Reflexiones sobre Talento, Educación y Tecnología

MS PRODIGI

Hace una cuantas fechas tuve la ocasión de charlar amigablemente con una colega de la Universidad, perteneciente al grupo PRODIGI (Personal and Professional Development through Digital Genres), sobre temas relacionados con el título de esta entrada final de año. Espero que os resulten de interés y aprovecho para agradecerles la amabilidad que han tenido de invitarme a hablar de cuestiones que a muchos nos ocupan. La entrevista se ha reproducido en las RRS. Aquí incluyo varios de los formatos en los que se ha publicado.

Tener alta capacidad en España: la realidad ignorada

título conferencia

El pasado veinte de noviembre tuve la ocasión de dictar una videoconferencia en las Jornadas sobre «Las altas capacidades como realidad educativa», organizadas por el Centro De Estudios y Formación del Profesorado de la Universidad de Ávila.
En ella hago un repaso a algunos de los conceptos centrales de esta realidad tan maltrecha en nuestro sistema educativo. Basta analizar los datos de la identificación, los protocolos mismos que siguen anclados en el siglo pasado, la falta de formación de los profesores, etc. Y es que seguimos empeñados en legislar o actuar en el aula de acuerdo a las ocurrencias de cada uno, la ignorancia de la mayoría y a la falta de voluntad por resolver el problema de unos pocos (quiero ser optimista).
Una y otra vez vengo insistiendo en que la legislación educativa, la didáctica en la aulas, el mismo modelo de escuela debe organizarse de modos diversos, pero siempre en torno a las mejores evidencias disponibles, a los resultados de la investigación, a las reflexiones de las personas más autorizadas en el campo académico. No se trata de establecer estrategias monolíticas o visiones exclusivistas, pero sí se trata de remover de las mentalidades de unos y otros los mitos, los prejuicios, la mala praxis, etc. Cada vez son más los recursos valiosos y la literatura relevante en castellano. Como ya dije: «sin estudio no hay aprendizaje, sin esfuerzo tampoco».