¿La clave de la personalización?: ¡el estudiante!

Hoy os traigo una entrada de esas que merece la pena leer y releer porque tiene un tanto de predicción de lo que va a ocurrir, de lo que ocurre ya. Apareció primero en Getting Smart el pasado mes de Enero y posteriormente en Navigator el blog de Compass Learning. Su autor, Arthur VanderVeen, Vice Presidente responsable de la estrategia de negocio y desarrollo de esta compañía, me ha autorizado amablemente a traducirla y compartirla con vosotros. Cada día que pasa viendo algunos desarrollos me convenzo más de que el futuro de la escuela y del desarrollo del talento no es otro que la personalización del aprendizaje.
Arthur VanderVeen

By Arthur VanderVeen, traducido y adaptado por Javier Tourón
Nota: todos los énfasis del texto que sigue son míos
Dejadme ser el primero en llamarlo así: 2014 marcó el "cruce del abismo" en el que una mayoría creciente se está uniendo a los innovadores y a los pioneros en la incorporación, en sus procesos de personalización, de técnicas analíticas en sus soluciones digitales para el aprendizaje. KnewtonCCKFSmart Sparrow y New Classrooms, entre otros, están desarrollando algoritmos que comprueban dinámicamente el dominio progresivo de los alumnos de un tema dado y recomiendan el camino óptimo y las modalidades de aprendizaje más adecuadas para promover un aprendizaje óptimo. Los editores están utilizando estos "servicios de personalización" para añadir un enfoque adaptativo, dinámico al aprendizaje digital. Knewton, a través de su infraestructura de personalización, cuenta con más de 7 mil millones "recomendaciones ofrecidas"

Estas cajas negras del aprendizaje usan mapas, basados en la investigación y análisis sofisticados del aprendizaje, para inferir cómo los estudiantes aprenden mejor un área temática. Los sistemas analizan si el enfoque de un estudiante para dominar el contenido, en función del itinerario, el ritmo y el aprendizaje, incluso del tiempo y lugar, puede ser una buena opción para otros estudiantes que comparten atributos similares. Todos estos sistemas están basados en el análisis de la conducta, identificando cuáles son los comportamientos de aprendizaje que correlacionan con los mejores resultados, de manera que puedan ser recomendarlos a otras personas. Estos sistemas reflejan, sin embargo, poca comprensión de cómo o por qué los estudiantes rinden como lo hacen.

El Factor X de la personalización

Lo que ha faltado en estas tecnologías del aprendizaje -y lo que va a ser el próximo gran foco de atención en la personalización- es el estudiante. No sólo su ubicación en el mapa de aprendizaje, o las conductas que lo llevaron hasta allí, sino los atributos personales o disposiciones que influyen en cómo y por qué los estudiantes recorren el mapa del modo como lo hacen. La investigación está mostrando que "los hábitos de la mente" de un estudiante, o disposiciones, son el factor X en sus rasgos de éxito, los factores no-cognitivos que influyen en la voluntad para aprender: la curiosidad,la creatividad, el interés, la motivación, el orientarse a objetivos, la confianza/auto-eficacia, la atención al detalle y la capacidad de autogestionarse con persistencia o "determinación".

Personalizando la Personalización

Los científicos, y los proveedores de aprendizaje digital, están desarrollando una diversidad de formas para incorporar estas dimensiones en sus soluciones de aprendizaje personalizado.

La plataforma School Improvement Network’s GAGE posibilita que los estudiantes puedan informar sobre cómo se sienten respecto a su aprendizaje, con la simple elección de un emoticono, que ayuda a los profesores a personalizar sus interacciones. Esta sencilla herramienta se basa en el hallazgo de que la auto-evaluación de sus intereses, la comprensión y el esfuerzo personal son factores críticos para el éxito del estudiante.

Renzulli Learning de Compass Learning, realiza inventarios de los intereses de los estudiantes y de las modalidades de aprendizaje preferidas por éstos, y recomienda actividades y proyectos basados en estándares personalizados al perfil de cada estudiante.

El informe anual de Renzulli Learning sobre las preferencias de aprendizaje de los estudiantes, basado en datos agregados de más de 100.000 estudiantes en todo el país [EE.UU.], muestra que las diferencias en los intereses y modalidades de aprendizaje preferidos son reales:
  • El treinta y seis por ciento de los varones señalan como su interés principal el atletismo, en comparación con el 13 por ciento de las niñas.
  • El  dieciocho por ciento de las niñas informan de que su interés principal es la lectura, en comparación con el nueve por ciento de los varones.
  • El cuarenta y ocho por ciento de los estudiantes prefieren aprender a través de la tecnología y los juegos.
  • El cuarenta por ciento de los estudiantes prefieren aprender a través de la interacción con el grupo (tutoría entre iguales, el trabajo en grupo y la discusión).
  • Sólo el tres por ciento de los estudiantes prefieren aprender a través de clases.
  • Las Matemáticas, las Ciencias y la Tecnológica han crecido en los últimos cinco años como principales intereses de los estudiantes, independientemente de su sexo.
Renzulli Learning es una plataforma que ayuda a los maestros para que puedan proporcionan a sus alumnos múltiples puntos de entrada a un tema, que se alinean con los intereses o modalidades de aprendizaje preferidos de cada estudiante. El resultado es una mayor implicación y persistencia y los resultados de aprendizaje, por lo tanto, son mayores.

Una nueva start-upAPTUS, ha desarrollado una serie de tareas adaptativas e interactivas que evalúan cómo los estudiantes definen, procesan y ejecutan la información. Originalmente diseñado para ayudar a los atletas a romper las barreras mentales que bloquean el funcionamiento óptimo, APTUS analiza cómo el estudiante aborda y resuelve cada reto y desarrolla un perfil del alumno de siete propensiones no-cognitivas que se asocian con un mayor rendimiento:
  • Confianza
  • Concentración
  • Autocontrol
  • Detalle
  • Competitividad
  • Sencillez
  • Determinación
Este tipo de información puede ayudar a los profesores, entrenadores, padres y estudiantes a desarrollar estas condiciones no-cognitivas para que, de manera indirecta pero poderosamente, puedan "ganar el juego mental" y mejorar el rendimiento académico y extra-académico.

El futuro de Personalización

Todas estas soluciones se construyen sobre una comprensión más amplia del conjunto de dimensiones cognitivas y no-cognitivas que influyen en cómo y por qué los estudiantes aprenden y rinden. El interés en las dimensiones no-cognitivas está creciendo, como lo demuestra la encuesta Gallup de Estudiantes, que está llevando a cabo un estudio longitudinal a diez años para medir cómo los sentimientos (auto-informados) de los estudiantes respecto a su bienestar, la esperanza, y el compromiso impactan en sus logros académicos. El futuro de la personalización incorporará mejores medidas de las dimensiones no-cognitivas, así como las dimensiones cognitivas del aprendizaje, construidas sobre la base de los intereses y las preferencias de los estudiantes como medio para aumentar el compromiso y la persistencia, el aprendizaje y el desarrollo de los hábitos de la mente que apoyen un aprendizaje más eficaz a largo plazo.

____________________________________

A continuación os incluyo el infográfico que contiene los datos del informe de 2013-14 del Renzulli Student Profile que se cita en el texto. Es muy interesante y una evidencia palmaria de lo que se supone que ya sabemos bien pero que, eficazmente, ignoramos: la diversidad del alumnado.

3 comentarios:

  1. Muy interesante, como siempre el dedo en la llaga. Gracias por compartirlo y traducirlo.

    ResponderEliminar
  2. Nos espera un futuro apasionante en la educación mezclando las nuevas metodologías con las nuevas tecnologías.

    Gracias por la entrada, muy interesante

    ResponderEliminar