25 características de un profesor con éxito (2/3)

imagen tomada de worldofumm.blogspot.com


Seguimos añadiendo características que suelen estar presentes en profesores con éxito. La entrada anterior la puedes ver aquí.

Los profesores con éxito:

9. Saben cómo asumir riesgos

"Aquellos que van un poquito más lejos son, precisamente, aquellos que saben lo lejos que se puede ir". Asumir riesgos es parte de la fórmula del éxito. Tus alumnos necesitan ver que experimentas cosas nuevas en la clase, al tiempo que observan atentamente cómo manejas el error cuando las cosas no salen como preveías. Esto es tan importante como la enseñanza misma que haces.

10. Son consistentes

La consistencia no debe confundirse con la rigidez. La consistencia significa que haces lo que dices que vas a hacer y qué no cambias las reglas del juego dependiendo de tu estado de ánimo, y que tus estudiantes pueden confiar en ti cuando te necesitan. Los profesores que están anclados en sus viejos métodos pueden presumir de ser consistentes, cuando en realidad están enmascarando su testarudez.

11. Son reflexivos

Con objeto de evitar convertirse en un profesor rígido y testarudo, el profesor con éxito dedica tiempo a reflexionar sobre sus métodos, el desarrollo de su enseñanza y el modo en el que conecta con sus alumnos. La reflexión es necesaria para descubrir las debilidades que pueden superarse con un poco de resolución y comprensión de las mismas.

12. Buscan un mentor para sí mismos

Los profesores reflexivos pueden acabar descorazonados si no tienen a alguien un poco más experimentado y más sabio que ellos que pueda ofrecerles apoyo. Nunca debes considerarte demasiado viejo o sabio para tener un mentor. Un mentor es esa voz que te dice: "Sí, tu enfoque es correcto..." o "No, tus reflexiones no son correctas porque...", y te ofrece una perspectiva diferente.

13. Se comunican con los padres

La colaboración entre padres y profesores es absolutamente esencial para el éxito de los estudiantes. Crea canales de comunicación fluidos para que los padres puedan acceder a tí con sus preocupaciones y que tú puedas hacer lo mismo con ellos. Cuando padres y profesores hacen un frente común hay menos oportunidades de que los alumnos se atasquen en su problemas.

14. Disfrutan con su trabajo

Es fácil descubrir a un profesor que disfruta con lo que hace. Parecen emanar una energía contagiosa. Incluso si explican Cálculo Avanzado, el tema se convierte en algo vivo y dinámico. Si no amas tu trabajo o la materia que explicas, se notará inevitablemente en tu docencia. Intenta descubrir las razones por las que estás desmotivado y con poca inspiración. Puede que no tenga nada que ver con la materia, sino con tus expectativas. Ajustalas un poco y quizá compruebes que tu interés por la enseñanza vuelve a crecer en tí.

15. Se adaptan a las necesidades de los estudiantes

Las clases son como un organismo vivo en constante evolución. Dependiendo del día, de la asistencia y de la fase de la luna, es posible que tengas que cambiar tus planes o tu programa para adaptarte a tus alumnos. A medida que crecen y cambian, tus métodos pueden hacerlo también. Si tu objetivo es promover un currículo o un método, puedes sentir como un insulto personal el tener que cambiarlo. Trata de conectar con tus alumnos y no tendrás problemas para ir cambiando a medida que pasa el tiempo.

16. Dan la bienvenida al cambio en sus clases

Esto se relaciona con lo anterior, pero de un modo ligeramente diferente. ¿Te ha pasado alguna vez que estabas tan aburrido con tu casa o tu dormitorio que decidiste reorganizarlo todo para sentirlo como nuevo? El cambio estimula el cerebro por la novedad y sensación de aventura. Cambia tu clase para que tus alumnos sientan la novedad. La simple reorganización de los pupitres y algunas rutinas pueden infundir nueva vida en medio de un largo año escolar.

______________________

En la próxima entrada trataremos las 9 características restantes para llegar a las 25 que señala el título.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada