Alumnos con rendimiento excelente en PISA: ¿quo vadis España?


Hace pocos días se publicó el último informe derivado de la base de datos general de PISA: PISA in FOCUS 31 y tiene, para quien escribe este blog, un enorme interés, pues se centra en los alumnos de alto rendimiento. Ya sabemos que rendimiento y capacidad no son sinónimos y que, lamentablemente, no van siempre de la mano, pero es cierto también que los alumnos con alto rendimiento suelen ser alumnos con alta capacidad, diversa capacidad, pero generalmente alta. Claro que en este grupo no están todos los que son, aunque me atrevería a decir que son todos los que están. Vamos con el informe.

Este llama all-rounders a aquéllos alumnos que en las tres materias (dominios) que se evalúan (Comprensión Lectora, Matemáticas y Ciencias) se sitúan en los niveles 5 y 6 de las escalas de rendimiento.

En el conjunto de los países de la OCDE estos alumnos representan un 4%, dato que refleja que obtener rendimientos altos en todos los dominios no es tarea menor, pero también es un dato que por ser global enmascara mucho la realidad. Más adelante lo desmenuzaré al hilo del informe.


¿Qué países son los que tienen un mayor número de alumnos en estos niveles? Australia, Finlandia, Hong Kong-China, Japón, Nueva Zelanda, Shanghai-China y Singapore. ¿Nos resulta familiar?

Señala el informe algo en lo que vengo insistiendo desde hace años respecto a la importancia de detectar el potencial para estimularlo al máximo y así lograr un adecuado desarrollo del talento: "la rápida demanda de trabajadores altamente cualificados ha llevado a una competición global por el talento. Las destrezas de alto nivel son críticas para lograr nuevos conocimientos y tecnologías y para promover la innovación; de este modo, son claves para el crecimiento económico y el desarrollo social. Considerar a los estudiantes que rinden de modo excelente en las tres materias evaluadas permitirá a los países estimar la amplitud de su talent pool".

Como recordaréis lo seguidores de este blog, las implicaciones de la promoción del talento para el desarrollo social han sido objeto de consideración en numerosas ocasiones (ver la sección de publicaciones on-line del blog o este enlace para una breve introducción).


El gráfico superior señala los porcentajes de alumnos que obtienen rendimientos altos en cada materia y en el conjunto. Como ya indicaba más arriba, solo el 4.1% rinden en todo de manera excelente y nada menos que un 83.7% no llegan a este nivel en ninguna de las materias. Es un dato destacable también que, como promedio, al menos el 16.3% de los alumnos tienen alto rendimiento en, al menos, una materia.

Nos interesa, de todos modos, conocer la respuesta a la pregunta: ¿dónde están los alumnos que mejor rinden? Naturalmente el informe se lo pregunta y lo calcula expresándolo con gran claridad en el gráfico que vemos más abajo.

En él se representa el porcentaje de alumnos con rendimiento excelente en las tres materias en cada uno de los países. Hay que entender que la media global de un país no indica necesariamente el porcentaje de alumnos en el nivel superior. En efecto, pueden tener diversos porcentajes de alumnos con rendimiento excelente en las tres materias. Entendido esto, el gráfico nos está indicando la capacidad de cada sistema educativo para "producir" un determinado número de alumnos con rendimiento excelente (5 ó 6, como va dicho).

Porcentaje de alumnos con alto rendimiento en las tres materias evaluadas por PISA en los distintos países
Es preocupante ver la posición de España en esta tabla y la distancia que nos separa incluso de la media de la OCDE, no digamos de los países de cabeza. Pero no me llama la atención ya que si no identificamos a los alumnos más capaces y tenemos un sistema obsesivamente ocupado del alumno medio, ¿qué podemos esperar? ¿Habrá que repetir que el talento que no se cultiva se pierde? Ya he ofrecido datos al respecto de este asunto meses atrás, en los que se veía la distancia entre nuestro país y otros respecto al número de alumnos en los niveles superiores (ver el enlace que ofrezco más abajo).

"Mientras que alumnos de alto rendimiento en todas las materias se pueden encontrar en muchos países y economías, la proporción de estos estudiantes varía considerablemente entre los sistemas escolares. Entre el 8% y el 10% de los estudiantes de 15 años en Australia, Finlandia, Hong Kong-China, Japón y Nueva  Zelanda son all-rounders, y las proporciones son aún mayores en Shanghai-China (14,6%) y Singapur (12,3%). Por el contrario, menos del 1% de los estudiantes en Chile, México, Turquía y otros 21 países de diversas economías tienen alumnos de este tipo".
 
"El resultado final: Para satisfacer la creciente demanda de competencias de alto nivel en
economías basadas en el conocimiento del siglo 21, los sistemas escolares tienen que aumentar  la proporción de los estudiantes que son los mejores. Como muestran los
resultados de PISA, los países que tienen un rendimiento promedio similar no son igualmente capaces de promover alumnos de alto rendimiento en todas las materias". Este es un aspecto muy importante, como acabo de señalar más arriba. ¿Podríamos tener una media modesta y ser capaces de promover a los más capaces? Desde luego, pero no es el caso.

He señalado con reiteración en este medio y en otros que el sistema educativo tiene que tomarse en serio el desarrollo del talento, identificando las capacidades de los alumnos (que no olvidemos que son potenciales) y desarrollándolas de manera óptima. Sabemos como hacerlo, sobran medios para ello. Lo que quizá sobran también son prejuicios -infundados casi siempre- para decidirse a centrar la escuela en lo que le es propio: favorecer el crecimiento de TODAS las personas.

A los interesados en esta temática les recomiendo las entradas sobre PISA de este blog, en particular aquélla que titulé: Rendimiento de los alumnos españoles en PISA, ¿cuestión de talento?, o la entrada sobre el informe Transforma Talento,  o los estupendos informes que nos ofrece el INEE en su sección sobre PISA, sin olvidar los números de PISA in FOCUS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada