¿Cómo está la tecnología transformando las clases y el trabajo en casa?

University of Cincinnati

La tecnología ha irrumpido en la aulas como una tormenta, con el 97% de los profesores con acceso, al menos, a una computadora desde 2009. De esos equipos, el 93% tiene acceso a Internet para uso de los estudiantes y el profesor. De hecho, la proporción de alumnos por ordenador en las escuelas es de 5,3 a uno. Se trata de un enorme aumento en las últimas dos décadas.

El impacto general de Tecnología en las Escuelas

Tanto los profesores como los estudiantes encuentran que la disponibilidad y uso de la tecnología están produciendo resultados positivos en el ambiente de aprendizaje. De los profesores, desde la enseñanza infantil hasta el bachillerato, el 74% dice que la tecnología les ha ayudado a reforzar y ampliar el contenido que están enseñando. El mismo porcentaje de estudiantes señalan que la tecnología es un factor de motivación en su proceso de aprendizaje. Casi dos tercios de los profesores dicen que el uso de la tecnología en el aula les permite demostrar algo que no son capaces de demostrar de una manera diferente. Sin embargo, sólo la mitad de los maestros indican que usan la tecnología para la planificación de lecciones en línea. Aproximadamente la mitad de todos los maestros permiten a los estudiantes acceder a juegos y actividades educativas basadas en la web para el aprendizaje en el aula.

Impacto de la Tecnología en el programa Advanced Placement (AP)  y en el Proyecto Nacional de Escritura (NWP)

La tecnología está siendo utilizada en el aula y produciendo una clara diferencia. De hecho, el 92% de los profesores de AP y del Proyecto Nacional de Escritura señalan que la posibilidad de acceder a Internet para buscar fácilmente contenidos de aprendizaje, recursos y materiales tiene un gran impacto en los alumnos. En los mismos grupos de profesores, el 73% también afirma que ellos, o sus estudiantes, utilizan dispositivos móviles para completar las tareas dentro del aula.

La escritura y la Tecnología

De acuerdo con la mayoría de los estudiantes y profesores, las tecnologías digitales permiten a los estudiantes compartir sus habilidades de escritura y trabajar con un público más amplio y más variado. De hecho, el 52% están muy de acuerdo con esa afirmación. Además, el 79% de los estudiantes de escritura están de acuerdo en que las herramientas tecnológicas fomentan una mayor colaboración con otros estudiantes. La tecnología digital también fomenta la creatividad de los estudiantes y la expresión personal, de acuerdo con el 78% de los estudiantes.

Según estudios recientes, los dispositivos móviles también tienen muchos beneficios en el aula. Estos beneficios incluyen la reducción de la cantidad de papel utilizado por los estudiantes, ayudan a los estudiantes ausentes a mantenerse al día con su trabajo. De hecho, las escuelas de los Estados Unidos compraron más de 3,5 millones de tabletas a finales de 2014. A finales de 2015, se proyecta que 45 estados estarán probando el uso de dispositivos electrónicos. Esto se debe, en parte, a la transición hacia el currículo básico común (denominado Common Core).

El cliché "hay una aplicación para eso", también se aplica a los estudiantes y las aulas. Algunas pruebas iniciales muestran que los estudiantes que utilizan aplicaciones funcionan mejor que los que hacen el aprendizaje con libros de texto tradicionales. Las aplicaciones también están disponibles para los teléfonos inteligentes y tabletas que ayudan a realizar un seguimiento de los progresos en las tareas y proyectos.

Casi un tercio de los estudiantes encuestados señalaron haber usado una tableta para hacer la tarea, mientras que el 65% informó del uso de un ordenador portátil para hacer la actividad en casa. Por otra parte, el 39% de los alumnos de 14 años de edad señalaron haber usado un teléfono inteligente para completar sus tareas escolares: el 42% de los alumnos de 6º grado y el 57% de los estudiantes de 8º grado.

La tecnología también está cambiando la forma en la que los estudiantes y los maestros reciben, procesan y utilizan la información para cumplir con las metas y los estándares de aprendizaje. En lugar de escuchar una clase tradicional en la escuela y luego hacer la tarea para completar una actividad basada en la misma, el proceso está ahora cambiando. Los estudiantes observan una conferencia en un vídeo corto como su tarea. Luego vienen a clase y obtienen ayuda con proyectos o actividades, o realizan un examen. Para los estudiantes que tienen dificultades con el aprendizaje, este nuevo proceso les permite aprender realmente información, no simplemente memorizarla.

Conexiones de la tecnología

Otro de los beneficios de la tecnología en el aula es que los padres pueden estar más involucrados. Muchas escuelas tienen un sistema de gestión de interfaz o de aprendizaje que permite a los padres ver las tareas y el progreso de su propio hijo. Las redes sociales también pueden ayudar a los estudiantes a "pensar fuera de la caja" cuando se trata del aprendizaje. Muchos maestros también han dejado que sus estudiantes diseñaran su propia tarea y los más involucrados con la ayuda de la tecnología.

Con la tecnología cambiando todos los días, hay más y más modos en que se puede ayudar a los estudiantes y profesores, tanto dentro como fuera del aula.



University of Cincinnati Online

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada