Alumnos de alta capacidad: desarrollo social y emocional

El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades

Este año está empezando podríamos decir que con fuerza. Y hoy me complace anunciar que ya está disponible en formato electrónico un libro que lleva el título de la entrada: «El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades», que es la edición española de la segunda edición de «The Social and Emotional Development of Gifted Children. What do we know?». El libro viene a cubrir una laguna importante en el ámbito de estudio que nos ocupa, en el que con gran diferencia hablamos de lo cognitivo, la identificación, la intervención, etc., pero se deja «para luego» algo que es crucial en el desarrollo de las personas, de las de alta capacidad también, su bienestar social y emocional, que debe ir parejo con su desarrollo cognitivo. Ambos componen el núcleo esencial de la persona. Fortalezas de la cabeza sí, pero también fortalezas del corazón, en expresión de Pfeiffer que ya nos es familiar. Ciertamente la cabeza sin corazón, la inteligencia sin trabajo, la aptitud sin motivación no son nada más que meras potencialidades, casi realidades virtuales.

Concepto e identificación

Las Altas Capacidades en el sistema educativo español: reflexiones sobre el concepto y la identificación

Hace unas pocas fechas la Revista de Investigación Educativa, perteneciente al área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación (MIDE), a la que pertenezco,  publicó su último número, que se abre con un artículo mío sobre las altas capacidades en el sistema educativo español. En el mismo hago un recorrido por aspectos esenciales de la conceptualización y los modelos más aceptados internacionalmente y también sobre la identificación. Es una síntesis apretada en la que he intentado señalar algunos aspectos que me parecen esenciales y sobre los que ya he escrito reiteradamente.No cabe duda, a la vista de los resultados y las ideas que siguen planeando en algunas personas y ambientes, que es preciso seguir repitiendo algunas cuestiones que tienen implicaciones directas, deberían tenerlas al menos, en las políticas educativas y en los centros escolares.

Access Denied

La educación de los más capaces en EE.UU: un nuevo informe para reflexionar

¡Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar… pon las tuyas a remojar!
Vamos a terminar el año con un informe que nos puede dar pistas de por dónde deberían ir, a mi juicio, algunos de los esfuerzos de los implicados en la identificación y desarrollo de los estudiantes con altas capacidades en nuestro país. Se trata de un estudio amplio llevado a cabo con la colaboración de la fundación Jack Kent Cook Foundation (primera nota a tener en cuenta) y la Fundación Purdue para la investigación. Los resultados que los autores califican de malos (SYSTEM FAILURE), estoy de acuerdo, ya los querríamos para nosotros. Por eso, aunque los datos invitan al pesimismo, nos pueden animar por dos razones al menos: a) nos llevan años luz y  b) analizan con rigor el sistema educativo y lo critican sin empacho con ánimo de que mejore. Esa es la ruta a seguir, entiendo yo.

La educación basada en competencias: una nueva definición ampliada

Recientemente INACOL, ahora Aurora Institute, que viene trabajando desde hace años en el campo de la transformación educativa, promoviendo la reflexión y la investigación que permita evolucionar el sistema educativo tradicional hacia un sistema más  centrado en el alumno, ha producido un documento de relevancia. De hecho, producen documentos muy interesantes que tienen impacto grande en la transformación escolar y en la configuración de políticas educativas. Una de estas acciones tiene que ver con la definición de la educación basada en competencias, de la que hablamos varias veces.

Efectos probados en educación

¿Es posible saber qué funciona en educación? (y 3)

Vamos a ver los tres últimos efectos tratados en estas entradas. Es importante notar que se trata simplemente de la selección de 10 de los más relevantes que aparecen en el glosario de las influencias sobre el rendimiento de los alumnos. La lista de efectos elaborada por este autor (Hattie) llega a 252 y el lector interesado puede rescatarla desde la web. De todos modos, nadie debería cabalmente despreciar o menospreciar la investigación y las evidencias de lo que funciona en educación. Quienes lo hacen generalmente son los que no investigan o no estudian lo que otros han hecho. Basar la educación y el proceso de aprendizaje solo en la experiencia subjetiva (incomunicable, por cierto), no es aceptable desde la lógica de la investigación.
Bien, pues igual que cuando uno va al médico… yo prefiero que me curen a partir de la evidencia de la bondad del tratamiento y no solo de las opiniones que pueda tener el galeno en cuestión. ¿Y tú? Pues en educación más todavía.

Efectos relevantes en educación

¿Es posible saber qué funciona en educación? (2/3)

Esta entrada es, obviamente, continuación de la anterior del mismo título numerada como (1/3). En ella os acerco el estado de la investigación respecto a algunos otros factores que tienen un impacto notable en el rendimiento de los alumnos y que pueden servir, por tanto, para orientar la formación de los profesores, la dirección de los centros, la mejora, en suma, del sistema educativo. Sigo la numeración correlativa a la entrada anterior. O recuerdo que los números entre paréntesis, al lado de cada aspecto o variable, representan la magnitud del efecto. Para valorar los efectos te puede ayudar el echar un vistazo a esta imagen que ya usé en una entrada anterior para explicar este asunto. Todo efecto por encima de 0,4 es deseable.

Los efectos en educación

¿Es posible saber qué funciona en educación? (1/3)

Esta es una pregunta que a profesionales de cualquier otro ámbito les puede sorprender, pues nadie acomete una tarea profesional de importancia sin saber si producirá el  efecto presumido. Ningún campo de estudio deja de preguntarse e indagar de manera continua sobre los procedimientos más eficaces y eficientes (ambas cosas son importantes) para lograr los resultados deseados. ¿Cuántas veces nos preguntamos esto en el campo educativo? ¿Cuántos profesores verifican si lo que hacen surte el efecto deseado, al menos mínimamente? John Hattie es un investigador neozelandés que lleva años recopilando y analizando investigación educativa y resumiendo, a través de la técnica del metaanálisis, la magnitud del efecto que intervenciones, estrategias, metodologías y otras muchas variables tienen en el rendimiento escolar.

Apropósito de la precocidad y otras etiquetas

En el campo educativo vivimos rodeados de términos y etiquetas que no siempre se utilizan para referirse apropiadamente a lo que significan. O bien se usan determinados términos pero no se cambian las acciones que en ellos se deberían ver implicadas. Me explico, hemos hablado de evaluación, incluso evaluación formativa, pero para muchos la evaluación sigue siendo solo examinar. Hablamos de educación basada en competencias, pero muchos profesores tendrían dificultades para distinguir un objetivo de una competencia, definir un objetivo con arreglo a una operación cognitiva dada o saber relacionar la educación basada en competencias con el aprendizaje personalizado, por ejemplo. Así, cambiamos lo collares, pero el perro es el mismo. Cambiamos los nombres, pero no los procesos; modificamos la terminología pero los resultados no cambian, y así sucesivamente.

DESTACADOS

Una entrevista a Joseph Renzulli

El pasado septiembre el profesor Renzulli, que participó en el I Congreso Internacional Noroeste sobre Altas Capacidades, visitó la sede corporativa de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) para grabar una masterclass que es ya material de estudio para nuestros alumnos del Experto Universitario en Altas Capacidades y Desarrollo del Talento, que se encuentra su tercera edición, y que se unirá a la colección de masterclasses de expertos como Pfeiffer, Gagné, Reis…
Aproveché para hacerle una corta entrevista dentro de la serie que empecé hace algún tiempo bajo el título genérico Diálogos sobre Talento Educación y Tecnología.

Desarrollo de los más capaces

Desarrollo social y emocional de los más capaces: el perfeccionismo (1/2)

Hemos hablado de las características de los más capaces en diversas entradas, de manera directa o relacionada.
Hoy quiero rescatar un fragmento de un capítulo firmado por Roberto Ranz y por mí que incluímos en el libro de Pfeiffer que tradujimos al castellano.
Se refiere a las características socioemocionales, pero es importante tener en cuenta siempre que se habla de características de un grupo, hablamos de perfiles generales, de rasgos habituales que cada persona integra de modo particular en su propia personalidad. Por tanto, se ha de tener en cuenta que ni todos los rasgos se dan en todas las personas, ni en el mismo grado. Esto significa que cada uno integra estos aspectos sui juris, con su propio estilo y peculiaridad.

Talento, ¿de qué hablamos?

El término talento suele aplicarse a la aptitud especializada en determinadas áreas de actividad o en un campo específico, sin que necesariamente aparezca a una edad temprana. El

POPULARES

Efectos probados en educación

¿Es posible saber qué funciona en educación? (y 3)

Vamos a ver los tres últimos efectos tratados en estas entradas. Es importante notar que se trata simplemente de la selección de 10 de los más relevantes que aparecen en el glosario de las influencias sobre el rendimiento de los alumnos. La lista de efectos elaborada por este autor (Hattie) llega a 252 y el lector interesado puede rescatarla desde la web. De todos modos, nadie debería cabalmente despreciar o menospreciar la investigación y las evidencias de lo que funciona en educación. Quienes lo hacen generalmente son los que no investigan o no estudian lo que otros han hecho. Basar la educación y el proceso de aprendizaje solo en la experiencia subjetiva (incomunicable, por cierto), no es aceptable desde la lógica de la investigación.
Bien, pues igual que cuando uno va al médico… yo prefiero que me curen a partir de la evidencia de la bondad del tratamiento y no solo de las opiniones que pueda tener el galeno en cuestión. ¿Y tú? Pues en educación más todavía.

Efectos relevantes en educación

¿Es posible saber qué funciona en educación? (2/3)

Esta entrada es, obviamente, continuación de la anterior del mismo título numerada como (1/3). En ella os acerco el estado de la investigación respecto a algunos otros factores que tienen un impacto notable en el rendimiento de los alumnos y que pueden servir, por tanto, para orientar la formación de los profesores, la dirección de los centros, la mejora, en suma, del sistema educativo. Sigo la numeración correlativa a la entrada anterior. O recuerdo que los números entre paréntesis, al lado de cada aspecto o variable, representan la magnitud del efecto. Para valorar los efectos te puede ayudar el echar un vistazo a esta imagen que ya usé en una entrada anterior para explicar este asunto. Todo efecto por encima de 0,4 es deseable.

Los efectos en educación

¿Es posible saber qué funciona en educación? (1/3)

Esta es una pregunta que a profesionales de cualquier otro ámbito les puede sorprender, pues nadie acomete una tarea profesional de importancia sin saber si producirá el  efecto presumido. Ningún campo de estudio deja de preguntarse e indagar de manera continua sobre los procedimientos más eficaces y eficientes (ambas cosas son importantes) para lograr los resultados deseados. ¿Cuántas veces nos preguntamos esto en el campo educativo? ¿Cuántos profesores verifican si lo que hacen surte el efecto deseado, al menos mínimamente? John Hattie es un investigador neozelandés que lleva años recopilando y analizando investigación educativa y resumiendo, a través de la técnica del metaanálisis, la magnitud del efecto que intervenciones, estrategias, metodologías y otras muchas variables tienen en el rendimiento escolar.