¡No se preocupe, con el tiempo su hijo se normalizará!

by Silicon Schools Fund

El desempeño de algunas actividades profesionales está ligada a la obtención de una licencia, como ocurre con los pilotos de aviación civil, al mantenimiento de la misma con certificaciones periódicas (físicas, psicológicas, técnicas) y el paso por el simulador correspondiente. De los resultados de todas estas evaluaciones depende el mantenimiento de la licencia y, por tanto, la posibilidad de seguir pilotando. Si hiciésemos lo mismo con la profesión docente... algunos deberían tener cuestionada su licencia para estar en la escuela. Porque si pilotar es una actividad de alto riesgo y trascendencia, el educar no lo es menos.

Y es que prácticamente no hay día en que no reciba un mail de alguna familia en el que me cuentan el problema con su hijo o hija presuntamente de alta capacidad, o que ha sido diagnosticado como tal. Si reprodujese en este blog lo que me dicen que oyen de los profesores o de los orientadores, se sonrojarían propios y extraños. No lo haré por vergüenza...

Si tú no estás dispuesto a aprender, nadie puede ayudarte. Si tú estás decidido a aprender, nadie puede pararte.
Dice el refranero popular que "no hay peor sordo que el que no quiere oír". Vamos a ver si, a fuerza de repetir, algún mensaje cala. No voy a decir nada que no haya dicho ya, sospechoso sería hacerlo a estas alturas. Espero y deseo que alguna de las ideas que siguen sirvan a los profesores y orientadores para que reflexionen sobre su trabajo, a algunos supuestos expertos tampoco les vendría mal, y a los padres, para ayudarles a tener un diálogo constructivo y positivo con aquéllos que tienen que ayudar a sus hijos en el proceso educativo.

Digo de antemano que muchos profesores, orientadores, etc. en nuestro sistema educativo son excelentes y lo hacen muy bien. ¿Son la mayoría?... Vamos a ver si alguna de las ideas que siguen pueden ser de utilidad. Adelanto que no son "mis ocurrencias" o manías personales, sino que son ideas que la comunidad científica apoya sin fisuras, porque la investigación nos las ha mostrado ciertas. Siempre lo digo, conviene leer más y opinar menos, o hacerlo con algo más de fundamento.
  • La escuela está organizada con un criterio insostenible desde el punto de vista psicológico, educativo, instructivo, etc. Agrupar a los alumnos por edad supone aceptar que todos los alumnos tendrán unas mismas necesidades educativas o tan parecidas que podrán ser educados al "unísono". ¡ERROR!
  • La escuela está organizada como lugar de enseñanza, no de aprendizaje; esto supone que el que lleva la voz cantante es el profesor (el que enseña) y el alumno adopta un papel de escucha, de espectador, relativamente pasivo. En el mejor de los casos los profesores, con su mejor intención, adoptan una postura a prueba de fallos: "ni muy rápido, ni muy lento; ni muy difícil, ni muy fácil! Vamos, para el alumno medio, esa abstracción que no existe en ninguna parte. ¡ERROR!
  • Los profesores, cuando comienzan un tema, unidad, bloque temático o como quiera llamársele parten de un supuesto: "ningún alumno sabe nada de esto, por lo que explicaré lo mismo a todos". Esto supone que todos los alumnos parten del mismo punto, captarán el mensaje con la misma facilidad y prestarán la misma atención a la explicación. Además tendrán todos perfectamente adquiridos lo que Bloom llamaba "cognitive entry behaviors" y su "time on task" será el mismo. ¡ERROR!
    Silicon Schools Fund
  • O no se acepta que los alumnos son distintos en su capacidad para aprender, en su velocidad de aprendizaje, en su motivación e intereses, en sus fortalezas, etc. o bien que si existen no son para tanto. Las diferencias en la velocidad de aprendizaje son tales que la investigación nos ha mostrado que algunos alumnos, de la misma edad que sus compañeros, pueden estar hasta tres años por delante en cuanto a su preparación y necesidades educativas. Por tanto, nuevamente ¡ERROR!
  • La resistencia de las Administraciones y de los Centros Educativos para establecer planes sistemáticos que permitan conocer cuál es el potencial de CADA alumno para el aprendizaje es de tal calibre, que se puede afirmar que son mínimos los centros y los profesores que conocen las capacidades más relevantes de sus alumnos para el aprendizaje y, por tanto, no pueden (tampoco lo pretenden) adaptarse a tales diferencias. ¡ERROR!
  • Si queremos tomarnos en serio el desarrollo del talento es imprescindible que CADA centro educativo tenga un plan sistemático de identificación del potencial de CADA alumno para el aprendizaje y, a partir de ese conocimiento, establecer planes personalizados para CADA estudiante. Sabemos como hacerlo, la investigación nos ha mostrado el camino. Falta la voluntad de querer cambiar una escuela "factoría", en la que todos son iguales, por una escuela en la que CADA alumno es el conductor de su aprendizaje, es decir por una escuela más equitativa. ¡ACIERTO!
  • Todos tienen talento, cierto. Pero en distinto grado, por lo que la expresión "todos tienen talento" no se puede hacer equivalente a todos tienen el mismo talento. Siendo así, la necesidad de una educación diferenciada, mejor, de un aprendizaje personalizado, es una exigencia del sentido común y de la justicia. ¡ACIERTO!
  • Las nuevas metodologías didácticas que enfatizan el rol del alumno como protagonista de su propio aprendizaje (que lo es, se reconozca o no) permiten llevar a cabo un cambio radical de la escuela, en la que el alumno tiene que "tomar el mando" de su aprendizaje, adaptativamente, de acuerdo con sus fortalezas, intereses y debilidades, convirtiéndose el profesor en un mentor, un guía, etc. Un ejemplo paradigmático de esto es la metodología flipped learning de la que hemos hablado aquí mucho. ¡ACIERTO!
  • Para convertir la escuela en un verdadero centro de aprendizaje y hacer que el alumno asuma su propia responsabilidad, los profesores tendrán que hacer un uso cabal e inteligente de la tecnología haciendo de ésta un medio, no un fin o una moda. Sí, los profesores pueden mejorar con la tecnología. ¡ACIERTO!
  • Las aulas del siglo XXI y los aprendices del siglo XXI ya no deben estar ligados obsesivamente a los libros de texto cerrados, a los cursos inflexibles y a un currículo preestablecido y ligado a la edad, simplemente porque los alumnos son distintos y aprenden a distinta velocidad. Además, las necesidades del aprendizaje que necesitan hoy y que necesitarán mañana cuando se incorporen a trabajos que aún ni existen, serán distintas. Ya no basta con saber, ahora importa "saber hacer con lo que se sabe". ¡ACIERTO!
  • Los profesores son más necesarios que nunca, aunque parezca una paradoja, pues todo el conocimiento está accesible en la red. Precisamente por eso su papel de guía, de orientador se convierte en esencial para conducir al alumno en su aprendizaje. Pero profesores distintos, que reconocen que tienen delante alumnos singulares, algunos con mucho talento, profesores que han reflexionado sobre el futuro del aprendizaje y las necesidades que esto lleva consigo. ¡ACIERTO!
  • Finalmente, tomando prestado un pensamiento de John Dewey"si enseñamos a nuestros alumnos de hoy como lo hicimos con los de ayer, les robaremos el mañana". ¡ACIERTO!
Pues yo, antes de decir que "el niño se normalizará", me lo pensaría. La escuela no está para normalizar a nadie sino para favorecer el óptimo desarrollo de CADA persona. Sí, créetelo, ya lo dijera Eisner: "la escuela no está para ignorar las diferencias, sino para aumentarlas. Elevando la media, pero incrementando la varianza".

7 comentarios:

  1. Apreciado Javier,

    Tus reflexiones son siempre de envergadura y bienvenidas...a pesar de que me invitas a pensar acerca de un cambio de profesión.
    ¿El Sistema Educativo español ha variado en los últimos 20 años? ¿Existe algún colegio que haya "revolucionado" el panorama de aprendizaje del alumno en España? ¿Qué hace falta para que los políticos tomen decisiones en este sentido?
    Abrazo,

    Israel

    ResponderEliminar
  2. No, los profesores que lean esto son los que no tienen que cambiar de profesión, solo plantearse cómo mejorar lo que seguro ya hacen muy bien.
    Al final estas reflexiones las leen los ya convencidos.
    Lamentablemente no se qué se puede hacer con la Administración... si lo supiera lo haría. Lo peor de nuestro sistema no es que esté mal, es que no quiere reconocerlo. El título de la entrada es bien expresivo de lo que pienso. "Ya nos normalizaremos todos"...
    De una cosa estoy seguro, lo que no hay es que rendirse.
    Gracias por tu amable comentario

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente, como dice Javier Touron, estas reflexiones solo las leen los ya convencidos. Los demás o simplemente no "pierden" el tiempo leyendo sobre educación o tras las tres primeras líneas soltarán el típico "eso no se puede hacer en la escuela, es imposible".

    Por desgracia, ese grupo sigue siendo mayoría, o al menos yo me veo rodeado de ellos día tras día. Pero no podemos rendirnos, el sentido común y los estudios científicos deberían terminar imponiéndose a la inercia de una escuela que se sigue moviendo en la misma dirección que hace décadas por comodidad, conformismo y en muchos casos falta de formación crítica.

    Nada es imposible, siempre habrá personas que con esfuerzo, creatividad e ilusión demuestren lo contrario.

    ResponderEliminar
  4. Cierto Alfredo...pero además de la ilusión, la actitud, el método y las pruebas científicas nos hace falta un "opener" en la esfera política porque nuestra cultura ( modo de entender el servicio público) camina por otros derroteros bien diferentes. Sin la clase política no digo imposible pero...haría falta una "fortaleza privada" con tirón económico que cogiera "masa crítica" para mostrar dónde está el camino y que el resto se fuera uniendo...incluido el área política...
    Ay Amancio, Emilio, ....
    Saludos,
    Israel

    ResponderEliminar
  5. Desde luego hay que seguir luchando por mejorar el sistema educativo, contra viento y marea. Los prejuicios son lo más difícil de remover y actúan en las personas de manera importante, modelando muchas veces su conducta.
    Respecto a los caminos que sugieres, Isabel, ya escribí hace un tiempo sobre eso en el blog. Puedes releerlo aquí: http://www.javiertouron.es/2013/02/the-spanish-giving-pledge-seria-posible.html

    Ya lo creo que sería posible, lo que ocurre es que tenemos poco sentido del alcance que el mecenazgo puede tener en nuestras sociedades. Otros lo hacen y muy bien por cierto.

    ResponderEliminar
  6. Hola, he ido leyendo sus posts para tener una visión más general del tema y cuanto más leo más voy entrando en confusiones. Tus reflexiones me parecen fantásticas pero si se dice que no es questión de "ser o no ser", en la actualitad se sigue "siendo o no siendo", de hecho hay muchas entradas en tu blog referidas a la falta de identificación; Se justifica la necesidad de identificación refiriéndose a que este alumnado necesita de un apoyo específico para hacer realitad su potencial, al igual que necesitan todos y cada uno de los alumnos, atendiendo una ley inclusiva que ha de procurar un desarrollo óptimo a todos los alumnos y después decimos que no nos gusta poner etiquetas; Decimos que no nos centramos en el CI, siendo éste el el que nos abre la puerta y, una vez ya Dentro, se habla del Esfuerzo y de la Motivación para llegar a desarrollar el talento y si el alumno no los demuestra?? buscamos culpables..... No es mi intención parecer estar en contra del diagnòstico, al contrario, quiero que todos los alumnos saquen su potencial con una educación flexible, crítica, abierta, ... Pero sí que estamos ante una decisión que, según como la planteemos, puede ser motivo de discusiones. Gracias!!

    ResponderEliminar