Desarrollo del talento en niños y jóvenes. ¿Cómo lo ve la academia? (1/4)

Para muchos, puede parecer trivial hacer la pregunta de quiénes son exactamente los más capaces. Si trabajas en escuelas, al menos en los EE. UU., entonces sabes exactamente quiénes son. Los estudiantes de alta capacidad son aquellos alumnos que cumplen con los criterios de elegibilidad que estipula su distrito escolar o estado para cualificar como tales. Y si eres psicólogo, también sabe quiénes son los dotados. Son aquellos jóvenes que obtienen una puntuación en una prueba de CI que supera un cierto umbral que, según lo que has aprendido, delimita el talento, normalmente, dos desviaciones estándar por encima de la media en la mayoría de los lugares (Pfeiffer, 2015). ¿Seguro?

El CI 130: una obsesión con poco fundamento

Esta puede ser una causa perdida, pero vamos a intentarlo de nuevo. El CI o COCIENTE intelectual (¡no coeficiente por favor!) es, originalmente, una ratio entre la edad mental y la cronológica. Actualmente el CI es una escala estandarizada de puntuaciones transformadas linealmente de las originales del test y que tienen una media de 100 y una desviación típica de 15. Es decir que  es posible transformar cualquier variable de puntuaciones directas (las que se obtienen de la corrección del test) en puntuaciones de CI, obteniendo un resultado estandarizado: CI=100+15Z. Pero, ¿es una medida estable? ¿Permite diferenciar entre unos y otros? ¡Dice inexorablemente quiénes son y quienes no?

Vídeos para explicar las Altas Capacidades… ¡y los alumnos se hicieron profesores!

Hace un año comenzamos nuestra primera edición del Experto Universitario sobre Altas Capacidades y Desarrollo del Talento. Comienza en unas semanas la tercera edición con un nuevo grupo de alumnos, de manera que estamos llegando ya a 150 profesores que han pasado por el mismo. La primera promoción ha sido particularmente aplicada, lo que no significa que las demás no lo sean, y han puesto en marcha iniciativas en las redes sociales muy interesantes, de las que ya me hice eco en la entrada que titulé: “De la Formación a la Acción: ¿te sumas?”. Ya está en marcha la segunda temporada de este grupo que se reúne todos los jueves a las 22.00 h. en Twitter. Os animo a sumaros y hacer vuestras aportaciones. Sumar siempre es mejor que restar o dividir.

CDD UNIR Telefónica

Competencias digitales docentes: ¿opción o necesidad?

La pregunta de este post es de respuesta pagada. La competencia digital docente ya no es una opción para profesores “modernos”, es una exigencia de los cambios y necesidades del aprendizaje en una sociedad como la actual. Y lo será más en el futuro inmediato. Como suelo decir, “la escuela no puede seguir siendo analógica en una sociedad digital”.

Aprender y Enseñar hoy: tecnología educativa y digital

Hoy quiero ofreceros un avance de un libro que he escrito con Déborah Martín, que se titulará: “ENSEÑAR Y APRENDER EN LA UNIVERSIDAD HOY. Una guía práctica para profesores” y que publicará mi Universidad desde su editorial. Aunque el libro va dirigido a profesores universitarios, también es perfectamente útil para profesores de otros niveles educativos, pues unos y otros estamos muy necesitados de re-pensar tanto las instituciones que servimos (escuelas, institutos o universidades), como los modos y enfoques que articulan el proceso de aprendizaje y enseñanza (poner el aprendizaje delante no es accidental). Ya no basta con saber, es preciso preguntarse: ¿qué sé hacer con lo que sé?

Formación de profesores

Los profesores y su formación: una cuestión no menor

Cuando hablamos de la educación de los más capaces y nos preguntamos que deben hacer los profesores para atenderlos adecuadamente, siempre llego a a misma conclusión: utilizar buena tecnología educativa y digital. Además me doy cuenta de que lo que va bien al desarrollo intelectual de los más capaces, salvando las diferencias de velocidad, profundidad y amplitud, es muy similar a la que conviene a todos los demás alumnos.

Estudio longitudinal SMPY

La importancia de desarrollar el talento: ¿qué dice la investigación?

Preparando algún aspecto de la conferencia que daré el próximo sábado en el I Congreso Internacional Noroeste sobre Altas Capacidades, he repasado un artículo que merece una lectura atenta y sosegada. Es breve y tiene un cierto carácter periodístico (en el mejor de los sentidos) que lo hace sencillo, pero riguroso. Apareció hace dos años en una revista de gran prestigio: Nature. Su lectura es más que recomendable, acceder a las fuentes que se citan imprescindible. Recuerda que hay un libro entero en el blog sobre el SMPY que puedes descargar o leer.

La identificación no es una necesidad, ¿o sí?

Tenemos desde hace unas pocas semanas nuevos datos del número de alumnos de alta capacidad identificados en España que se pueden consultar online en la web del Ministerio de Educación: una suerte. Lamentablemente seguimos en una situación de precariedad absoluta que más allá de las apariencias refleja que este ámbito de la educación no le interesa demasiado a los responsables educativos, públicos o privados. Si nos percatamos de que el talento que no se cultiva se pierde, todo hace presagiar que en todo el territorio nacional se pierde talento a raudales. En algunas comunidades más que en otras, pero en todas el problema es de gran magnitud.

DESTACADOS

Desarrollo del talento en niños y jóvenes. ¿Cómo lo ve la academia? (1/4)

Para muchos, puede parecer trivial hacer la pregunta de quiénes son exactamente los más capaces. Si trabajas en escuelas, al menos en los EE. UU., entonces sabes exactamente quiénes son. Los estudiantes de alta capacidad son aquellos alumnos que cumplen con los criterios de elegibilidad que estipula su distrito escolar o estado para cualificar como tales. Y si eres psicólogo, también sabe quiénes son los dotados. Son aquellos jóvenes que obtienen una puntuación en una prueba de CI que supera un cierto umbral que, según lo que has aprendido, delimita el talento, normalmente, dos desviaciones estándar por encima de la media en la mayoría de los lugares (Pfeiffer, 2015). ¿Seguro?

POPULARES

CDD UNIR Telefónica

Competencias digitales docentes: ¿opción o necesidad?

La pregunta de este post es de respuesta pagada. La competencia digital docente ya no es una opción para profesores “modernos”, es una exigencia de los cambios y necesidades del aprendizaje en una sociedad como la actual. Y lo será más en el futuro inmediato. Como suelo decir, “la escuela no puede seguir siendo analógica en una sociedad digital”.

Aprender y Enseñar hoy: tecnología educativa y digital

Hoy quiero ofreceros un avance de un libro que he escrito con Déborah Martín, que se titulará: “ENSEÑAR Y APRENDER EN LA UNIVERSIDAD HOY. Una guía práctica para profesores” y que publicará mi Universidad desde su editorial. Aunque el libro va dirigido a profesores universitarios, también es perfectamente útil para profesores de otros niveles educativos, pues unos y otros estamos muy necesitados de re-pensar tanto las instituciones que servimos (escuelas, institutos o universidades), como los modos y enfoques que articulan el proceso de aprendizaje y enseñanza (poner el aprendizaje delante no es accidental). Ya no basta con saber, es preciso preguntarse: ¿qué sé hacer con lo que sé?

Formación de profesores

Los profesores y su formación: una cuestión no menor

Cuando hablamos de la educación de los más capaces y nos preguntamos que deben hacer los profesores para atenderlos adecuadamente, siempre llego a a misma conclusión: utilizar buena tecnología educativa y digital. Además me doy cuenta de que lo que va bien al desarrollo intelectual de los más capaces, salvando las diferencias de velocidad, profundidad y amplitud, es muy similar a la que conviene a todos los demás alumnos.