Es un avance que el Ministerio de Educación nos ofrezca los datos de los alumnos de alta capacidad identificados cada año en las diversas comunidades autónomas y provincias. Algunos blogs los recogen puntualmente y ofrecen análisis diversos sobre ellos, entre los que se encuentran datos de evolución entre otros.

A mí me interesa ver el conjunto, en esta primera entrada después del descanso de agosto, y ya siento que sea para ver un panorama que sigue siendo desolador, se mire por donde se mire. No nos fascinemos por la evolución de los datos, que es un análisis engañoso, en el sentido de que puede dar la falsa impresión de que algunas comunidades o provincias avanzan mucho. Es cierto, pero lo relevante es cuántos están identificados respecto a los que deberían estarlo.

El mapa que ofrece en Ministerio -y que se incluye a continuación- dispone de una versión interactiva que puede verse desde aquí; más abajo incluyo una tabla con los datos correspondientes.

En los datos ofrecidos para el año anterior teníamos algo más de 23 mil y un análisis de los mismos, que no voy a repetir, puede verse aquí.

Los datos referidos al curso 2016/17, los últimos disponibles se incluyen en la tabla siguiente, desglosados por hombres y mujeres.

En conjunto hemos incrementado el número de identificados en algo más de cuatro mil. ¿Dónde estaban antes? ¿O es que no estaban y nos los hemos inventado? ¿Y todos los que no están aparecerán algún día? ¿Y si la respuesta es afirmativa, nos importa algo que no estén identificados? ¿Será que los identificados no lo son?

Las preguntas se pueden prolongar hasta el absurdo, pero no es el caso. Si están, como parece, y si cada año  hay varios miles más, ¿nadie se pregunta qué hacer para desvelar la existencia de todos los que faltan?

Lo importante, a mi modesto juicio, es entender que utilizando "las métricas" al uso por las Administraciones (aunque nadie los apoye en la academia) deberíamos tener identificados, al menos, al 2,28% de los escolares españoles, lo que viene a ser algo más de 185 mil. Si atendemos a criterios más realistas, defendidos por todos los investigadores más solventes, los alumnos identificados deberían ser más de 800 mil.

De nada sirve que se haya aumentado tanto o cuanto el porcentaje de identificados, aunque sea positivo en sí mismo, si el resultado final es que más del 98% (aprox. según los casos) siguen esperando a serlo. Cuento en ocasiones, un poco en broma y mucho en serio, lo de la escuela que no tenía libros y compró un libro... ¿cuál es el incremento en libros? Pues infinito. Pero por muy infinito que sea el incremento, solo tienen un libro.

Por eso el análisis de las evoluciones hay que hacerlo con cuidado para no caer en complacencias un tanto engañosas, aunque den pistas.

Menos de 28 mil alumnos identificados en España constituyen un escándalo educativo de primera magnitud. No digamos si entramos a analizar cómo estén atendidos (en muchos caso seguro que muy bien, en otros lo dudo... bueno , lo sé).

Y es que el problema no es de una u otra administración en particular, que también. Es de un sistema educativo que mira hacia otro lado, que vive de clichés y frases hechas y prejuicios sin cuento (inclusivo, elitista, segregador, igualitario, discriminador, etc.).

Pero no nos engañemos utilizando el vocablo "sistema", que es una especie de concepto abstracto que interpela poco. El problema de la identificación y atención educativa diferenciada a los más capaces, a todos, es de cada director, de cada escuela, de cada profesor, de cada aula. Sí, también de la tuya.

Mientras cada centro no se ocupe de establecer un plan sistemático y periódico de identificación e intervención específico, esta será una asignatura pendiente, que cada vez que la suspendemos es como si le estuviésemos diciendo a millares de alumnos -y a sus familias- que no nos importa que existan. .

Por lo tanto, si en tu escuela este plan no existe, me atrevería a recomendarte que te plantees si no será una máquina de destruir talento.

10 comentarios
Compártelo
10 comentarios

Quizá también te interese:

Compártelo

Recibirás cada nueva entrada en tu mail

Más de 5.000 suscriptores

Con tus comentarios enriqueceremos este artículo: ¡anímete y escríbenos!

10 comentarios en “La identificación no es una necesidad, ¿o sí?

  1. Madre!! Vaya datos! Alguien se ha fijado en la desproporción hombres/mujeres? Alucino y mucho. Sé que tienen a dejarse ir y no destacar pero, hasta ese punto? Muy preocupada Javier. He intentado sacar el tema en el consejo escolar y me han mirado cómo si estuviera hablando en chino. He comentado colegios que están aplicando sistemas de desarrollo del talento aquí en Galicia en colaboración con la facultad de psicología de Santiago y cómo estos programas hacían que aumentase el número de alumnos en estos coles y me han contestado que lo que hay que hacer para que nuestro cole no siga perdiendo alumnos es abrir un comedor escolar. Tristeza es poco. Que los equipos directivos y los profesores por favor den un paso al frente en el desarrollo del talento, por favor. Estoy muy cansada de que se diga que todos los años en mi cole se necesitan planes de apoyo educativo para los alumnos con difultades y que a los programas de desarrollo no se apunta nadie. No son prejuicios? No deberíamos atender y apoyar a TODOS? yo ya no sé qué hacer 🙁

  2. ¿Sirve para algo la identificación?. Para que el sistema educativo se cuelgue la medalla de que identifica a los chicos, y luego los abandona a su suerte. Soy la madre de un chico superdotado que ha abandonado sus estudios en segundo de bachillerato, y estoy indignada con este sistema.

  3. Buenos dias Profesor Touron:

    Como madre de una niña de altas capacidades identificada en Madrid, me duele especialmente la brecha de género que reflejan estos datos. Posiblemente parte de la responsabilidad sea de los propios padres, que no buscan ni promueven cualidades intelectuales en sus hijas. Esta es una primera oportunidad perdida y una que no depende, además, de las Administraciones educativas. Un saludo

  4. Muy interesante los datos y la reflexión de los mismos. He podido ver de primera mano que en mi centro educativo, habiendo iniciado la identificación y proceso de evaluación de un niño de 8 años (solo WISC IV) por parte del DO del colegio, propuse colaborar con el centro. Negación rotunda, el DO tiene su ritmo de evaluación y me aconsejan NO hablar con la familia de mi alumno (soy su maestro de inglés este curso) sin que antes lo haga la tutora y el DO.
    Mi oferta sigue en pie para mi colegio.

  5. ¿Cómo esperar que estén bien atendidos los alumnos con altas capacidades si ni siquiera los alumnos con capacidades “normales” lo están? Una lástima.

  6. Buenas tardes.

    En mi opinión es evidente que en la gran mayoría de centros educativos no existe plan, programa o protocolo para la identificación y atención de los alumnos con necesidades educativas específicas por altas capacidades.

    En un comentario anterior propuse la idea de conocer el número de estos alumnos, convenientemente identificados y atendidos, por centro educativo. De forma que tendríamos un conocimiento más exacto, en este sentido, de la situación del centro escolar al que vamos a llevar a nuestros hijos.

    Aunque no dispongamos de esos datos la cuenta es bastante sencilla. Pongamos un ejemplo. En Aragón hay identificados 182 alumnos con altas capacidades en un total de 902 centros escolares (curso 2014/2015).

    Parece pues bastante claro, con esta información, que en la gran mayoría de los centros escolares de esa comunidad los alumnos con necesidades educativas específicas por altas capacidades intelectuales, que están ahí, son ignorados por el propio sistema.

    Supongo que en el resto de comunidades la situación no será muy distinta.

    En definitiva, es el mismo modelo educativo imperante que genera la necesidad de atender a este tipo de alumnado, el que no le da una respuesta (no identifica para así no tener que atender).

    En mi modesta opinión, a esos niños y niñas y a sus familias esa falta de atención les puede estar ocasionando un daño irreparable.

    Lamentable situación.

    Muchas gracias por la entrada en el blog.

  7. Ante este panorama, la identificación y diagnóstico de estos alumnos SÍ es una necesidad que quizá haya que buscar fuera del sistema educativo. Y a partir de ahí exigir la adecuada atención y adaptación del sistema educativo (obligatorio) al alumno y no al revés.

    Un saludo.

  8. Efectivamente los datos a mi modo de ver no son reales. En algunas comunidades autónomas se dice que unos alumnos no lo son por criterios obsoletos y que no buscan el bienestar de todos los niños, obedecen muchas veces a criterios económicos. ¿ Se dice de un futbolista que no es buen futbolista porque no es tan bueno siendo defensa y de delantero es un crack?Sin embargo si le ven talento en una posición se volcarán para sacar su máximo potencial.¿ O en atletismo si eres buen velocista pero no corredor de fondo no te selecciono aunque seas buenisimo?
    La comunidad de Madrid con sus perfiles de lo que ellos consideran que es un niño de alta capacidad, hacen que otros niños y mi hija no esten en esa estadística porque no son armónicos o lo son pero no llegan a 130 o ambas cosas pero son de alta capacidad. (NO DIGAMOS SI ES UN ICG ni se molestan en buscar la causa sólo el ci) no se van a molestar en sacar su máximo potencial.
    Si, los datos no son nada reales. Si les dices a la orientadora que tu informe es privado aún diciendo que es de alta capacidad ella responde ” no creo que tu hija lo sea, que ella jamás le hubiese realizado las pruebas porque no es brillante en clase y no cumple ciertos criterios. ¿ Qué criterios? Y no reconoce ese informe porque es privado aparte de no llegar a 130 que es lo que ella y educación en Madrid si consideran superdotado.
    ¿Si me diagnostican una alergia a penicilinas en un hospital privado dejo de tener alergia a penicilinas en el sistema público ?
    ¿Si puedo elegir libre médico para que me realice un diagnostico según los derechos del paciente en la CAM no puedo elegir profesionales de altas capacidades privados cuando muchas veces están más formados y cualificados que algunos orientadores?
    Hay muchos más niños de alta capacidad pero lo cómodo es disfrazar datos aludiendo a criterios ya arcaicos.
    Un saludo.

    • Reales sí que son, lamentablemente reales. Lo que ocurre es que, como bien señalas, los criterios dejan mucho que desear.
      Pero incluso siguiendo el criterio de la Administración el número de alumnos sería cercano a 190 mil. Y apebas llegamos a 28 mil. Es decir que aún dándoles la razón, cosa poco sensata, deberían explicar dónde están los más de 160 mil alumnos que no han identitificado todavía.

  9. Muy buen artículo para compartir con centros educativos. Los datos y la reflexión son demoledores por su injusta realidad. Su difusión es necesaria para ver si de este modo se sensibilizan conciencias. Muchísimas gracias, Javier.

Deja un comentario

Recibirás cada nueva entrada en tu mail

Más de 5.000 suscriptores