias leyes de educación en los últimos treinta años.
  2. Es una ley que quiere abordar el problema de los déficit de rendimiento del sistema educativo y su desventaja con relación al contexto internacional, lo que refleja un espíritu crítico sobre su realidad notable y envidiable.
  3. La acciones van acompañadas de fondos, de recursos que hagan viable lo que se plantea.
  4. Se incorporan principios de la ley TALENT que aborda un punto crucial como es la formación de profesores para atender a los más capaces, aspecto que en el mencionado libro blanco no aparece de manera explícita. Me referí a este aspecto en esta entrada que si no has leído te recomiendo vivamente.
  5. Es una ley en la que han estado de acuerdo ambos partidos de la cámara.
Pues parece suficiente para pensar si no es ésta una buena senda para recorrer.

Flipped Learning y las Matemáticas con Khan Academy. Un nuevo informe de investigación


Acaba de aparecer un nuevo informe a pequeña escala y de carácter cualitativo sobre la implantación del enfoque Flipped en un conjunto de escuelas británicas, realizado por una agencia externa, independiente, a las escuelas llamada National Foundation for Educational Research entre cuyos objetivos está el ofrecer evidencias para la excelencia educativa, colabora en el informe NESTA, una fundación para la innovación.

El estudio se llevó a cabo en el curso 2014-15 en nueve escuelas de Inglaterra y Escocia, y a los profesores se les pidió que utilizasen recursos de la plataforma Khan Academy en el proceso de enseñanza de las Matemáticas que fuesen relevantes para su currículo.

El informe de 42 páginas se incluye más abajo. Es muy fácil de leer y los mensajes son claros. Aquí reproduzco algunos de los contenidos en el sumario ejecutivo de dicho informe.

Impacto en la enseñanza y en el aprendizaje

La implantación del flipped learning supuso más tiempo para:

  • practicar y aplicar los conocimientos y destrezas adquiridos
  • formular preguntas y elaborar discusiones de mayor nivel cognitivo
  • fomentar el aprendizaje colaborativo
  • favorecer un aprendizaje independiente guiado por el propio estudiante
  • apoyo individualizado
  • incrementar el conocimiento de los estilos de aprendizaje preferidos por cada alumno

Impacto en la implicación del estudiante, su aprendizaje y sus destrezas


En relación con las Matemáticas los estudiantes incrementaron:

  • su compromiso con el aprendizaje
  • sus conocimientos y comprensión de la materia
  • su confianza
  • la consciencia respecto de sus fortalezas y debilidades
  • sus destrezas para el aprendizaje autónomo
  • su progreso en la materia y sus logros en la misma

También señala el informe algunos retos a la hora de implantar este enfoque pedagógico, entre los que se encuentran:

  • El acceso a la tecnología
  • La identificación de los recursos online adecuados
  • La falta de participación de los alumnos en el trabajo previo a la clase
  • Las propias preferencias tanto de profesores como alumnos por la enseñanza cara a cara frente a la enseñanza remota.
Estas limitaciones fueron superadas en algunos casos, pero en algunos otros supusieron una limitación para un mayor impacto del Flipped Learning.

Hay muchos otros resultados interesantes que te animo a descubrir por tí mismo. Lo que parece claro es que la experiencia, una vez más, es positiva pero como sabemos bien, no todo es blanco o negro en la educación y aquí se aprecia claramente. Una adecuada formación de los profesores parece esencial.


Alta capacidad: ¿Genética o ambiente?


Hace unas pocas fechas escribí sobre el papel de la inteligencia en el rendimiento de los alumnos y su aproximación al aprendizaje, al hilo de uno de los principios del documento de la American Psychological Association que probablemente ya has leído. Esto originó algunos comentarios y algunas respuestas por mi parte, que se pueden ver aquí.

Al hilo de estos comentarios y tratando de argumentar las respuestas encontré un video de Robert Plomin, una autoridad mundial en Behavioral Genetics, que trabaja en el King's College de Londres.

Ya sabéis que ha habido en la historia una larga discusión que ha ido pasando de los defensores a ultranza de la sola herencia, a los proponentes del solo ambiente. Quizá esta historia pendular hace poca justicia a la realidad y hay que buscar un equilibrio. Ni la sola genética puede explicarlo todo, ni el ambiente puede "vencer" las disposiciones biológicas. En este sentido la vieja cuestión de si "se es" o "se hace" hay que ponerla en su justo término, como ya traté de hacer en esta entrada, o cuando traté este mito.

Es importante porque si se es, nada hay que hacer y el papel de la educación tendría pocas oportunidades de provocar cambio alguno (genetismo). Por otro lado si todo se consigue a base de esfuerzo y entrenamiento, poco importa la carga genética del individuo (ambientalismo). Bueno, no preguntaré ¿qué piensas? Simplemente porque sería una pregunta inapropiada. Lo que sí pregunto es: ¿qué dice la ciencia, la investigación científica? Plomin lo explica de manera magistral en este breve vídeo que lamento no haber tenido tiempo de traducir. Como siempre podéis copiar la transcripción que Youtube ofrece y traducirla en un traductor. No será perfecta pero os ayudará.

La idea es que las diferencias existen y que en torno al 60% de las mismas son genéticas. Los alumnos, las personas, como todos sabemos, son distintas. Y como las diferencias existen, es necesario contemplarlas en la educación. Tratar a todos como si fueran iguales es, simplemente, darle la espalda a la ciencia. Por tanto, la educación personalizada, no es una cuestión de política educativa, es una cuestión de genética, por así decir. Creo que me entendéis.

Podemos seguir obstinándonos en lo que nadie cree: que todos los alumnos son iguales. Pero esto es como decir que los delfines son peces: un mero error. Solo que mucho más grave pues estamos hablando de personas.