El modelo de enriquecimiento para toda la escuela (Schoolwide Enrichment Model, SEM) (2/7). Evaluación de las fortalezas

Evaluación comprehensiva de las fortalezas

Aquí va la segunda entrada prometida con el vídeo correspondiente a la evaluación comprensiva de las fortalezas, el primer elemento del conjunto los tres «Service delivery componentes» (componentes de prestación de servicios) (ver minuto 8.58 del video 1 de la entrada anterior). Las otras dos son la modificación o compactación del currículo y el tercero es el modelo triádico o tres tipos de enriquecimiento I, II y III. Estos dos elementos serán objeto de dos vídeos la semana que viene y serán explicados por la profesora Sally Reis.

El modelo de enriquecimiento para toda la escuela (Schoolwide Enrichment Model, SEM) (1/7). Visión general

Schoolwide Enrichment Model

Pues ahora comienzo una serie de siete entradas que se basarán en el modelo de enriquecimiento para toda la escuela (Schoolwide Enrichment model, SEM), desarrollado en los últimos cuarenta años por los profesores Joseph Renzulli y Sally Reis desde la Universidad de Connecticut. Es muy recomendable visitar la web del National Center for Research on Gifted Education, donde encontraréis materiales y documentos de mucho interés, buena parte de ellos de libre acceso. Es muy de agradecer que el profesor Renzulli me haya ofrecido la oportunidad de difundir estos vídeos entre mi audiencia y, en general, entre todos los interesados. Para ello me he apoyado en los servicios de UNIR, que agradezco mucho, tanto por la traducción inicial (Alba Barco) como por el montaje de los subtítulos (Carole Alfarah) en castellano en los vídeos originales. A mi juicio son un material de extraordinario valor. ¿Qué mejor que sean los propios autores los que hablen de su trabajo y desarrollos educativos? Nos evitamos así, espero, falsas interpretaciones, como ya hemos visto con el modelo de los tres anillos, por ejemplo.

El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades

Alumnos de alta capacidad: desarrollo social y emocional

Este año está empezando podríamos decir que con fuerza. Y hoy me complace anunciar que ya está disponible en formato electrónico un libro que lleva el título de la entrada: «El desarrollo social y emocional de los alumnos con altas capacidades», que es la edición española de la segunda edición de «The Social and Emotional Development of Gifted Children. What do we know?». El libro viene a cubrir una laguna importante en el ámbito de estudio que nos ocupa, en el que con gran diferencia hablamos de lo cognitivo, la identificación, la intervención, etc., pero se deja «para luego» algo que es crucial en el desarrollo de las personas, de las de alta capacidad también, su bienestar social y emocional, que debe ir parejo con su desarrollo cognitivo. Ambos componen el núcleo esencial de la persona. Fortalezas de la cabeza sí, pero también fortalezas del corazón, en expresión de Pfeiffer que ya nos es familiar. Ciertamente la cabeza sin corazón, la inteligencia sin trabajo, la aptitud sin motivación no son nada más que meras potencialidades, casi realidades virtuales.

Las Altas Capacidades en el sistema educativo español: reflexiones sobre el concepto y la identificación

Concepto e identificación

Hace unas pocas fechas la Revista de Investigación Educativa, perteneciente al área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación (MIDE), a la que pertenezco,  publicó su último número, que se abre con un artículo mío sobre las altas capacidades en el sistema educativo español. En el mismo hago un recorrido por aspectos esenciales de la conceptualización y los modelos más aceptados internacionalmente y también sobre la identificación. Es una síntesis apretada en la que he intentado señalar algunos aspectos que me parecen esenciales y sobre los que ya he escrito reiteradamente.No cabe duda, a la vista de los resultados y las ideas que siguen planeando en algunas personas y ambientes, que es preciso seguir repitiendo algunas cuestiones que tienen implicaciones directas, deberían tenerlas al menos, en las políticas educativas y en los centros escolares.