Concepciones sobre los más capaces: ¡pon el reloj en hora! (2/6)

Se ha escrito mucho sobre la historia de la alta capacidad y la evaluación del talento (por ejemplo, Mönks, Heller y Passow, 2000; Pfeiffer, 2008, 2018a; Robinson & Clinkenbeard, 2008; Tannenbaum, 1983, 2000). Desde Confucio en China y Platón en Grecia, los filósofos escribieron sobre los niños “celestiales”. Sus escritos teorizaron sobre lo que constituía la alta capacidad, y también proporcionaron sugerencias sobre cómo la sociedad debería encontrar y alimentar a estos jóvenes ciudadanos especiales (Mönks, Heller y Passow, 2000).

Competencias digitales docentes: ¿quieres evaluar a tus profesores?

Ya hemos hablado de cómo evaluar la competencia digital docente de los profesores, de acuerdo con el marco vigente y el cuestionario que hemos validado para ello . No me repetiré. En esta entrada queremos presentaros (Déborah Martín ha tenido mucho que ver, por eso uso el plural), la solución a una petición frecuente que hemos recibido. ¿Y si queremos tener una imagen global de un conjunto más o menos numeroso de profesores? Esta es una necesidad frecuente y si bien la evaluación tiene sentido para cada persona, que es la que tiene que evaluar su propia competencia, es cierto que en las organizaciones es preciso obtener, en muchas ocasiones, una imagen global del grupo.

Desarrollo del talento en niños y jóvenes. ¿Cómo lo ve la academia? (1/6)

Para muchos, puede parecer trivial hacer la pregunta de quiénes son exactamente los más capaces. Si trabajas en escuelas, al menos en los EE. UU., entonces sabes exactamente quiénes son. Los estudiantes de alta capacidad son aquellos alumnos que cumplen con los criterios de elegibilidad que estipula su distrito escolar o estado para cualificar como tales. Y si eres psicólogo, también sabe quiénes son los dotados. Son aquellos jóvenes que obtienen una puntuación en una prueba de CI que supera un cierto umbral que, según lo que has aprendido, delimita el talento, normalmente, dos desviaciones estándar por encima de la media en la mayoría de los lugares (Pfeiffer, 2015). ¿Seguro?

El CI 130: una obsesión con poco fundamento

Esta puede ser una causa perdida, pero vamos a intentarlo de nuevo. El CI o COCIENTE intelectual (¡no coeficiente por favor!) es, originalmente, una ratio entre la edad mental y la cronológica. Actualmente el CI es una escala estandarizada de puntuaciones transformadas linealmente de las originales del test y que tienen una media de 100 y una desviación típica de 15. Es decir que  es posible transformar cualquier variable de puntuaciones directas (las que se obtienen de la corrección del test) en puntuaciones de CI, obteniendo un resultado estandarizado: CI=100+15Z. Pero, ¿es una medida estable? ¿Permite diferenciar entre unos y otros? ¡Dice inexorablemente quiénes son y quienes no?

Vídeos para explicar las Altas Capacidades… ¡y los alumnos se hicieron profesores!

Hace un año comenzamos nuestra primera edición del Experto Universitario sobre Altas Capacidades y Desarrollo del Talento. Comienza en unas semanas la tercera edición con un nuevo grupo de alumnos, de manera que estamos llegando ya a 150 profesores que han pasado por el mismo. La primera promoción ha sido particularmente aplicada, lo que no significa que las demás no lo sean, y han puesto en marcha iniciativas en las redes sociales muy interesantes, de las que ya me hice eco en la entrada que titulé: “De la Formación a la Acción: ¿te sumas?”. Ya está en marcha la segunda temporada de este grupo que se reúne todos los jueves a las 22.00 h. en Twitter. Os animo a sumaros y hacer vuestras aportaciones. Sumar siempre es mejor que restar o dividir.

Competencias digitales docentes: ¿opción o necesidad?

CDD UNIR Telefónica

La pregunta de este post es de respuesta pagada. La competencia digital docente ya no es una opción para profesores “modernos”, es una exigencia de los cambios y necesidades del aprendizaje en una sociedad como la actual. Y lo será más en el futuro inmediato. Como suelo decir, “la escuela no puede seguir siendo analógica en una sociedad digital”. Es cierto que siempre será posible desarrollar una tecnología educativa que no pase necesariamente por lo digital, pero no será sostenible por mucho tiempo. Y ello es sencillo de justificar, las posibilidades de acercamiento al mundo real son muy escasas sin el recurso a lo digital. En fín, no me alargaré, simplemente en este post os presento los resultados de la primera Jornada sobre este asunto que hemos puesto en marcha entre la Fundación Telefónica y la Escuela de formación de profesores de UNIR.