Profe: o estás online o estás out


"Eso ya no es para mí", "yo estoy ya mayor", "esas modernidades son de dudosa eficacia", "era lo que me faltaba...", "como si no tuviésemos ya suficiente con hacer que nos atiendan en clase".

Estas u otras frases similares son de uso común cuando uno toca el tema de la tecnología y su impacto en la educación con colegas del nivel educativo que sea, pero particularmente en la Universidad. Claro que toda generalización en este asunto es de dudosa aplicación, pero seguro que muchos profesores se ven reflejados en este tipo de actitudes un tanto inmovilistas y del todo estériles.

Podríamos decir que es igual lo que pienses, la tecnología está aquí para quedarse y seguir incrementando su presencia en nuestras vidas, por lo que no pienso perder un minuto en convencer a nadie de nada. Ya he manifestado mi postura en el título: o estás online o estás out. Ya todos habréis advertido que no digo off (todos necesitamos estar offline en muchos momentos), aquí out significa que estás unplugged.

Lo importante, me parece modestamente, es preguntarse: ¿si la tecnología forma parte de la vida de nuestros estudiantes, cómo podemos utilizarla para mejorar su aprendizaje? Es decir, ¿cómo podemos infiltrarla de usos educativos?

El aprendizaje ha cambiado no solo en su naturaleza y resultados, también en los procesos para adquirirlo. El infográfico que incluyo aquí está dedicado a la Universidad, pero se podría aplicar a otros niveles con las adaptaciones oportunas.

Los estudiantes tienen un mayor acceso a los materiales de los cursos que nunca. Conferencias en PowerPoint, documentos de cursos y programas de estudio que se pueden descargar desde el sitio web de la clase si el estudiante falta, o se pueden ver en línea para su uso posterior, mientras estudian. Aumenta la comunicación por email. Las preguntas no tienen que esperar hasta las horas de despacho ya que los estudiantes pueden comunicarse directamente con sus profesores. Los cambios en las asignaciones, fechas de trabajos , etc. se pueden enviar a los estudiantes para que estén al tanto antes de la clase. Los cursos en línea están creciendo en popularidad proporcionando una flexibilidad que permitirá a los estudiantes una mayor capacidad para compaginar los estudios, el trabajo y la socialización con otros compañeros, su participación en actividades culturales y de cooperación social fuera de su currículo, etc.

Pero hay mucho más que lo que puede ser una plataforma que ofrece recursos en digital, que no son más que el sustituto de su versión analógica. Los blogs, wikis, Twitter, Facebook, herramientas para evaluación interactivas, encuestas online, y cien herramientas más que puedes consultar aquí, pueden hacer la experiencia de aprendizaje de tus alumnos algo de mayor nivel y profundidad intelectual que hasta ahora, fomentando verdadero afán de saber y hábitos intelectuales propiamente universitarios.

¿Quieres de verdad estar shut down offline de la vida de tus alumnos hasta que te jubiles? o ¿prefieres plantearte estar online y switched on?

¡Yo me lo pensaría!

App Aided College Student
Find more education infographics on e-Learning Infographics

1 comentario:

  1. Y mientras esta revolución aparece en nuestras vidas y en nuestras mentes, la mayoría de los profesores de primaria, siguen empeñados en que los niños copien los interminables enunciados de los ejercicios que les mandan de deberes en sus cuadernos, tal y como hacían sus padres y sus abuelos, en una época que ya ha caducado hace mucho, y cuyos métodos estos profesores no quieren desterrar.
    Gracias por mostrar otras vías y un saludo.
    Cristina

    ResponderEliminar