Modificaciones en el contenido curricular para los más capaces

http://missionv.ie/news-2/articles-resources
Son varias las dimensiones en las que el contenido del currículo para los más capaces puede, y debe. cambiar. Señalo a continuación algunas:

a) Reorganización del contenido de acuerdo con elementos esenciales, como solución a la explosión de conocimientos; esto es particularmente útil para los más aventajados ya que son capaces de explorar y captar el nuevo material rápidamente, como ya sabemos. Esta medida apunta también a la disminución y repetición de ejemplos para interiorizar los conceptos, que es particularmente menos necesaria en los alumnos de mayor capacidad.

 Las modificaciones en contenido pueden variar en: el grado de abstracción, la complejidad y la variedad.

Respecto al primero es obvio que un currículo organizado en torno a ideas, teorías, conceptos, etc. es más valioso (y adecuado) que aquél que se organiza sobre información factual. La información concreta es apoyo y ejemplo para los conceptos e ideas.

Por otra parte, el grado de complejidad de las ideas y sus relaciones mutuas también puede ser diverso, lo que constituye un estímulo y reto intelectual graduable para los más capaces.

Finalmente la variedad, que ha sido la dimensión sobre la que han cambiado muchas veces los curricula,  haciéndola sinónima de enriquecimiento.

De acuerdo con lo anterior, se puede afirmar que el trabajo escolar debe estar adecuado tanto en su contenido como en la velocidad de presentación del mismo. Esto que es cierto para cualquier alumno, es particularmente importante para aquéllos de alta capacidad, de lo contrario se corre el riesgo de que pierdan interés y motivación por el trabajo escolar.

b) Utilización de un enfoque integrador que permita establecer conexiones entre diversas materias del currículo. Esta estrategia es típica también de las necesidades de los alumnos más capaces. La interdisciplinariedad es un principio que permite organizar la enseñanza de un modo global alrededor de grandes temas, ideas, etc.

c) Utilizar un sistema diagnóstico-presciptivo que permita reducir los ejercicios repetitivos y las prácticas superfluas de materiales ya aprendidos. Es típico que en el currículo normal haya un gran solapamiento entre los diferentes temas. Se abusa de un sistema de enseñanza en espiral que obliga a volver sobre temas y conceptos ya sabidos y dominados por los alumnos más capaces, lo que les produce un gran tedio y aburrimiento. Un adecuado uso de la evaluación diagnóstica permitirá individualizar el desarrollo curricular adaptándolo a las necesidades de cada alumno.

d) Organización de los contenidos para facilitar un aprendizaje de valor, que permita a los alumnos adquirir conocimientos que superen la profusión de información factual que se amontona en tantos campos, y que superen en cierto sentido el paso del tiempo. Dos de estas posibilidades serían el estudio biográfico de personas relevantes en diversos campos: cómo se han enfrentado a sus problemas, cómo han superado dificultades, sus características profesionales, etc.; otra estrategia sería el estudio de los métodos utilizados en la investigación en diversos campos, lo que sin duda contribuirá a una mejor compresión de los contenidos de esos campos.

Esto exigirá, en ocasiones, trabajo en equipo de los profesores, voluntad de mejorar su trabajo y preocupación por el desarrollo del potencial de CADA alumno. Por que, insisto, el talento no surge de manera espontánea. Hay que cultivarlo, los contendios apropiados son una pieza clave.

2 comentarios:

  1. Excelente.
    Quiero complementar esta entrada con mi experiencia, sobre todo la frase: "Se abusa de un sistema de enseñanza en espiral".
    Mi hijo, está en 1º de ESO, le gustan mucho las matemáticas, y me repite y repite, que se aburre, que todo eso ya lo ha visto.
    Pues decidí (yo soy de ciencias), examinar los curriculum de matemáticas de 6º de primaria, 1º de ESO y 2º de ESO de mi Comunidad.
    El resultado, es que en 1º ESO solamente se añade entre un 10% a 20% de nuevos conocimientos, en 2º ESO se añade otra cantidad similar. Conclusión, un alumno que ha terminado adecuadamente 6º de primaria, después de realizar dos cursos de secundaria solamente le han aportado un 30% de nuevos conocimientos, el 70% restante es repetitivo.
    Comentando esto con un profesor, me responde: El curriculum de matemáticas se desarrolla en espiral; vaya no había caído en este concepto.
    Sigo indagando, y me encuentro que hay compañeros de clase que tienen dificultades para las matemáticas, estos opinan que las cosas se están complicando.
    Digo yo: por mucha inclusividad que me quieran vender, estos dos grupos de alumnos son incompatibles en la misma aula y con el mismo curriculum. (Opinión personal).

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente así es, Miguel. Por eso estamos intentando poner en marcha un nuevo proyecto basado en el modelo DT-PI que trata de solucionar esto. Lo peor es que en relación con estos problemas, siendo conocidos, miramos hacia otro lado como si no existiesen. En fín. Que hay que tener paciencia y seguir trabajando lo mejor posible. Las entradas próximas te interesarán. Saludos

    ResponderEliminar