5 razones por las que la igualdad produce injusticia

Igualdad e injusticia en el sistema educativo La Igualdad y la Equidad no significan lo mismo, ni siquiera algo parecido. Ambas tienen que ver con la justicia y, aún exigiéndose mutuamente, son conceptos radicalmente distintos. Así, la igualdad supone dar a todos lo mismo, la equidad supone dar a cada uno lo que necesita.

En muchas ocasiones utilizamos términos cuyo significado no se precisa suficientemente, lo que puede tener consecuencias indeseadas, particularmente en el campo de la educación.

La igualdad implica reconocer que todos tenemos los mismos derechos, que somos iguales. La equidad implica reconocer que somos distintos y tenemos necesidades diversas. De aquí se deduce que la educación debe fomentar la equidad, precisamente como una exigencia de la radical igualdad de los seres humanos.

Igualar equidad e igualdad supone, en la práctica, negar el principio de igualdad de oportunidades que significa realmente dar a cada uno lo que precisa. Una educación igual para todos fomenta la mediocridad y cercena la equidad.

Pero, paradójicamente, puede ocurrir que tratando de buscar la  igualdad acabemos por fomentar la inequidad, la injusticia. Se me ocurren algunas razones por las que esto puede ocurrir:

1. No se entienden igualdad y equidad en su justo significado, o se hacen sinónimos.

2. Se establece la igualdad como valor supremo, cuando la igualdad debe darse para fomentar, precisamente la equidad.

3. Se confunde equidad con homogeneidad de resultados. Baste leer lo que se dice en los informes PISA españoles al respecto de la homogeneidad de resultados, haciéndola equivalente a equidad. La homogeneidad de resultados, como ya ha apuntado Gaviria hace años, tiene que ver con un concepto estadístico (la varianza); la equidad es un concepto moral.

4. No se matiza de qué igualdad hablamos: ¿ex ante o ex post? Esta distinción ya la hizo Stuart Mill en el siglo XIX. La igualdad ex ante equivale a la igualdad en el acceso (o igualdad de oportunidades),  pero pretender la igualdad ex post (o igualdad de resultados) supone la ruina del desarrollo social.

5. Se olvida una dimensión importante del concepto de justicia. Decía Aristóteles (no en inglés, claro): "Justice is thought to be, and is, equality -no however, for all, but only for equals. And inequality is thought to be, and is, justice; neither is this for all , but only for unequals" (Aristotle, 1991, p. 63). Vamos que "tan injusto es tratar desigualmente a los iguales, como tratar igualmente a los desiguales".

8 comentarios:

  1. Buenos días Javier y muchas gracias por el artículo...

    ...para evitar las confusiones entre "igualdad" y "equidad" a las que aludes en el artículo...

    ...¿no sería mejor reservar el término "igualdad" para lo que tú llamas "igualdad radical" entre los seres humanos; y utilizar "igualitarismo" para los otros casos?...

    ...pues, si he entendido bien, la "igualdad radical" entre los seres humanos es precisamente la base para la posterior "equidad"; mientras que el "igualitarismo", por el contrario, atenta contra la "equidad".

    Un cordial saludo desde Madrid,
    Marcos Román

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante el artículo y también el comentario de Marcos.
    Yo entiendo que cuando Javier se refiere a la "igualdad radical" alude a que todos los individuos somos iguales (radicalmente iguales) en cuanto seres humanos. Por lo tanto tenemos los mismos derechos.
    Pero esa igualdad no es real, en la práctica, si no existe equidad. Es decir, si no damos a cada uno lo que necesita para poder ejercer y disfrutar de esos derechos que le corresponden como ser humano.

    Voy a poner un ejemplo de cómo lo veo yo:"todo ser humano tiene derecho a la educación" pero si este derecho se aplica simplemente posibilitando que todo niño haya de ser escolarizado, sin tener en cuenta sus condiciones de partida o sus necesidades específicas (lenguaje, discapacidades físicas o psíquicas, nivel sociocultural, alta capacidad, etc...)impedirá que ese acceso a la educación se produzca en condiciones de igualdad.
    Respetar el derecho universal a la educación (igualdad) y contemplar simultáneamente las desigualdades de partida, para que el acceso al sistema educativo no se produzca en situación de desventaja (equidad), redunda en una más justa y mayor igualdad ante el derecho universal a la educación.
    Javier, eso es lo que he deducido de tu entrada. No sé si lo habré interpretado correctamente.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a ambos por vuestros comentarios.
    Me parece que MAG ha entendido el sentido en el que hablo de igualdad radical. Quiero significar que somos todos IGUALES ante la ley, radicalmente iguales y que no cabe pensar en diferencias en esto por las razones que fuese. Somos todos seres humanos iguales.
    Ahora, precisamente por eso, necesitamos de la equidad.
    La igualdad solo es justa en el acceso. Todos debemos poder acceder en igualdad de conciciones a la mejor educación posible, por ejemplo, pero a partir de ahí la igualdad solo es justa para los iguales. Por eso es preciso introducir el concepto de equidad que es la justicia de los desiguales, por así decirlo.
    No se si aclaro algo. Ya me diréis.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Javier y MAG por vuestros comentarios. Ciertamente consiguen arrojar más luz sobre el asunto.

    Un saludo, Marcos

    ResponderEliminar
  5. Muy correcta la entrada Javier, pero seguimos con mucha teoria, y por las ultimas noticias, con los recortes que estan haciendo en educacion , no se yo si los directores de los colegios van a pensar en la diferencia entre equidad e igualdad.
    Seria interesante que en algunas de tus entradas expusieras ideas, datos para los padres de los niños AC, como por ejemplo cuales son las 10 mejores web para ellos, cuales son los mejores recursos. Muchas gracias desde ya

    ResponderEliminar
  6. Entiendo tu impaciencia. Trataré de tenerlo en cuenta. Ahora mismo prepararé algo sobre recursos.Pero seguro que ya comprendes que la secuencia de publicación va un poco en función de mis posibilidades y trabajo en la Universidad. Son tantos requerimientos que a veces no es fácil.
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Hola Javier:

    He visitado tu blog, hoy por primera vez y me ha encantado. Me gustan mucho los artículos que escribes y todo aquello que compartes con nosotros.

    Tenía una pregunta que hacerte.

    ¿Sabes si MENSA en España se encarga de evaluar a los niños pequeños o sabes de alguna institución que lo haga? Preferentemente en Valencia.

    Y luego, ¿sabes si existen colegios adecuados para niños con AC?

    Muchas gracias por tu tiempo para escribir esto artículos y no dejes de hacerlo.

    ResponderEliminar
  8. Escríbeme al mail y te contesto. Gracias

    ResponderEliminar