Reflexiones en voz alta sobre las altas capacidades: una entrevista de radio Illa Formentera

Entrevista sobre altas capacidades

Las altas capacidades siguen siendo un ámbito educativo que requiere de mucha formación e investigación. No solo en España sino globalmente. El caso de España es particularmente dramático por diversas razones, entre las que destaca la mala comprensión de este constructo, las creencias arraigadas sobre posiciones que han cambiado sustancialmente a lo largo de los años, entre otras. Baste ver todo el enfoque del desarrollo del talento que es preponderante hoy en día en la comunidad científica y que está bien lejos del «ser o no ser». Es preciso también que los medios nos ayuden a difundir las ideas y evidencias de las que disponemos hoy en día, todo ello con un único objetivo: lograr un desarrollo pleno del potencial de los educandos y, sobre todo, ayudarles a ser felices, cosa que no lograrán si no se les atiende oportunamente.

¿Qué sistema educativo necesitamos?

Hacia una nueva escuela

Llevo años dando vueltas a este asunto que parece que ahora viene a catalizarse por causas ajenas de modo directo , pero bien reales, a lo educativo. No creo que la escuela tenga que cambiar por el COVID-19, la escuela (la Universidad también), los sistemas educativos tienen que cambiar porque el modelo en el que se basan está caducado hace tiempo. Que la situación pandémica podría actuar de catalizador de ese cambio, de acuerdo. Pero la razón es mucho más de fondo, para nada coyuntural. ¿Por qué? A mi juicio porque ya no se cumple con esa característica que todo sistema tiene que tener que es la funcionalidad. La Escuela tiene que servir a la sociedad y, por ello, debe lograr resultados que sean socialmente adecuados para responder a las necesidades de la misma. La funcionalidad exige, por tanto plantearse si los aprendizajes que promueven las instituciones educativas responden a las necesidades de los ciudadanos, a su formación intelectual, a su inserción laboral, etc.