Estrategias de enriquecimiento: ¿repasamos? (2/2)

Enriquecimiento

Termino con esta entrada un rápido repaso por algunas estrategias de atención diferenciada a los alumnos en razón de su capacidad. En próximas entradas hablaremos de algunos modelos de enriquecimiento, para terminar con un proyecto que os va a interesar mucho, me parece. Veamos algunos propuestas de autores clásicos en este asunto. Ya sabéis aquello de que sobre gustos está todo escrito, basta con leerlo.
Dependiendo del grado o nivel de dotación, pues los más dotados no son un grupo homogéneo ni en capacidad o motivación, intereses o preferencias, el continuo de servicios necesarios se extenderá desde las medidas a tomar en la clase regular hasta la clase o incluso el centro especial, en un complejo creciente de dificultad y excepcionalidad. Un gran territorio entre ambas que conviene analizar.

Estrategias de enriquecimiento: ¿repasamos? (1/2)

Estrategias de enriquecimiento

En esta entrada vamos a repasar, partiendo de literatura clásica muy conocida, algunas modalidades de enriquecimiento que puede ser interesante recordar, porque pueden dar ideas de los múltiples caminos que existen para ofrecer adecuado estímulo a los alumnos que lo necesitan.
Cualquier actividad de enriquecimiento debe ser rigurosamente planificada atendiendo a la siguiente propuesta de objetivos: Máximo rendimiento en destrezas básicas, basadas en las necesidades no en la edad. Contenidos y recursos más allá de lo prescrito en el currículo. Exposición a una variedad de campos de estudio. Contenido seleccionado por el alumno. Contenido de alta complejidad, teorías, generalizaciones, aplicaciones. Pensamiento creativo y resolución de problemas. Altos niveles de destrezas de pensamiento, pensamiento crítico y hábitos de investigación. Desarrollo ético y afectivo. Desarrollo de motivación académica, autodirección y elevadas aspiraciones profesionales.

¿Qué es el enriquecimiento?

Concepto de enriquecimiento

El término enriquecimiento etimológicamente hace referencia a la acción o efecto de enriquecer, de prosperar notablemente. Su uso, en relación con la práctica educativa, supone proporcionar experiencias de aprendizaje ricas y variadas. En este sentido para Clark (1992) enriquecer significa incorporar materias o áreas de aprendizaje que normalmente no se encuentran en un currículo habitual, pero también puede significar emplear materiales más difíciles o materiales con mayor profundidad para el desarrollo de los contenidos curriculares, a lo que podemos añadir el elemento de velocidad en el desarrollo, pues es bien conocido que los estudiantes más capaces aprenden más rápido.