Educación basada en competencias y aprendizaje personalizado

Aprendizaje y competencias

La educación es un campo propicio a opiniones y puntos de vista de lo más diverso, no siempre acompañados de investigación o reflexión teórica que los sustente. Así, durante décadas hemos visto cambios que han sido más nominales que reales; más cosméticos que de cambio real de modelo. Un ejemplo claro está en el tema de las competencias y la educación basada en ellas, por no hablar de los objetivos y estándares, por ejemplo. Sobre esto se puede ver mi posición en el blog bajo cualquiera de estas voces. Para la elaboración de esta entrada me baso en algunos textos de la asociación iNACOL, que goza de gran prestigio y es un referente en la enseñanza online y blended.

Desarrollo social y emocional de los más capaces: la sobreexcitabilidad (2/2)

Fortalezas del corazón

Otra de las características emocionales que tradicionalmente se ha vinculado a las altas capacidades es la sobre-excitabilidad (overexcitability). Durante las últimas décadas esta perspectiva se ha desarrollado gracias a la obra de Kasimierz Dabrowski, cuyo trabajo sobre el concepto de “overexcitabilities” o “sobre-excitabilidades” se ha aplicado prolijamente al campo de la alta capacidad (Bouchard, 2004; Bouchet y Falk, 2001; Kitano, 1990; Lind 2001; Piechowski y Colangelo, 1984; Tieso, 2007; Tucker y Hafenstein, 1997; Wiley, 2016).

Desarrollo social y emocional de los más capaces: el perfeccionismo (1/2)

Desarrollo de los más capaces

Hemos hablado de las características de los más capaces en diversas entradas, de manera directa o relacionada.
Hoy quiero rescatar un fragmento de un capítulo firmado por Roberto Ranz y por mí que incluímos en el libro de Pfeiffer que tradujimos al castellano.
Se refiere a las características socioemocionales, pero es importante tener en cuenta siempre que se habla de características de un grupo, hablamos de perfiles generales, de rasgos habituales que cada persona integra de modo particular en su propia personalidad. Por tanto, se ha de tener en cuenta que ni todos los rasgos se dan en todas las personas, ni en el mismo grado. Esto significa que cada uno integra estos aspectos sui juris, con su propio estilo y peculiaridad.

Dos lecciones sobre cómo apoyar a los más capaces

Cabeza y corazón

Realmente destacan dos lecciones sobre cómo apoyar a los estudiantes dotados. La primera es que desarrollar el talento de niños altamente dotados requiere más que simplemente fomentar su capacidad intelectual (o lo que yo llamo «fortalezas de la cabeza»). La segunda es que el éxito en la vida adulta requiere tanto fortalezas de la cabeza como fortalezas del corazón.
No siempre es fácil predecir quiénes alcanzarán su máximo potencial en la vida. Esto es cierto también para los niños prodigio, muy dotados. Muchos factores no aptitudinales intervienen en el algoritmo para determinar quién, exactamente, terminará recorriendo la mayor distancia a lo largo de la trayectoria de éxito imaginable.

El modelo de los tres anillos: una visión global y actual

Tres anillos y enriquecimiento

Acabo de terminar la revisión de la versión española de un trabajo que tiene gran interés para todos los dedicados a temas educativos, particularmente los relacionados con las altas capacidades y el desarrollo del talento.

Se trata de una versión del capítulo que Renzulli y Reis publicaron en el último Handbook de la American Psychological Association, la obra de referencia más relevante y actualizada que existe actualmente y de la que ya me hice eco en otra entrada anterior. Es uno de esos libros que si el que discute contigo no ha leído, no tiene objeto seguir la discusión… En este capítulo se esclarecen mucho el modelo de los tres anillos. su conexión con el modelo  SEM (School Enrichment Model) y el efecto de las variables co-cognitivas. Se ve la convergencia con otros modelos de desarrollo.

Aprender y enseñar en la universidad hoy. Una guía práctica para profesores

Formación de profesores universitarios

¿Por qué un libro sobre pedagogía y tecnología para profesores universitarios? Porque, entre otras razones, es necesario reconocer que están lejanos ya los tiempos en los que el criterio de autoridad, generalmente ligado al prestigio científico, eran garantía suficiente y única de un buen hacer docente. Hoy en día, con el crecimiento de las necesidades y el número de alumnos en las universidades, nos encontramos con profesores que ni son grandes investigadores –no han tenido tiempo para serlo–, ni son grandes docentes –nadie les ha enseñado–. Ya no basta con saber bien un campo concreto. Es preciso saber abordar la tarea docente con competencia.

La evaluación de la eficacia de los centros educativos

Eficacia escolar

Como sabéis, el ciclo de Diálogos sobre Talento, Educación y Tecnología  se desarrolla desde el vicerrectorado de Innovación y Desarrollo Educativo del que soy responsable desde 2015 en la Universidad Internacional de La Rioja. Dentro del mismo, hemos tenido una nueva conferencia sobre el estudio de la Eficacia de los centros educativos a partir de las evaluaciones de diagnóstico, cuestión muy importante y de indudable trascendencia.

Estas sesiones, que se celebran con una periodicidad trimestral aproximadamente, quieren aproximar en primer lugar a los profesionales de los centros educativos de La Rioja, y a todos en general, pues solemos transmitirlos por streaming, los estudios, las investigaciones o reflexiones que consideramos relevantes para su trabajo, derivadas de nuestros propios estudios en ocasiones (como la presente) o de los de otros. Todos estos Diálogos quedan recogidos en vídeo y pueden verse desde el enlace inicial.

9 estrategias para hacer el aprendizaje visible en tu aula

«Aprendizaje visible» es un concepto innovador acuñado por el investigador en educación John Hattie. Establece que el aprendizaje debe ser visto y obvio, no asumido. Frey y Fisher lo explican usando la altura como ejemplo. Cuando se establece un cambio o una diferencia, no es suficiente ver la diferencia en altura entre una persona que tiene 1,50 m. y otra que tiene 1,53 m. En cambio, una diferencia visible más obvia, como entre una persona que mide 1,68 m. y una que mide 1,83 m., es una mejor evidencia de la diferencia de altura. Es emocionante pensar que con algunos apoyos y el uso intencional de estrategias y evaluaciones específicas, podrás identificar exactamente qué parte del proceso de enseñanza funcionó, y el aprendizaje de los alumnos será visible.

Los cuestionarios de Rogers online

Estos cuestionarios suponen un avance importante al facilitar a padres, profesores o alumnos la posibilidad de reflexionar sobre características, comportamientos, actitudes y disposiciones respecto al aprendizaje, la escuela o las materias, según los casos. Los cuestionarios basados en escalas Likert son herramientas de auto informe, cuyos resultados siempre van a depender de la capacidad de juicio de cada cual a la hora de valorar cada ítem. Pero ello no les resta el valor que tienen, pues vienen a reflejar cómo cada uno percibe la realidad propia (alumnos) o ajena (padres y profesores evaluando a hijos o alumnos), y no olvidemos que nuestra conducta o actitud, ordinariamente, dependerá en buena medida de cómo percibimos la realidad, no de cómo sea esta. De ahí la importancia de fomentar actitudes positivas y de crecimiento (growth mindset, por ejemplo).

«Yo no lo veo…», o el papel de los medios en la visibilización de los más capaces

Es importante destacar la importancia que los medios de comunicación pueden tener en la tarea de difundir conocimiento y crear una cierta sensibilidad positiva hacia los temas educativos, en particular al que nos ocupa. El impacto es tan grande que también es preciso apelar a la responsabilidad y el rigor a la hora de elaborar reportajes que no siempre ponderan adecuadamente los conocimientos disponibles, o ponen en plano de igualdad las opiniones de unos con las evidencias de otros. Sobre las altas capacidades, su identificación y tratamiento educativo está todo, o casi todo escrito. Hay muchas evidencias científicas y sería bueno que los que escriben «desde fuera» lo tuviesen en cuenta.

Los cinco pilares del aprendizaje personalizado

Personalizar es incluir

Hoy quiero volver sobre un asunto que nos ocupa en la Escuela de Formación de Profesores de UNIR y del que me he ocupado en otras ocasiones en el blog: el aprendizaje personalizado. La traducción de un extracto de un documento de la Fundación Bill & Melinda Gates sobre el aprendizaje personalizado, una de las tendencias más claras de las escuelas más avanzadas, constituye el núcleo de esta entrada. Además incluyo un documento también traducido que contiene una definición de trabajo sobre el tema, con una serie de preguntas que bien podrían ser objeto de discusión por parte de los profesores, en esas reuniones que suelen tener en los centros educativos.

¿Qué consecuencias tiene que los profesores se formen para atender a los más capaces?

Formación profesores

Me parece interesante que el lector que lo desee repase el documento sobre lo que deberían saber los profesores para atender de modo adecuado a los alumnos más capaces. No es preciso inventarse nada, basta con seguir la estela de los que lo han hecho antes, con emular adecuadamente a los que nos ofrecen evidencias sólidas sobre lo que es efectivo, que fundamentan lo que hacen en los modelos más consolidados y contrastados por la academia, ya que no todo vale.

Carta abierta a las Administraciones educativas: legislación y formación

Alta capacidad y legislación educativa

Hay una prueba inequívoca de que las cosas no están bien ni en la legislación ni en la práctica educativa: las cifras de alumnos identificados en España en cualquiera de las comunidades autónomas. Y para que quede bien claro adjunto la siguiente tabla con datos oficiales del Ministerio. Basta que el legislador compruebe el número de alumnos identificados en su territorio y se pregunte: ¿cuántos deberían estar identificados? (Incluso los que se apuntan a esa obsesión, con poco fundamento, del CI 130, basta que dividan las cifras del 5% a la mitad, aproximadamente, y verán el abismo que hay entre sus propios criterios y su realidad).

Los profesores son la clave, ¿quizá olvidada?, del sistema educativo

«En un informe sobre los sistemas educativos que se hizo bastante popular en 2007[1], se afirmaba que: “ningún sistema educativo puede ser mejor que sus profesores” y se advertía cómo las reformas diversas llevadas a cabo en distintos lugares, o el incremento de las inversiones, no había producido mejoras significativas en el rendimiento de los estudiantes. Se llegaba a señalar que: “es un poco infantil pensar que la calidad de las clases mejorará porque cambiemos las estructuras”. Más aún, se hacía referencia a los datos de un estudio relevante llevado a cabo en Tennessee en el que se ponía de manifiesto que “si dos estudiantes promedio de ocho años eran asignados a dos profesores de alto y bajo rendimiento, su rendimiento (el de los estudiantes), tres años más tarde, se diferenciaría en 50 puntos percentiles”.

¿Qué supone implantar un sistema personalizado de aprendizaje?

He dado con un documento, no por casualidad, en el que se ofrecen resultados e ideas teóricas sobre el proceso de implantación de un sistema de aprendizaje personalizado basado en competencias, cuestión en la que andamos ocupados estos días @pedagogiaparael y yo en la @UNIRescuelaprof. ¿En qué implica este proceso a los responsables? Estamos acostumbrados a que las modificaciones o cambios educativos sean de corte legislativo y vengan impuestos de arriba abajo. Esto casi nunca funciona, como sabemos por experiencia. Los cambios de verdad o se producen en el ámbito donde han de implantarse, o no serán efectivos.

Carta abierta a los directores escolares: educar sin discriminación

Específicamente, refiriéndonos a los alumnos de alta capacidad, y pensando en mi centro o en mi clase:  sé quiénes son; sé qué características tienen; sé cómo orientar su educación; hay un plan de identificación establecido para mi centro o para mi aula; hay un plan de intervención adecuado a sus necesidades. Si es así, ¡enhorabuena! Si no, ¿por qué no te animas? No es difícil; es posible, algunos ya lo hacen. Es que si no lo hacemos, ¿cómo podremos mantener en nuestros planes docentes o en los proyectos curriculares de centro las referencias a la educación personalizada? ¿o a la individualización educativa?, ¿o a la atención a la diversidad? Simplemente no será posible.