¿Cómo es una Flipped Classroom? (4)


Para seguir ahondando en el tema que nos viene ocupando en las últimas entradas, hoy quiero presentaros unas ideas sobre cómo es una buena clase invertida. Para ello me apoyo en el artículo publicado por Brian Bennett, Jason Kern, April Gudenrath y Philip McIntosh al respecto.

La idea de la clase invertida comenzó con las lecciones e instrucción directa realizada fuera de la clase a través de video, audio, o ambos y lo que antes se consideraba tarea para casa se realiza ahora en el tiempo de clase. Por lo tanto, el orden de la "lección" y las "tareas" se invierte. Sin embargo se está convirtiendo en mucho más que eso.

La principal razón para invertir las actividades, quizá la única, es ofrecer más tiempo para el aprendizaje durante las clases y ésta es la razón por la que vemos que el procedimiento gana popularidad en todas las áreas de contenido. A parte de esto, una buena 'clase inversa' debería ser como cualquier otra en la que tiene lugar una buena enseñanza y un aprendizaje efectivo.

El invertir la clase no es la única solución para encontrar el "mejor uso" de las horas de clase, pero sí permite diversas formas de instrucción. Y después de todo, cualquier cambio que dé como resultado más aprendizaje durante la clase, ¿no es un movimiento en la dirección correcta?

Actualmente hay mucha discusión sobre la enseñanza invertida y cómo diferenciarla del formato de las clases tradicionales. Mientras algunas lecciones se acomodan mejor a un formato de clase convencional, otras serían más efectivas como enseñanza invertida. El propio ambiente de la clase y la cultura de aprendizaje juegan un papel importante en la determinación de la mejor estrategia pedagógica a seguir. Esta decisión es una parte vital para ofrecer a los estudiantes un ambiente de aprendizaje constructivo.

El cambio de un sistema de clase tradicional a una enseñanza inversa puede ser desalentador, porque no hay modelos eficaces para hacerlo. Por eso nos podemos preguntar, ¿cómo debe ser una buena clase invertida? En nuestra experiencia, señalan los autores, muchas clases invertidas comparten muchas de estas características:
  • Las discusiones están dirigidas por los estudiantes a partir del contenido que han adquirido fuera de la clase, durante ésta se amplía. 
  • Las discusiones suelen alcanzar niveles superiores de pensamiento crítico
  • El trabajo colaborativo es fluido, con los alumnos cambiando entre diversas discusiones simultáneas en función de sus necesidades e intereses. 
  • El contenido se da en un contexto que se refiere, ordinariamente, a situaciones del mundo real
  • Los estudiantes se desafían intelectualmente unos a otros durante la clase respecto al contenido que se discute. 
  • Se dan formas de aprendizaje dirigidas por los estudiantes a modo de tutoría y de colaboración espontánea entre ellos
  • Los estudiantes se hacen con el contenido y emplean sus conocimientos para dirigirse unos a otros sin que medie necesariamente el profesor
  • Los estudiantes hacen preguntas exploratorias y tienen la libertad para ahondar en temas que van más allá del currículo. 
  • Los estudiantes participan activamente en la resolución de problemas y el pensamiento crítico se ejercita en ámbitos fuera del curso. 
  • Los estudiantes se transforman de oyentes pasivos a aprendices activos.
La enseñanza invertida si bien no es para todo el mundo, ofrece el mejor modo que conocemos para optimizar las oportunidades de aprendizaje en la clase. Si un aprendiz concreto o un grupo necesitan una explicación, se puede hacer. Si lo que precisan es una discusión en pequeño grupo, puede llevarse a cabo. ¿Mucha más interacción con el profesor? No hay problema.

Ahora bien, la mejor manera de comprender cómo funciona el método es verlo en acción. Si estás interesado en la Flipped Classroom no estás solo...puedes encontrar apoyo en la red The Flipped Class Network. Aquí hay muchos recursos, se puede conectar con otros profesionales o incluso visitar una clase y ver cómo funciona. Es probable que el flip se produzca pronto en una escuela cerca de tí, si es que no lo ha hecho ya.

----------ooo000ooo----------

¿No es esto lo que pretendemos fomentar en nuestros alumnos? ¿Qué profesor no quiere ante sí un grupo de estudiantes que se interesan por el aprendizaje y por adquirir un conocimiento profundo sobre los temas que abordan? ¿Qué alumno no quiere tomar las riendas de su propio aprendizaje? Acepto que algunos, quizá demasiados, pero si no conseguimos que lo hagan nunca aprenderán. Este es un modelo que tiene muchas virtualidades, que se basa en tecnologías que ellos usan. Quizá merece la pena intentarlo, ¿no crees?

Actualmente ya estamos trabajando en España en ello. El próximo curso empezaremos a hacer algunas experiencias en la Universidad y otros niveles educativos. Si este enfoque os interesa os sugiero visitar la web que ya hemos comenzado. Es incipiente pero queremos que sea la referencia de este enfoque en España. Si quieres colaborar, adelante, solo tienes que ponerte en contacto con nosotros. En la página se dice cómo hacerlo.

Decía Aristóteles que "para saber lo que queremos hacer, tenemos que hacer lo que queremos saber". Pues este planteamiento va en la línea de la mejor pedagogía: la individualización, la personalización, la diferenciación en la clase. La pedagogía activa, en definitiva, en la que profesor y alumno asumen sus roles respectivos: el profesor ya no será más 'the sage on the stage', para pasar a ser 'the guide on the side', mientras que el alumno dejará de ser un receptor pasivo de información para convertirse en el agente principal de su aprendizaje (¿puede acaso ser de otro modo?). Así lo reconocen Jonathan Bergmann y Aaron Sams, dos de los principales impulsores de este enfoque y autores del popular libro Flip your Classroom, cuya lectura te recomiendo vivamente.

Ahora la cuestión es: ¿encontraremos alumnos dispuestos a asumir el reto de su propio aprendizaje? ¿de acudir a las clases a discutir y profundizar en lo estudiado la noche anterior en lugar de ir a ver qué les contamos? Seguro que sí. Quiero pensar que sí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada