9 Estrategias de instrucción efectivas propuestas por Marzano



Hablamos anteriormente de estrategias de instrucción efectivas en esta entrada, que luego desgrané en las tres siguientes (las puedes repasar aquí,  aquí y aquí).

Hoy quiero referirme a otras nueve estrategias de instrucción efectivas propuestas por Robert Marzano y que se incluyen en el infográfico de abajo.

"Una instrucción efectiva es clave para mejorar el aprendizaje de los estudiantes. Estas nueve estrategias ayudan a los alumnos a rendir a un nivel superior".

1. Identificar semejanzas y diferencias. La capacidad de descomponer un concepto en sus características similares y diferentes ayuda a los alumnos a entender problemas complejos analizándolos de un modo más simple.

2. Resumir y tomar notas. Estas destrezas incrementan la comprensión, al pedir a los alumnos que identifiquen lo que es lo esencial y lo describan con sus propias palabras.

3. Reforzar el esfuerzo y ofrecer reconocimiento. Los profesores tienen que ayudar a los estudiantes a que perciban la relación entre el esfuerzo, el rendimiento y el reconocimiento [de su trabajo].

4. Tareas y práctica. La práctica apoya el aprendizaje, las tareas tienen que ser intencionales y tener un objetivo o resultado específico.

5. Representaciones no verbales. Incorporar representaciones visuales, gráficos, imágenes, pictogramas, para reforzar los conceptos y el vocabulario

6. Aprendizaje cooperativo. La investigación muestra que organizar a los alumnos en grupos cooperativos produce un efecto positivo sobre el aprendizaje global. [En lo que se refiere al aprendizaje cooperativo y los alumnos de alta capacidad te aconsejo leer esta entrada].

7. Establecer objetivos y ofrecer feedback. Establecer objetivos que sean adecuados a las metas de aprendizaje los alumnos y ofrecer feedback encaminado a dichas metas [las entradas señaladas al comienzo hablan de esto].

8. Generar y someter a prueba hipótesis. Pedir a los alumnos que establezcan hipótesis [esto se sitúa en el nivel de síntesis de la taxonomía de Bloom], las comprueben y verifiquen los resultados.

9. Preguntas, pistas y organizadores avanzados. Emplearlos para ayudar a los alumnos a conectar con sus conocimientos previos de modo que den sentido a la información.

¿Lo digo una vez más? Pues lo diré. Esta es una buenísima tarea para los equipos de profesores o departamentos que podrían analizar en qué grado, en el desarrollo del proceso de aprendizaje de las materias, implantan estas estrategias o algunas de ellas y cómo.


P. D. Si quieres completar esta tarea puedes revisar la taxonomía de Marzano y su correlación con la de Bloom desde este enlace de la página de Orientación Andújar.


Find more education infographics on e-Learning Infographics

250 influencias sobre el rendimiento escolar: ¿qué funciona en educación?


Desde hace muchas décadas la investigación educativa muy sólida ha ido inundando las revistas especializadas. Esas que solo leen los especialistas y que rara vez, por se optimistas, leen los profesores que realizan su trabajo en las aulas. Esta investigación que se viene desarrollando en los más diversos países, pero particularmente en los de habla inglesa, tiene por objeto el analizar y buscar evidencias sobre los aspectos del proceso y del contexto educativo que mayor influencia puedan tener sobre el aprendizaje de los alumnos. En síntesis, tratan de responder, por decirlo coloquialmente, a la pregunta: ¿qué funciona en educación? ¿qué impacto tiene en el rendimiento de los alumnos este o aquel factor? Se trata de responder a la pregunta clásica que siempre sugiero a mis alumnos antes de opinar sobre cualquier tema educativo:
Sobre esto, ¿qué dice la investigación?

Un investigador neozelandés muy conocido, al menos por los que nos dedicamos a esta profesión, John Hattie, ha publicado extensamente sobre los factores que influyen en el aprendizaje, basándose en la técnica del metaanálisis, o síntesis cuantitativa de investigaciones que son sintetizables, es decir equiparables en aspectos sustantivos. Algunos de sus trabajos se han publicado en español. También en el blog me he referido parcialmente a sus estudios en esta entrada y en esta otra. O a otros aspectos de los resultados de la investigación sobre las estrategias que funcionan mejor en la educación, como esta, que luego desgrané en otras que puede recuperar aquí, aquí y aquí.

No dejo de recordar ahora, viene muy al caso, aquel artículo de síntesis publicado por mi gran amigo y colega (q.e.p.d.) Eduardo López, que -para hacer bueno lo señalado más arriba- es muy probable que no hayas leído, pero que puedes rescatar desde este enlace. Así es como vamos cerrando la brecha entre la investigación y la práctica, principal razón de existir de este blog.

Volvamos al tema que nos ocupa después de esta digresión que merecía la pena.

La relación de factores estudiados por Hattie y publicado en diversos años, ha ido creciendo hasta los 250 que acaban de publicarse en 2017 (Una imagen interactiva de efectos anteriores puedes verla desde aquí).

Sobre la base de 1400 metaanálisis, 80.000 estudios primarios y una población afectada de 300 millones de alumnos. Es, sin duda, la evidencia más sólida con la que contamos en términos de investigación y rendimiento. Naturalmente que la educación no se acaba aquí, pero estos resultados tienen mucha utilidad para organizar el proceso de enseñanza-aprendizaje en las escuelas y centros educativos, parte esencial de su quehacer educativo.

También puedes consultar una tabla interactiva sobre los mismos efectos desde aquí. Un glosario del significado de los principales efectos lo puedes ver desde aquí.

Bueno, te dejo una tarea que te llevará, si te aplicas mínimamente, bastante más de una semana, pero de la que no te arrepentirás. Estar al tanto de estos aspectos marca un cierto horizonte para el profesor. El verdadero horizonte que necesita el cambio en educación, a mi juicio.

¿Y si dedicamos algunas sesiones de trabajo del claustro a discutir sobre estos aspectos que, desde luego, admiten muchas lecturas?

Por cierto,  ¿has visto en la tabla que la aceleración y el enriquecimiento con alumnos de alta capacidad tiene magnitudes del efecto de 0.68 y 0.53?


P. D. Si necesitas, para una mejor comprensión, visualizar alguna magnitud del efecto, visita esta página y tendrás gráficamente representado el valor que quieras.

La educación de los más capaces en Europa: implicaciones para educadores y Administraciones


El pasado Julio hice una entrada en la que preguntaba: ¿quieres saber lo que dicen los expertos sobre las altas capacidades? Era a propósito de un libro imprescindible para los estudiosos de este tema, publicado por la American Psychological Association, que tiene como editor principal a Steven I. Pfeiffer, quien escribió un libro que, como sabes, acabamos de publicar en español.

Una de las razones por las que los mitos, los prejuicios y los errores, sobre las altas capacidades persisten es, a mi juicio, porque las personas que deberían hacerlo, leen poco, se actualizan escasamente y no se acercan a las fuentes más autorizadas. Como ya señalé, cada vez va quedando menos espacio al error, pues poco a poco vamos ofreciendo más y más información de calidad y en nuestra lengua, para remover toda posible barrera, así que el que no se actualice será porque no quiere hacerlo. La educación de los más capaces, como la de todos, no es una cuestión de opiniones, es una cuestión de evidencias.

Volviendo al libro de la APA. Escribí, en el mismo, un capítulo (el 4), junto a mi buena amiga y colega Joan Freeman. En él dábamos cuenta de la situación de la educación de los más capaces en Europa.  Quiero traducir las conclusiones a las que llegamos después de llevar a cabo el análisis de los datos recogidos en numerosos países. También puedes descargarte material complementario que no está en el capítulo, incluido el cuestionario, desde este enlace. Solo te pido que si lo usas tengas la amabilidad de citar su procedencia y autores.

Algunas de las consideraciones finales, traducidas al español, te las ofrezco a continuación, si bien te recomiendo leer, si te es posible, el capítulo entero:

1. Los términos de la identificación a menudo se refieren a los logros o rendimientos escolares, pero sería mucho menos derrochador poner mayor énfasis en el descubrimiento del potencial. Tal ampliación del alcance de la identificación la haría más inclusiva, potencialmente minimizaría las preocupaciones sobre el elitismo y ayudaría a los niños altamente capaces de entornos educativos pobres o desfavorecidos.

2. Los cambios inevitables y constantes de los responsables educativos y altos funcionarios de los gobiernos implican que las políticas, a menudo, son a corto plazo e influenciadas por personalidades y visiones individuales.

3. La financiación disponible no es segura ni uniforme, obligando a los implicados a competir por fuentes que pueden ser inapropiadas, como el equipamiento del aula.

4. Algunas escuelas pueden resistirse a la preocupación especial por los dotados, ya sea por concepciones erróneas o por ideología. Sin maestros motivados en el aula, es difícil poner en práctica cualquier política.

5. Los responsables educativos de las Administraciones no siempre reciben descripciones claras de los investigadores y profesionales sobre los alumnos a los que se les pide que apoyen.

Sin embargo, hemos identificado algunas formas de superar estos obstáculos:

1. Las escuelas y los maestros podrían ser recompensados, ​​con estatus o dinero, por reconocer y atender a sus alumnos con más potencial. Esto significaría que las escuelas vendrían obligadas
a rendir cuentas del rendimiento de los alumnos de más capacidad, como lo hacen sobre el progreso escolar de todos los demás niños.

2. Las medidas educativas para los alumnos más capaces deberían ser integrales en las escuelas normales, mientras que también se debe ofrecer ayuda especial en áreas de dominio específicas. Las opciones incluyen entornos de aprendizaje, aprendizaje acelerado y estudios de ampliación.

3. La enseñanza convencional con un enfoque creativo-imaginativo y de mentalidad abierta es más probable que estimule a los más capaces a expandir su potencial creativo que la memorización.

4. Las redes de actividades fuera de la escuela deberían estar ampliamente disponibles dentro y entre los países, para reunir a estudiantes de ideas afines. Esto podría llevarse a cabo a través de clases magistrales, escuelas especializadas, universidades, organismos profesionales, clubes deportivos, orquestas, clases de arte, Internet, etc.

5. Los costos no deben ser una barrera importante para las iniciativas destinadas a apoyar a los estudiantes altamente capacitados en las escuelas estatales no selectivas. Pero donde el dinero sea escaso, las actividades para los dotados y con talento pueden parecer más un dispositivo de racionamiento para viajes populares que un medio de educación de alto nivel.

6. A los estudiantes se les debe permitir salir y entrar en la categoría de talentosos y capaces. Esto les permitiría experimentar el aprendizaje de alto nivel en áreas particulares con la posibilidad de probar con los demás.

7. Los educadores en diferentes países tienen mucho que aprender del estudio cuidadoso de las políticas y prácticas de otros. Pero la aceptación sin más de programas de otros lugares puede tener poco éxito.


Mucho más lo puedes encontrar en el capítulo, que incluiré en esta misma entrada en el momento en que reciba la autorización del editor, que es quien tiene los derechos de copyright del mismo. Espero que este breve resumen os sirva para tener una visión de conjunto, con sus luces y sombras. ¡Queda mucho por hacer!


7 Criterios para que sepas si te tomas en serio, o no, las altas capacidades y el desarrollo del talento





Ya ha llovido algo desde que comencé en este blog a hablar de la atención a los alumnos de más capacidad y el desarrollo de su talento. No me rindo.  Esta vez te propongo solo siete puntos, pero con toda intención de recordar que si los centros educativos, también lo universitarios, no abordan en serio este asunto, no deberían ni pronunciar la expresión: "educación personalizada", y sobre ellos, no quiero ser tremendista, pesará una gran hipoteca social por negligencia, ignorancia o desinterés. Ya lo decía Caroly Callahan hace unos años.

“Whatever we do, the highly able students will still be there in schools. Hence, we need to do our best to ensure that we don't jeopardize their welfare through lack of knowledge, inappropriate actions, or neglect” Carolyn M. Callahan, Journal for the Education of the Gifted, 19(2), p. 149, 1996

Es mucho lo que hay que hacer y muchas también las razones por las que hacerlo. Porque sí, es posible un sistema educativo mejor.

Esta entrada se basa en otra anterior, que escribí en el ya lejano 2012, que modifico y adapto a los tiempos que corren. ¿Qué habrá pasado en la vida de tantos jóvenes en estos cinco años? ¿Qué habrá sido de su talento? ¿Qué hicieron sus profesores por ayudarles a desplegar su potencial? ¿Cuántos habrán tenido éxito? ¿Cuántos habrán fracasado? ¿Qué se ha perdido la sociedad sin sus contribuciones? ¿O qué ha ganado con las que se hubieren producido?

Voy a establecer 7 tesis o principios, nada improvisadas, ¡te lo aseguro! Te propongo sobre los mismos una tarea: que respondas (basta con que lo hagas mentalmente, o con tus compañeros de claustro, de asociación, etc.) si estás de acuerdo y por qué, o si estás en desacuerdo y, entonces, justifiques tu respuesta. Y, sobre todo, que indiques los argumentos científicos y educativos en los que se apoyan tus respuestas. Vamos allá.

1. El futuro de las sociedades se afianza en la promoción de la excelencia de todos sus ciudadanos desde las más tempranas edades, pero es necesario reconocer que el talento que no se cultiva puede perderse o, al menos, no alcanzar el grado de desarrollo que podría lograr con una acción educativa bien planificada. Reconociendo que la excelencia para algunos será modesta o escasa, aunque necesaria, para otros imponente, pero imprescindible. Todos somos distintos, pero todos tenemos un potencial de optimización que no podemos despreciar, que nadie debería impedir que se realice a su tiempo y del modo conveniente.

2. Es una imperiosa necesidad llevar a cabo procesos de evaluación de las capacidades para el aprendizaje (en cualquier área o ámbito) de todos los alumnos, sistemáticos y periódicos, desde edades tempranas, para que ello permita intervenir estimulando el desarrollo del talento de cada uno. Un centro educativo, un profesor, que no conozca el potencial de cada alumno y lo que razonablemente debe esperar de su rendimiento, que no determine con precisión lo que sabe y domina cada uno y lo que no, no está en condiciones de promover un proceso de aprendizaje cabal y eficaz. Sería como el patrón de una embarcación que navegara día tras día pero sin saber a qué puerto se dirige.

3. Es de justicia que el sistema educativo identifique a los más capaces para ofrecerles la mejor educación posible, aquella acorde con sus capacidades, motivaciones e intereses. Que los centros educativos conozcan el nivel de competencia de todos sus alumnos es esencial para que puedan darle, a cada uno, lo que realmente necesita.

4. Cultivar y promover el talento es una exigencia de la igualdad de oportunidades que lleva a dar a cada uno la educación que precisa. Es nefasto confundir igualdad con equidad porque esto produce injusticia. Más aún, pensar que la escuela está para fomentar la primera y no la segunda es una catástrofe educativa. La escuela y la educación, entre otras muchas cosas, están para: a) hacer realidad lo que no son, en principio, más que dudosas potencialidades; b) para conseguir que potencial y rendimiento se equiparen; c) para hacer, en suma, que las personas sean felices. Y no lo serán si se impide, por acción u omisión, su desarrollo. Se pueden ver más argumentos aquí

5. Es urgente romper con los mitos y prejuicios sociales y educativos que frenan el reconocimiento de los más capaces y su desarrollo. He escrito sobre esto abundantemente. Puedes verlo desde aquí.

6. Debemos fomentar un sistema educativo que promueva la excelencia, lo que mejorará la educación de todos. Además, favorecerá que el talento de los más capaces sea puesto al servicio de la sociedad y lidere la construcción de un futuro mejor. Como dijera el profesor Stanely, "no debemos olvidar que ellos [los más capaces] nos necesitan ahora, pero nosotros los necesitaremos a ellos mañana".

7. Es preciso crear las condiciones para que los agentes sociales y económicos puedan intervenir en la financiación de programas de desarrollo del talento en las diversas edades, llevando el mecenazgo a niveles similares al de otros países. Es interesante ver las acciones que se llevan en otros lugares como la Giving Pledge, sobre la que escribí aquí.

Termino con una afirmación de perogrullo: "El talento no crece en los árboles", ¿o sí?

______________________________
P. S. Te recomiendo leer este artículo donde expertos de varios países hablan de sus sistemas educativos. Puede darte ideas sobre lo que debemos, o no, hacer:
http://www.xlsemanal.com/actualidad/20111204/magazine-fondo-educacion-mayores-541.html