La caprichosa distribución de la inteligencia en España


Pues aunque no lo parezca escribo esta entrada con profunda pena y decepción. Esto va mal, pero que muy mal. ¡Tantos años de esfuerzo y trabajo para que esto siga así! ¿De verdad que nadie con   capacidad para hacerlo va a tomar cartas en el asunto? ¿Podemos seguir desatendiendo al desarrollo del talento en nuestro sistema educativo de un modo tan obstinado?

El conocimiento científico y el conocimiento vulgar o común se diferencian esencialmente, no en una cuestión de grado sino en cuanto a su certeza y demostrabilidad. A nadie se le ocurre decir: "no creo que ese avión se sustente", o "no me parece que esa insulina vaya a producir efecto", o "a mí no me parece que tener la tensión alta sea tan malo", o "ese barco no se mantendrá a flote y adrizado". Enseguida responderíamos que la ciencia o la investigación, la ingeniería aeronáutica o naval, han dado respuestas a esas "opiniones", o que hay conocimientos demostrados en la medicina, ingeniería, etc., que niegan mucho conocimiento vulgar que con gran superficialidad pasa a ser, con carácter 'científico': "es mi opinión". La educación sin embargo no parece librarse de las opiniones personales. Da la impresión de que todo vale y, peor aún, de que toda opinión es respetable, como si toda opinión, fundamentada o no, fuese digna de respeto, como sí lo es la persona que la sustenta.

Mi propuesta es sencilla. Bastan dos o tres preguntas para poner un poco de sensatez en el problema que veremos más abajo. Primera,  ¿es posible establecer con razonable certeza una definición sobre lo que es la capacidad, las capacidades naturales destacadas y el talento? Respuesta: sí. Segunda, ¿es posible establecer un umbral prudencial del número de alumnos con capacidades naturales destacadas en grado tal que sería oportuno y necesario ofrecerles una atención y apoyo diferenciado en la escuela y fuera de ella? Respuesta: sí. Tercera, ¿hay acuerdo entre los investigadores, en el campo de la alta capacidad y el desarrollo del talento, en los aspectos esenciales y en particular en el número de alumnos que deberían ser considerados con capacidades destacadas y atendidos consiguientemente? Respuesta: sí.

Son más de diez las entradas de este blog en las que trato del concepto de capacidad y talento, personalmente o a través de las contribuciones de algunos de los principales investigadores mundiales del campo, pero en una de Febrero del año pasado que titulé: A vueltas con la Alta Capacidad: ¡los viejos mitos nunca mueren! he tratado de resumir, entiendo que con claridad, el concepto que mantiene la academia y los expertos así como sus implicaciones educativas.

La semana pasada nos visitó una de las autoridades más reconocidas mundialmente en el campo de la alta capacidad y el talento. Le hice una entrevista que recogía en la entrada anterior. Es difícil decir más en menos tiempo: "al menos el 10% de la población tiene capacidades naturales destacadas que han de convertirse en talento".

También he mostrado datos de lo que ocurre cuando se identifica en un centro educativo, o de la importancia de la identificación del talento y el out of level, estudio en el que recogía varios lustros de investigación personal sobre el particular.

¿Qué más puedo hacer para que se entienda? Pues se me ocurre que esta tabla un tanto "chusca", que daría para los más diversos comentarios, algunos francamente irónicos, puede llevarnos a alguna consideración. No abrigo demasiadas esperanzas de que lo que sigue remueva muchas conciencias, excepto las de quienes padecen el problema en primera o segunda persona: los estudiantes y sus familias.

Los datos de la tabla están tomados del Ministerio de Educación, por lo que se les supone un carácter oficial y una precisión que no hay por qué poner en cuestión. La tabla completa puede verse aquí.

Tabla 1. Alumnos con AACC identificados en España en centros públicos y privados y % sobre la población total por Comunidad Autónoma. Curso 2014-15.
Unos pocos comentarios o preguntas, sin ánimo de ser exhaustivo:

1. ¿Cómo es posible que en Andalucía haya más de siete mil niños identificados y en Aragón menos de cien?

2. ¿Es posible que en Murcia sean más listos que en Madrid? Pues en Murcia hay más de tres mil identificados y en Madrid, con mucha más población escolar, hay menos de dos mil. La razón es clara,  en Murcia está uno de los equipos universitarios que más trabaja en este campo en España, con la profesora Prieto a la cabeza y donde, muy probablemente, la Administración habrá colaborado en mayor grado que en otras comunidades.

3. ¿Cómo es posible que las cifras (las que se ofrecen son absolutas y solo se deben comparar respecto a la población total de la Comunidad) de alumnos sean tan dispares entre comunidades? ¿Realmente la inteligencia "va por barrios" en España? ¡Ridículo!

4. ¿Qué definiciones, criterios, instrumentos, etc. se están utilizando en cada comunidad para que se produzcan estas escandalosas diferencias? ¿Será que en ninguna Comunidad hay procesos censales sistemáticos de identificación de la capacidad de los escolares? ¿Así vamos a promover una educación basada en competencias, personalizada? ¡Por favor!

5. ¿Cómo es posible que en ninguna comunidad se supere el 0,5% de alumnos identificados respecto a su población total? ¿No deberían ser, al menos, un 10%? Está bien, aceptaré un instante el 2,28%, pero entonces tendríamos que tener identificados más de 218 mil estudiantes en lugar de menos de 20 mil. Pero claro, si volvemos al 10% como un nivel razonablemente aceptable (que no rígido), tendríamos que tener una población de más de 800 mil alumnos identificados y lo que es más importante: ADECUADAMENTE ATENDIDOS.

6. Ante estos datos, ¿las autoridades del Ministerio, de las Comunidades Autónomas, las direcciones de los centros, los profesores de las aulas se plantearán alguna acción o reflexión? ¿Estamos dispuestos a seguir perdiendo talento en este país?

¿Es posible hablar de equidad del sistema educativo con esta "caprichosa distribución de la inteligencia" en nuestro país?

¡Me estoy quedando sin argumentos, en serio!

P. D. Si alguien tiene dudas que relea las entradas, en este mismo blog, sobre PISA, TIMSS o PIRLS y el número de alumnos que tenemos en los niveles 5 y 6 de las escalas de rendimiento en España respecto a otros países.



17 comentarios:

  1. En nuestro cole, en Bizkaia, 500 alumnos, un niño identificado de AACC...se me escapa la proporción...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tengo datos de tu cole pero puede haber varias razones. Que no se haya hecho una evaluación censal de la población escolar vuestra, que vuestra población no sea representativa del conjunto y otras muchas, como los criterios para identificar, etc.
      Seguro que aplicando la metodología adecuada hay muchos más.
      En cualquier caso las cifras las da el Ministerio...
      Gracias por tu observación

      Eliminar
  2. Hola Javier,

    Te apunto que la diferencia entre CCAA radica precisamente en la sistematización de procesos de detección-identificación. Murcia y Canarias llevan más tiempo, pero Andalucía se unió a ese grupo gracias al plan de 2011.

    Es una sistematización francamente mejorable, pero incluso en ese escenario de precariedad los resultados son tan llamativos como los que comprobamos en esa tabla. En Murcia se debe al impulso de la Universidad, como bien comentas. En Canarias fue en su momento como respuesta a varias denuncias que recibió la administración, aunque en los últimos años el empuje ha bajado bastante. Y en Andalucía se recogen los frutos de aquella tortuosa negociación que tuvimos que llevar a cabo con la administración en 2010 para que pudiera mejorarse el lamentable panorama que vivíamos aquí.

    Es evidente que el empuje depende siempre de factores externos a la administración misma, que nunca da un paso hacia adelante si no hay alguien que la "anime" u obligue a hacerlo. Esto ha sido así durante muchos años y no se prevé que vaya a cambiar en el futuro. El talento en España no da votos y no forma parte de las prioridades sociales que permiten cambiar la tendencia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que añadir. Solo que la escuela tiene que replateárselo. Bastaría con que se cumpliese la ley vigente.

      Eliminar
  3. Hola soy psicólogo infanto juvenil que colabora con un asociación de padres y madres de niños y niñas con Alta Capacidad en el País Vasco.
    En mi experiencia creo que la falta de interés global en atender a este alumnado es precisamente lo que les hace desatacar. Aunque es cierto que los datos son desalentadores, poco a poco se va percibiendo un cambio de mentalidad sobre estos niños y niñas. El tema de que tengan este nivel de inteligencia o de capacidad, hace que no se valore necesaria su atención, ya que en los elementos de aprendizaje (seguimos en un sistema educativo muy tradicional) para los docentes, no tienen problemas y los factores psicológicos, emocionales de identidad o de relación no se valoran con la suficiente importancia. Son inteligentes y no es necesario ayudarles ya que es una cualidad deseable, por lo que el esfuerzo que supone su atención no es rentable, ni en muchos caso merece la pena para los centros o los departamentos de educación. Su talento en este país es también su criptonita. Como suelo decir a las familias y a los educadores, somos pioneros en este tema y ningún pionero lo tuvo fácil nunca. Un profesor me dijo una vez que esta década sería la de estos niños y niñas como hace 30 años fueron la de las familias con niños con dificultades y discapacidad. Aunque son porcentajes pequeños, cada decimal representa unas cuantos alumnos y familias que reciben ayuda. Animo y a seguir desbrozando el camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas mucha razón en lo que dices.
      Así ha sido con la llamada "educación especial". Lo lograremos a fuerza de seguir ofreciendo evidencias de este sin sentido.
      Gracias por tu colaboración

      Eliminar
  4. Hola Javier. Muchas gracias por compartir estos datos. Es información objetiva y extremadamente importante para que sigamos trabajando por paliar esta situación tan lamentable. Un cordial saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Marcos. La verdad es que ya estuvimos pero los niños no tienen tiempo.
      Saludos

      Eliminar
  5. Muy buena tu entrada, llevo años con esta misma frustración,,desde el punto de vista de la psicología educativa no se sustenta. Un saludo Esther

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso creo yo, pero nadie parece querer oírlo. Seguiremos
      Saludos

      Eliminar
  6. Muy buena entrada. Refleja un fenómeno que sucede exactamente igual con otros estudiantes con necesidades específicas (tdah, dea's, etc). Es muy llamativo que incluso dentro de una misma comunidad autónoma con los mismos criterios de detección-identificación los números cambien entre provincias de forma muy significativa.
    Claramente lo de la atención individualizada no lo tenemos resuelto, empezando por la detección.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias Sr. Tourón, porque con personas como usted, madres tozudas como yo e hijos talentosos como el mío, lograremos cambiar las cosas, no lo dude.
    mis felicitacions por su trabajo, que inspiran a mucha gente

    ResponderEliminar
  8. yo no soy docente, solo una mamá con un niño con posibles AACC y es lamentable que la sustituta de su tutora,una chica joven preparada y con un máster en AACC, me advirtiera de que mi hijo era un niño con AACC y su tutora cuando se incorporo, una señora un poco más mayor pero con años de experiencia en infantil,ni siquiera me ha dicho nada del tema y me consta que se lo comentó.
    en resumen estoy un poco a la espera y en contacto con la asociación de apoyo a los niños con AACC de Extremadura y ya iniciaré mi particular "guerra", para ellos es solo un niño adelantado, avanzado...más inteligente...etc...pero sin más,puede ir al ritmo de sus compañeros, lamentable

    ResponderEliminar
  9. Estimado Javier, a mí lo que me sorprende es que los que han realizado este estudio de detección de escolares de alta capacidad, tengan tan baja capacidad de análisis como para mostrar datos de tal incongruencia.

    No tiene ni pies, ni cabeza, y está claro que no han aplicado ningún sentido común. Dato objetivo: Ratio Chavales de Alta Capacidad/Población de Comunidad Autónoma, por ejemplo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias Javier por la entrada. Es realmente desalentador ver la tabla y los pocos niños identificados de AACC. Desde mi experiencia como orientadora he podido ver como en las escuelas se tiene un gran estigma hacía estos niños. Los propios profesores te dicen "seguro que no es de alta capacidad, lo que le pasa es que es un pesado y un consentido" y algunos orientadores (algo que nunca entenderé): "¿Otro supuesto alta capacidad? ¡pero si no saca buenas notas!". No te imaginas mi sentimiento cuando un compañero orientador me dice este tipo de frases...es una lucha que debemos seguir manteniendo y que algún día, espero, nos reiremos de que años atrás no se atendiera la alta capacidad.

    ResponderEliminar
  11. Muchas gracias Javier por tu entrada.

    Comparto tu frustración. Soy orientadora en la educación pública y llevo varios años luchando con el desconocimiento hacia la alta capacidad y con las ideas erróneas de profesores y compañeros orientadores. Es una lucha que debemos mantener y espero, algún día, nos riamos de que "hubo un tiempo" en el que no se atendía a la alta capacidad.

    ResponderEliminar
  12. Señor Tourón, recuerdo haber leído en entradas anteriores su desaprobación ante el hecho del "ser"o no "ser", su desaprobación ante el hecho de centrarnos en el valor numérico. El objetivo de la educación actualmente parte de la inclusión y de la atencion a la diversidad, "atención a todos los alumnos", me pregunto yo: ¿por qué la necesidad de tanto diagnóstico?, motivo, en muchas casos, de disgregación.

    ResponderEliminar